MONJITAS CONCILIARES: Las “divertidas” Hermanas Comunicadoras Eucarísticas del Padre Celestial

Si usted creía haber visto todo, pues le tenemos malas noticias, siempre hay algo peor.

“Un árbol bueno no puede dar frutos malos, ni un árbol malo darlos buenos. Todo árbol que no dé buen fruto será cortado y echado al fuego. Por sus frutos, pues, lo podéis reconocer. No todo aquel que me dice: ¡Señor, Señor! entrará por eso en el reino de los cielos; sino el que hace la voluntad de mi Padre celestial, ése es el que entrará en el reino de los cielos”…

La comunidad de monjas que usa Internet y la música para llevar a Dios a todo el mundo

hqdefault (2)

“Y yo le canto, y yo le danzo y le doy mi corazón. Mis alegrías, mis trabajos, yo le entrego todo le que soy”.
Como ven, no son una comunidad de monjas cualquiera. Difunden el Evangelio a través de los nuevos medios de comunicación y usan la música como vehículo principal. 
Son las Hermanas Comunicadoras Eucarísticas del Padre Celestial y viven en Cali, Colombia. Fueron fundadas por el Padre Antonio Lootens, de Bélgica, y la Madre Gabriela del Amor, de Colombia hace poco más de una década.
cantando2
HERMANA NATASHA
“Es algo que nace también de nuestros fundadores, fueron inspirados por el Papa Juan Pablo II cuando decía que tenía que haber personas dedicadas a evangelizar en los medios de comunicación, precisamente por la fuerza que tiene esto para llegar a las almas. El Padre Antonio nos decía que hoy en día las personas ya no leen libros, están en otro ámbito, están en el mundo de las comunicaciones. Y la gente toma de este mundo sus conceptos, sus razones para vivir. Y es ahí cuando el Papa nos recalca que en estos medios debe estar el Evangelio, debe estar Cristo”.

Sigue leyendo

24 DE MAYO- MARÍA AUXILIADORA

40069731

El primero que llamó a la Virgen María con el título de “Auxiliadora” fue San Juan Crisóstomo, en Constantinopla en al año 345, el dice: ” Tú, María, eres auxilio potentísimo de Dios”.

San Juan Damasceno en el año 749 fue el primero en propagar la jaculatoria: “María Auxiliadora, rogad por nosotros”. Y repite: la Virgen es “auxiliadora para evitar males y peligros y auxiliadora para conseguir la salvación”.

En el año 1572, el Papa San Pío V ordenó que en todo el mundo católico se rezara en las letanías la advocación “María Auxiliadora, rogad, por nosotros”, porque en ese año Nuestra Señora libró prodigiosamente en la batalla de Lepanto a toda la cristiandad que venía a ser destruida por un ejército mahometano de 282 barcos y 88.000 soldados.

Sigue leyendo

11 DE FEBRERO- APARICIÓN DE LA INMACULADA EN LOURDES

El 8 de Diciembre de 1854, Pío IX proclamaba el dogma de la Inmaculada Concepción de María. Cuatro años más tarde la Santísima Virgen venía a confirmar dicha proclamación en sus reiteradas apariciones que hizo a la humilde Bernardita, en la gruta de Lourdes al decirle: ” Yo soy la Inmaculada Concepción”. En el oficio y misa de este día, que Pío X extendió a toda la Iglesia, se glorifican la grandeza de este misterio y los innumerables favores otorgados por María en ese lugar de bendición.

mb-lourdes_www-filipini-vernet-plLA FUENTE

Una misteriosa conversación se advierte entre la Reina de los Cielos y la humilde pastorcita de la tierra, no desdeñando aquella comunicar a ésta un tercer secreto.

Y ahora, añadió la Virgen después de una pausa, ve a beber y lavarte en la fuente y come la yerba que brota junto a ella. Bernardita se quedó en suspenso al oír la palabra fuente, y sin apartar los ojos de la Virgen, se dirigió hacia el río, pues por aquellos parajes no había más agua que la que arrastraba el Gave a algunos pasos de las rocas.

Sigue leyendo

REYNALDO- Dios dirige los pasos del hombre…

“En tiempos neblinosos no se toman decisiones”

DORE MOISES

Escribiéndoles a los corintios y haciendo referencia a las historias del Antiguo Testamento en relación con el pueblo de Israel, el Apóstol San Pablo les dijo en I Corintios 10: 6 que “estas cosas sucedieron como figuras para nosotros”;  y prolonga la idea en el versículo 11, donde a la letra leemos que “todo esto fue escrito para amonestación de nosotros para quienes ha venido el fin de las edades”.

Por consiguiente, cuando meditamos en las distintas etapas del paso de Israel por el Mar Rojo, de su peregrinación en el desierto, de sus quejas, sus caídas, sus alabanzas, su desobediencia, etc., podemos buscar siempre una enseñanza que tiene que ver con nuestra vida espiritual.

Sigue leyendo

ANTONIO ROYO MARÍN- TEOLOGÍA MORAL PARA SEGLARES

LOS DEBERES FAMILIARES

LOS HIJOS

Correlativos a los deberes y derechos de los padres existen los derechos y deberes de los hijos.

Los principales deberes de los hijos para con sus padres son cuatro. Tres de suyo o per se: amor, reverencia o respeto y obediencia; y uno circunstancialmente o per accidens: ayuda material cuando la necesiten.

Estos servicios son debidos a los padres, respectivamente, por razón de habernos dado el ser, por su preeminencia, por su régimen y por razón de la necesidad.

El primero es un deber de amor natural y de caridad; el segundo y el tercero corresponden formalmente a la virtud de la piedad; el cuarto recoge todos los motivos y fundamentos anteriores.

Vamos a examinar cada uno de estos deberes en particular.

Sigue leyendo

Padre Juan Carlos Ceriani: SERMÓN DE LA DOMÍNICA 10ª DE PENTECOSTÉS

Sermones-Ceriani

DÉCIMO DOMINGO DESPUÉS DE PENTECOSTÉS

Y dijo también esta parábola a unos que confiaban en sí mismos, como si fuesen justos, y despreciaban a los otros. Dos hombres subieron al templo a orar: el uno fariseo y el otro publicano. El fariseo, estando en pie, oraba en su interior de esta manera: Dios, gracias te doy porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, así como este publicano. Ayuno dos veces en la semana, doy diezmos de todo lo que poseo. Mas el publicano, estando lejos, no osaba ni aun alzar los ojos al cielo, sino que hería su pecho diciendo: Dios, muéstrate propicio a mí, pecador. Os digo que éste, y no aquél, descendió justificado a su casa; porque todo hombre que se ensalza, será humillado, y el que se humilla, será ensalzado.

Tenemos que meditar esta parábola, dirigida contra aquellos que confiaban en sí mismos, como si fuesen justos, y despreciaban a los otros, es decir, contra los soberbios.

Enseña San Gregorio Magno que de cuatro maneras suele demostrarse la hinchazón con que se da a conocer la arrogancia:

Primero, cuando cada uno cree que lo bueno que posee nace exclusivamente de sí mismo.

Luego, cuando uno, convencido de que se le ha dado la gracia de lo alto, cree haberla recibido por los propios méritos.

En tercer lugar, cuando se jacta uno de tener lo que no tiene.

Finalmente, cuando se desprecia a los demás, queriendo aparecer como que se tiene lo que aquéllos desean.

Así se atribuye a sí mismo el fariseo los méritos de sus buenas obras.

+++

El Evangelista señala tres características de los fariseos: confiar en sí mismo, creerse justo, despreciar a los otros.

Sigue leyendo

Padre Juan Carlos Ceriani: SERMÓN DE LA FESTIVIDAD DE SANTA ANA

Sermones-Ceriani

 SANTA ANA

MADRE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

(prima sobre la domínica 9ª de Pentecostés)

No se puede formar una idea más sublime ni más cabal del extraordinario mérito, de las heroicas virtudes y de la sublime santidad de Santa Ana que proclamándola madre de la Madre de Dios.

En efecto, esta augusta cualidad comprende todos los honores, excede todos los elogios.

Y así como el mismo Espíritu Santo no pudo proclamar cosa mayor de María que decir que de Ella nació Jesús, del mismo modo no es posible dar elogio más glorioso de Santa Ana que afirmar que de Ella nació María, la Madre de Jesús.

Santa Ana nació, muy probablemente, en Belén. Descendía, por línea materna, de la raza sacerdotal de Aarón, pues es creencia común que su padre pertenecía, como San Joaquín, a la familia real de David.

Es doctrina general entre los teólogos que Nuestro Señor otorgó a Santa Ana el mismo favor que al Profeta Jeremías, a San Juan Bautista y probablemente a San José, es a saber, ser santificada en el seno materno.

La bienaventurada niña recibió en su nacimiento el nombre de Ana, que significa gracia o misericordia; nombre muy a propósito para la que estaba destinada a ser madre de aquella a quien el Ángel había de llamar llena de gracia.

Sigue leyendo