CONSERVANDO LOS RESTOS II: HISTORIA DE LAS HEREJÍAS EN LA IGLESIA

Primera entrega

 

art02_img_03

 

Hilaire Belloc

LAS GRANDES HEREJÍAS

¿Qué es una herejía y cuál es la importancia histórica de ella?

 

Al igual que la mayoría de las palabras, “herejía” se utiliza modernamente tanto de un modo vago como diverso. Sigue leyendo

RADIO CRISTIANDAD: EL ASEDIO ENEMIGO

¡ATENCIÓN PADRES, NIÑOS EN INTERNET!

Cuando nuestros hijos se sientan frente a la computadora se abre para ellos un mundo con infinidad de oportunidades; muchas buenas, para aprender, y otras para nada benignas, sino más bien nocivas y con cuotas extras de veneno para sus almas, para sus mentes, para sus conductas y hasta para las relaciones que tienen que desarrollar con pares o con adultos.

Es por esto que presentamos esta noticia sobre el gran peligro al que exponemos a nuestros pequeños cuando los dejamos solos y sin supervisión de sus padres. Porque quedan expuestos a quienes, de manera muy astuta, saben mezclar lo que en apariencias es un dibujo animado o un juego inocente con mensajes de alto grado de impureza, violencia, con contenidos inquietantes y hasta que pueden traumatizar.

Padres: tratemos de formar a nuestros niños con una buena lectura, con una sana película, con música que eleve el alma, que ponga los sentidos a trabajar en cosas bellas; tratemos de formar hombres pensantes, con criterio, con una fe fuerte que los ayude a poder enfrentarse a este mundo que sólo busca perderlos en los placeres, en las facilidades, la inercia, el letargo; en fin, mundo, demonio y carne buscando hacer perder lo más preciado que tienen, que es su alma.

Sigue leyendo

MODELOS DE VIDA Y ESPERANZA EN LA GLORIA

coronacic3b3n-de-la-virgen-fra-angc3a9lico

Hoy nos encomendamos a:

SAN VÍCTOR DE MARSELLA,
MÁRTIR (¿290? p.c.)

Sigue leyendo

APOSTASÍA A FLOR DE PIEL

San Bonifacio, precursor del dialogo interreligioso, practicando el ecumenismo con un hacha…¡Ora Pro nobis..!

¿ Qué diría si viese esto que sigue a continuación?

Superior jesuita “P.” Arturo Sosa visita el Templo Budista

“P. Arturo Sosa, SJ, es el actual Superior General de los jesuitas apóstatas. Recientemente hizo titulares para negar la existencia de Satanás y para cuestionar la confiabilidad de los relatos evangélicos de las palabras de nuestro Señor.

Del 14 al 17 de julio de 2017, el Sr. Sosa visitó el Reino de Camboya, una nación asiática donde la mayoría de la población es budista. El propósito de su viaje era visitar las “misiones” allí, aunque probablemente se pueda imaginar que cuando los jesuitas hablan de “actividad misionera”, tienen en mente cualquier cosa menos la conversión de la gente al catolicismo.

Esto fue evidente en el sermón que dio el 15 de julio, en el que habló de “ver las cosas de una nueva manera” como la clave de la “paz” y la “reconciliación”:

Este es uno de esos sermones típicos del denominador común más bajo en el que, aunque se menciona la “fe”, sólo se invoca para facilitar la entrega de un mensaje que es esencialmente horizontal, que se ocupa principalmente del mundo temporal. En esta visión del mundo, la fe no es la condición indispensable para la salvación, sin la cual es imposible agradar a Dios (véase Heb 11,6), y por lo cual queremos compartir con otros (Mc 16,16). ). Más bien, se convierte en una herramienta para facilitar un humanitarismo naturalista que sólo busca la felicidad temporal del hombre (comida, ropa, vivienda, educación) y, a tal fin, promueve la cooperación interreligiosa sobre la base de un denominador de “fe” Desciende aún más hacia el relativismo religioso, el indiferentismo y el agnosticismo.

¿No lo crees? Eche un vistazo al mensaje que Sosa lanzó al final de su viaje, dirigido a sus nuevos amigos budistas:

Sigue leyendo

LA ARMADURA DE DIOS

LA FAMILIA

SEGÚN EL DERECHO NATURAL Y CRISTIANO

CARDENAL DON ISIDRO GOMÁ Y TOMÁS

ARZOBISPO DE TOLEDO — PRIMADO DE ESPAÑA

CAPÍTULO II

LA SOCIEDAD CONYUGAL

CAUSA – ESENCIA – FINES DEL MATRIMONIO

Este sacramento es grande; mas yo digo en Cristo y en la Iglesia

(Efesios, 5, 32)

La familia es una sociedad de derecho natural, integrada por tres sociedades elementales, también de orden natural: la sociedad conyugal, constituida por los esposos; la paternal o filial, que es la de padres e hijos; y la heril, que es la de la familia propiamente dicha con la servidumbre.

Entremos en el análisis de estas sociedades, empezando por la conyugal, o matrimonio, fundamento de la familia.

No nos empeñaremos en una disquisición de carácter filosófico o apologético sobre la sociedad conyugal o sobre las doctrinas inventadas por el espíritu anticristiano para combatir este sagrado fundamento de toda sociedad. Sigue leyendo

MODELOS DE VIDA Y ESPERANZA EN LA GLORIA

coronacic3b3n-de-la-virgen-fra-angc3a9lico

Hoy nos encomendamos a:

SAN GERÓNIMO EMILIANI O EMILIANO. CONFESOR

Sigue leyendo

RADIO CRISTIANDAD: CONSERVANDO LOS RESTOS I

EN LA ESCUELA DE SANTO TOMÁS

EPÍSTOLA ENCÍCLICA

ÆTERNI PATRIS

DEL SUMO PONTÍFICE LEÓN XIII

SOBRE LA RESTAURACIÓN DE LA FILOSOFÍA CRISTIANA

CONFORME A LA DOCTRINA DE SANTO TOMÁS DE AQUINO

Venerables Hermanos:

Salud y bendición apostólica.

El Hijo Unigénito del Eterno Padre, que apareció sobre la tierra para traer al humano linaje la salvación y la luz de la divina sabiduría, hizo ciertamente un grande y admirable beneficio al mundo cuando, habiendo de subir nuevamente a los cielos, mandó a los apóstoles que «fuesen a enseñar a todas las gentes» (Mt 28, 19), y dejó a la Iglesia por Él fundada por común y suprema maestra de los pueblos.

Pues los hombres, a quien la verdad había libertado, debían ser conservados por la verdad; ni hubieran durado por largo tiempo los frutos de las celestiales doctrinas, por los que adquirió el hombre la salud, si Cristo Nuestro Señor no hubiese constituido un magisterio perenne para instruir los entendimientos en la fe.

Pero la Iglesia, ora animada con las promesas de su divino autor, ora imitando su caridad, de tal suerte cumplió sus preceptos, que tuvo siempre por mira y fue su principal deseo enseñar la religión y luchar perpetuamente con los errores.

A esto tienden los diligentes trabajos de cada uno de los Obispos, a esto las leyes y decretos promulgados de los Concilios y en especial la cotidiana solicitud de los Romanos Pontífices, a quienes, como a sucesores en el primado del bienaventurado Pedro, Príncipe de los Apóstoles, pertenecen el derecho y la obligación de enseñar y confirmar a sus hermanos en la fe.

Pero como, según el aviso del Apóstol, «por la filosofía y la vana falacia» (Col 2, 18) suelen ser engañadas las mentes de los fieles cristianos y es corrompida la sinceridad de la fe en los hombres, los supremos pastores de la Iglesia siempre juzgaron ser también propio de su misión promover con todas sus fuerzas las ciencias que merecen tal nombre, y a la vez proveer con singular vigilancia para que las ciencias humanas se enseñasen en todas partes según la regla de la fe católica, y en especial la filosofía, de la cual sin duda depende en gran parte la recta enseñanza de las demás ciencias.

Sigue leyendo