EL CRISTIANISMO EN LOS CANTARES POPULARES

CONTEMPLATIVOS EN LA ACCIÓN

Esta poesía popular viene de la España del Siglo de Oro; y en esa tradición hispano-católica encontramos el fondo mismo del alma nacional, que muy poco debe al barbarismo precolombino, tan reivindicado por los revolucionarios.

Los Cantares son trasunto del alma española de la época colonial; todos ellos revelan una tradición poética nacida al arrullo del romance clásico, que los soldados y misioneros de la España grande de los siglos XVI y XVII trajeron al Nuevo Mundo.

El deber de la hora actual es salvar esa cultura y reanudarla.

Por esta razón, entregamos al pensamiento católico estos florilegios, con el deseo de que muchos jóvenes recojan este tesoro poético, y reanuden la honrosa tradición de cultura bruscamente interrumpida por la irrupción de una civilización tan brutalmente material que ha olvidado el significado esencial de la vida cristiana, e incluso ya de la simplemente humana.

PUES NOS DISTE ESTA SEÑAL

La cruz del milagro corrientes 2

Pues nos diste esta señal

de paz, defensa y amor,

por la Santa Cruz Señor

líbranos de todo mal.

 

La Madre del Redentor

a tus plantas se sentó

y de allí manifestó

a su hijo todo su amor

por la Santa Cruz Señor

líbranos de todo mal. Continuar leyendo “EL CRISTIANISMO EN LOS CANTARES POPULARES”

EL CRISTIANISMO EN LOS CANTARES POPULARES

CONTEMPLATIVOS EN LA ACCIÓN

Esta poesía popular viene de la España del Siglo de Oro; y en esa tradición hispano-católica encontramos el fondo mismo del alma nacional, que muy poco debe al barbarismo precolombino, tan reivindicado por los revolucionarios.

Los Cantares son trasunto del alma española de la época colonial; todos ellos revelan una tradición poética nacida al arrullo del romance clásico, que los soldados y misioneros de la España grande de los siglos XVI y XVII trajeron al Nuevo Mundo.

El deber de la hora actual es salvar esa cultura y reanudarla.

Por esta razón, entregamos al pensamiento católico estos florilegios, con el deseo de que muchos jóvenes recojan este tesoro poético, y reanuden la honrosa tradición de cultura bruscamente interrumpida por la irrupción de una civilización tan brutalmente material que ha olvidado el significado esencial de la vida cristiana, e incluso ya de la simplemente humana.

VENGO HINCADO DE RODILLAS

Vengo hincado de rodillas

delante del Sacramento,

como el sediento a la fuente,

como al médico el enfermo.

Quisiera tener, Señor,

un Altar dentro de mi pecho

relicario de mi alma

para aposentarte adentro Continuar leyendo “EL CRISTIANISMO EN LOS CANTARES POPULARES”

EL CRISTIANISMO EN LOS CANTARES POPULARES

CONTEMPLATIVOS EN LA ACCIÓN

Esta poesía popular viene de la España del Siglo de Oro; y en esa tradición hispano-católica encontramos el fondo mismo del alma nacional, que muy poco debe al barbarismo precolombino, tan reivindicado por los revolucionarios.

Los Cantares son trasunto del alma española de la época colonial; todos ellos revelan una tradición poética nacida al arrullo del romance clásico, que los soldados y misioneros de la España grande de los siglos XVI y XVII trajeron al Nuevo Mundo.

El deber de la hora actual es salvar esa cultura y reanudarla.

Por esta razón, entregamos al pensamiento católico estos florilegios, con el deseo de que muchos jóvenes recojan este tesoro poético, y reanuden la honrosa tradición de cultura bruscamente interrumpida por la irrupción de una civilización tan brutalmente material que ha olvidado el significado esencial de la vida cristiana, e incluso ya de la simplemente humana.

QUE TIEMPOS TAN DESGRACIADOS

¡Qué tiempos, tan desgraciados!
vidas tan sin esperanzas,
con tantas revoluciones
sólo el que muere descansa.

Ya no hay Rey, ya no Hay corona,
no hay hombre que nos defienda,
nadie es dueño de su hacienda;
y las milicias de ahora
según lo veo a cada hora,
todo, todo han sublevado.
No hay oficial, no hay soldado
Que se quiera persignar
Hasta a Dios quieren negar,
¡Qué tiempos tan desgraciados! Continuar leyendo “EL CRISTIANISMO EN LOS CANTARES POPULARES”

EL CRISTIANISMO EN LOS CANTARES POPULARES

CONTEMPLATIVOS EN LA ACCIÓN

Esta poesía popular viene de la España del Siglo de Oro; y en esa tradición hispano-católica encontramos el fondo mismo del alma nacional, que muy poco debe al barbarismo precolombino, tan reivindicado por los revolucionarios.

Los Cantares son trasunto del alma española de la época colonial; todos ellos revelan una tradición poética nacida al arrullo del romance clásico, que los soldados y misioneros de la España grande de los siglos XVI y XVII trajeron al Nuevo Mundo.

El deber de la hora actual es salvar esa cultura y reanudarla.

Por esta razón, entregamos al pensamiento católico estos florilegios, con el deseo de que muchos jóvenes recojan este tesoro poético, y reanuden la honrosa tradición de cultura bruscamente interrumpida por la irrupción de una civilización tan brutalmente material que ha olvidado el significado esencial de la vida cristiana, e incluso ya de la simplemente humana.

OH, SAN JOSE

62cc4ca5ea4ee741f315246d035c1a26

 

Oh, San José,

guardián del Redentor

patriarca en el cielo

eres digno de ser

mi dulce protector,

mi padre y mi modelo

Joaquín y Ana os dieron

a su hija por esposa.

la más Santa y hermosa

del mundo terrenal

¡Oh, cuán dichosos fueron

tener un yerno tal! Continuar leyendo “EL CRISTIANISMO EN LOS CANTARES POPULARES”

EL CRISTIANISMO EN LOS CANTARES POPULARES

CONTEMPLATIVOS EN LA ACCIÓN

Esta poesía popular viene de la España del Siglo de Oro; y en esa tradición hispano-católica encontramos el fondo mismo del alma nacional, que muy poco debe al barbarismo precolombino, tan reivindicado por los revolucionarios.

Los Cantares son trasunto del alma española de la época colonial; todos ellos revelan una tradición poética nacida al arrullo del romance clásico, que los soldados y misioneros de la España grande de los siglos XVI y XVII trajeron al Nuevo Mundo.

El deber de la hora actual es salvar esa cultura y reanudarla.

Por esta razón, entregamos al pensamiento católico estos florilegios, con el deseo de que muchos jóvenes recojan este tesoro poético, y reanuden la honrosa tradición de cultura bruscamente interrumpida por la irrupción de una civilización tan brutalmente material que ha olvidado el significado esencial de la vida cristiana, e incluso ya de la simplemente humana.

AGUA SEÑOR

10408994_392453980946422_175221451163375908_n

Agua señor

la pide el pecador

del azote de la seca

¡Misericordia Señor!

El mejor hijo se ofrece

por el hombre pecador

¡Válganos Señor tu sangre!

¡Misericordia Señor!

La inocencia que te clama

al lado del pecador

padece y llora sus culpas

hambre; tristeza y dolor. Continuar leyendo “EL CRISTIANISMO EN LOS CANTARES POPULARES”

EL CRISTIANISMO EN LOS CANTARES POPULARES

CONTEMPLATIVOS EN LA ACCIÓN

Esta poesía popular viene de la España del Siglo de Oro; y en esa tradición hispano-católica encontramos el fondo mismo del alma nacional, que muy poco debe al barbarismo precolombino, tan reivindicado por los revolucionarios.

Los Cantares son trasunto del alma española de la época colonial; todos ellos revelan una tradición poética nacida al arrullo del romance clásico, que los soldados y misioneros de la España grande de los siglos XVI y XVII trajeron al Nuevo Mundo.

En esta ocasión nos complace presentarles villancicos de Navidad, con una breve introducción del autor, Don Juan Alfonso Carrizo.

“Los villancicos de Navidad son cantarcillos inocentes, ingenuos, hechos para cantar a Dios humanado, en el día de su nacimiento.

En nuestro país, como en toda América y España, estos villancicos se cantan en los días que van desde Vísperas de Navidad hasta el 6 de enero.

En los Pesebres o Nacimientos, como también se los llama, tenían sus particularidades en cuanto a lo que se utilizaba tanto en materiales como en figuras, en las ciudades la posibilidad de adquirir figuras y elementos es más fácil el acceso. Pero no por esto los que he visto en pueblos o en el mismo campo, han dejado de ser piadosos y bellos; lo que sí era normal ver un gallo del tamaño de un camello… pero no importa.

Generalmente se adecúa el mejor lugar de la casa para dicha representación y siempre estaba perfumada con albahaca.

Sería interminable la cita de la pléyade de ilustres poetas que cantaron al Niño Dios, y también la de aquellos que compusieron autos o sencillas representaciones para pintar a lo vivo el inefable cuadro del nacimiento del salvador, que es EL NACIMIENTO POR EXCELENCIA.

Los villancicos son pues, flores de un árbol secular que hunde sus raíces en lo más hondo de nuestra historia, porque han sido recogidos del pueblo, y el pueblo, siempre clásico, los reproduce anualmente lo que oyó de sus mayores.”

Hoy quienes deberían formar la conciencia nacional y de crear la fuente emocional de una sociedad para unir a sus integrantes, máxime en estas horas de descomposición que vivimos, no lo hacen.

Desde nuestra parte, hacemos nuestro éste patrimonio heredado y lo compartimos, para mantener viva la tradición.

 

UN PORTAL CAIDO

30-Matthieu (2, 1-10) - Les Mages guidés par une étoile mystérieuse

Un portal caído

de un pesebre fue

la cuna y albergue

de Dios en Belén

El Padre y la Madre

viendo tal portento,

le cantan y alaban

con piadoso acento. Continuar leyendo “EL CRISTIANISMO EN LOS CANTARES POPULARES”

EL CRISTIANISMO EN LOS CANTARES POPULARES

CONTEMPLATIVOS EN LA ACCIÓN

Esta poesía popular viene de la España del Siglo de Oro; y en esa tradición hispano-católica encontramos el fondo mismo del alma nacional, que muy poco debe al barbarismo precolombino, tan reivindicado por los revolucionarios.

Los Cantares son trasunto del alma española de la época colonial; todos ellos revelan una tradición poética nacida al arrullo del romance clásico, que los soldados y misioneros de la España grande de los siglos XVI y XVII trajeron al Nuevo Mundo.

En esta ocasión nos complace presentarles villancicos de Navidad, con una breve introducción del autor, Don Juan Alfonso Carrizo.

“Los villancicos de Navidad son cantarcillos inocentes, ingenuos, hechos para cantar a Dios humanado, en el día de su nacimiento.

En nuestro país, como en toda América y España, estos villancicos se cantan en los días que van desde Vísperas de Navidad hasta el 6 de enero.

En los Pesebres o Nacimientos, como también se los llama, tenían sus particularidades en cuanto a lo que se utilizaba tanto en materiales como en figuras, en las ciudades la posibilidad de adquirir figuras y elementos es más fácil el acceso. Pero no por esto los que he visto en pueblos o en el mismo campo, han dejado de ser piadosos y bellos; lo que sí era normal ver un gallo del tamaño de un camello… pero no importa.

Generalmente se adecúa el mejor lugar de la casa para dicha representación y siempre estaba perfumada con albahaca.

Sería interminable la cita de la pléyade de ilustres poetas que cantaron al Niño Dios, y también la de aquellos que compusieron autos o sencillas representaciones para pintar a lo vivo el inefable cuadro del nacimiento del salvador, que es EL NACIMIENTO POR EXCELENCIA.

Los villancicos son pues, flores de un árbol secular que hunde sus raíces en lo más hondo de nuestra historia, porque han sido recogidos del pueblo, y el pueblo, siempre clásico, los reproduce anualmente lo que oyó de sus mayores.”

Hoy quienes deberían formar la conciencia nacional y de crear la fuente emocional de una sociedad para unir a sus integrantes, máxime en estas horas de descomposición que vivimos, no lo hacen.

Desde nuestra parte, hacemos nuestro éste patrimonio heredado y lo compartimos, para mantener viva la tradición.

EL NIÑO DIOS HA NACIDO

Adoración de los pastores

 

El Niño dios ha nacido

vestido de carne humana

en esta noche a las doce,

de una estrella soberana

Bailad pastorcitos,

bailad en Belen,

bailad, que ha nacido

el más Santo Rey Continuar leyendo “EL CRISTIANISMO EN LOS CANTARES POPULARES”