SAN VIVENCIOLO

MODELOS DE VIDA Y ESPERANZA EN LA GLORIA

coronacic3b3n-de-la-virgen-fra-angc3a9lico

 Hoy nos encomendamos a:

San Vivenciolo, obispo.

Paso los primeros años de su juventud en un monasterio del monte Jura, y estuvo unido
con estrechísima amistad con san Avito, obispo de Viena, y con san Apolinar su hermano, también obispo. Cuando fue elegido superior del monasterio de Coudat, lo gobernó con sabiduría y prudencia, y al poco tiempo fue elevado a la silla arzobispal de Lyon, floreciendo en ella como un verdadero sucesor de los apóstoles. Asistió a varios concilios, y contribuyó a la formación de algunos reglamentos para el buen régimen de los cristianos y de las costumbres públicas. San Vivenciolo poseía, según Agoardo, una grande erudición, lo cual prueban sus escritos y el elogio con que hablan de él algunos autores. Ignorase la época y las circunstancias de su muerte, la que debió suceder después del ano 517, porque en él congrego un concilio para anular cierto matrimonio incestuoso de uno de los primeros oficiales del rey de Borgoña.

Leyenda de oro

DR. José Palau

Leer el Santo Evangelio del día  y catena aurea