PARA SANTIFICAR EL DOMINGO

PARA AQUELLOS QUE NO TIENEN LA POSIBILIDAD DE ASISTIR A LA SANTA MISA

Recordamos a nuestros queridos lectores la posibilidad santificar el día Domingo a través de Nuestro Blog.

En la parte superior del mismo se encuentra una pestaña o página donde están los diferentes medios para realizar la Santificación del Día Domingo o Fiestas de Precepto, además de contar con los Sermones de los Queridos Padres: Juan Carlos Ceriani y  Basilio Méramo.

A continuación, los propios del:

DOMINGO DE QUINCUAGÉSIMA

quincuagc3a9sima

ORNAMENTOS  MORADOS

Introito

Sé para mí un Dios protector y un alcázar de refugio para ponerme a salvo; porque Tú eres mi fortaleza y mi asilo; y en atención a tu Nombre será mi guía y me sustentaré. Oh Señor, en Ti tengo puesta mi esperanza; no seré para siempre confundido; sálvame, pues eres justo, y libérame. Gloria al Padre…

Sigue leyendo

SAN ALFONSO MARÍA DE LIGORIO- VERDADES FUNDAMENTALES

LA MUERTE DEL JUSTO

justoExpone SAN BERNARDO que la muerte de los justos se llama preciosa «porque es el fin del dolor y la puerta de la vida». La muerte para los Santos es un premio porque acaba con sus sufrimientos, con sus pasiones, con sus luchas y con el temor de perder a Dios.

Aquel: parte ya, que tanto atormenta a los mundanos, no atormenta a los Santos porque para ellos no es ningún dolor tener que dejar los bienes de la tierra puesto que Dios fue siempre su única riqueza ni dejar los honores que siempre despreciaron: ni despedirse de los parientes, porque los amaron en Dios: y así como en la vida decían: ¡ Dios mío y todas mis cosas!, con mucha mayor alegría lo repetirán en la hora de la muerte.

Sigue leyendo

Exposición Dogmática: El Tiempo de Septuagésima

tiempo-septuagesima

“El Año Litúrgico”

Dom Gueranger

CAPÍTULO I

HISTORIA DEL TIEMPO DE SEPTUAGÉSIMA

Su Importancia 
El tiempo de Septuagésima abarca las tres semanas que preceden inmediatamente a la Cuaresma. Constituye una de las principales divisiones del Año Litúrgico, y se desarrolla en tres secciones semanales, de las que la primera se llama propiamente Septuagésima, la segunda Sexagésima y la tercera Quincuagésima.
Es evidente que estos nombres expresan mera relación numérica con la palabra Cuadragésima de la que se deriva la palabra española Cuaresma. Ahora bien, la palabra Cuadragésima señala la serie de cuarenta días que hay que recorrer para llegar a la solemnidad de la Pascua. Las “palabras Quincuagésima, Sexagésima y Septuagésima nos anuncian la misma solemnidad en una lejanía más acentuada; mas no por eso la Pascua deja de ser el gran asunto que empieza a considerar la Santa Madre Iglesia y que ésta propone a sus hijos como fin a que desde luego han de enderezar todos sus deseos y esfuerzos.
Exige, pues, la Pascua como preparación cuarenta días de recogimiento y penitencia; este tiempo es la palanca más potente de que echa mano la Iglesia para remover en el corazón y en el espíritu de los fieles el vivo sentimiento de su vocación. Asunto de capital importancia para ellos es no dejar que este período de gracias transcurra sin provecho en el mejoramiento, en la renovación de toda su vida. Era, por tanto, conveniente disponerlos a este tiempo de salud, ya de suyo una preparación, a fin de que, amortiguándose poco a poco en sus corazones las algazaras mundanales, escuchasen con atención el grave aviso que la misma Iglesia les dará al imponerles la ceniza en la cabeza.
Origen
La historia de la Septuagésima se halla íntimamente ligada con la de Cuaresma. En efecto, en pleno siglo v, la Cuaresma comenzaba el domingo VI antes de Pascua (actual domingo I de Cuaresma), y comprendía los cuarenta días finalizados el Jueves Santo, considerado en la antigüedad cristiana como el primer día del Misterio Pascual. No se ayunaba el domingo; y, por consiguiente, no había, hablando con exactitud, más que 34 días de ayuno efectivo (.36 con el Viernes y Sábado Santo). El deseo de imitar el ayuno del Señor, indujo a algunas almas más fervorosas a comenzarle algunos días antes.
Quincuagésima
Vemos aparecer por primera vez esta observancia completa en el siglo V. San Máximo de Turín, en su Sermón 26 predicado hacia el año 451, la reprueba y advierte que la Cuaresma empieza el domingo de Cuadragésima; pero en el Sermón 36 del año 465 la autoriza, considerándola muy generalizada entre los fieles.
En el siglo VI escribe San Cesáreo de Arlés, en su Regla a las Vírgenes, que se ha de empezar el ayuno una semana antes de la. Cuaresma. Desde entonces, pues, existe la Quincuagésima, al menos en los monasterios. El primer concilio de Orleans, celebrado el año 511, ordena que antes de Pascua observen los fieles la Cuadragésima y no la Quincuagésima, a fin de “mantener, dice el canon 26, la unidad de los usos”. Los concilios de Orange, de 511 y 541 respectivamente, censuran el mismo abuso y prohiben ayunar antes de Cuadragésima. Hacia el año 520 señala el autor del Líber Pontificalis la costumbre de anticipar una semana la Cuaresma; mas parece que esta costumbre estaba aún poco extendida.
Sexagésima
Pronto se amplió el período consagrado al ayuno, y una nueva semana vino a sumarse a la Quincuagésima. Hallamos menclonada por primera vez la Sexagésima en la Regla de San Cesáreo para Monjes, antes de 542. El IV concilio de Orleans, en 541, la menciona en son de defensa del ayuno anticipado.

Sigue leyendo

SERMONES DESDE LA INHÓSPITA TRINCHERA

sermones-desde-la-inhospita-trinchera-1

Llevamos a nuestros lectores SERMONES DESDE LA INHÓSPITA TRINCHERA del estimado P. Juan Carlos Ceriani SERMÓN DE LA DOMINICA DE SEXAGÉSIMA – 2017

Escuchar Audio Mp3

Descargar Audio Mp3

https://ar.ivoox.com/es/player_ej_17098862_4_1.html?c1=ff6600

PARA SANTIFICAR EL DOMINGO

PARA AQUELLOS QUE NO TIENEN LA POSIBILIDAD DE ASISTIR A LA SANTA MISA

Recordamos a nuestros queridos lectores la posibilidad santificar el día Domingo a través de Nuestro Blog.

En la parte superior del mismo se encuentra una pestaña o página donde están los diferentes medios para realizar la Santificación del Día Domingo o Fiestas de Precepto, además de contar con los Sermones de los Queridos Padres: Juan Carlos Ceriani y  Basilio Méramo.

A continuación, los propios del:

DOMINGO DE SEXAGÉSIMA

sexagc3a9sima

ORNAMENTOS  MORADOS

Introito

Levántate, oh Señor, ¿por qué haces como que duermes? Levántate, y no nos deseches para siempre. ¿Cómo es que retiras de nosotros tu rostro, y te olvidas de nuestra tribulación? Estamos pegados con nuestro pecho al suelo. Levántate, oh Señor, socórrenos y líbranos. Oh Dios, por nuestros oídos hemos oído; nuestros padres nos han contado tus maravillas.

Sigue leyendo

SERMONES DESDE LA INHÓSPITA TRINCHERA

sermones-desde-la-inhospita-trinchera-1

Llevamos a nuestros lectores SERMONES DESDE LA INHÓSPITA TRINCHERA del estimado P. Juan Carlos Ceriani SERMÓN DE LA DOMINICA DE SEPTUAGÉSIMA – 2017

Escuchar Audio Mp3

Descargar Audio Mp3

https://ar.ivoox.com/es/player_ej_16961707_4_1.html?c1=ff6600

PARA SANTIFICAR EL DOMINGO

PARA AQUELLOS QUE NO TIENEN LA POSIBILIDAD DE ASISTIR A LA SANTA MISA

Recordamos a nuestros queridos lectores la posibilidad santificar el día Domingo a través de Nuestro Blog.

En la parte superior del mismo se encuentra una pestaña o página donde están los diferentes medios para realizar la Santificación del Día Domingo o Fiestas de Precepto, además de contar con los Sermones de los Queridos Padres: Juan Carlos Ceriani y  Basilio Méramo.

A continuación, los propios del:

DOMINGO DE SEPTUAGÉSIMA

 domingo-de-septuagc3a9sima-1

ORNAMENTOS  MORADOS

Introito

Me cercaron dolores de muerte; me rodearon dolores de infierno. Mas en medio de mi tribulación, invoqué al Señor, el cual desde su santo templo escuchó benigno mis voces. Salmo: Te amaré a Ti, Señor, mi fortaleza. El Señor es mi firme apoyo, mi asilo y mi libertador. Gloria al Padre… Me cercaron…

Sigue leyendo