SANTA TEODOTA Y SUS TRES HIJOS

MODELOS DE VIDA Y ESPERANZA EN LA GLORIA

coronacic3b3n-de-la-virgen-fra-angc3a9lico

Hoy nos encomendamos a:

Santa Teodota, con sus tres hijos,

mártires.

Vivía esta santa madre en Nicea de Bitinia , ocupada en los deberes de su estado, y particularmente en inspirar a sus hijos el temor y amor de Dios. Cuando se encendió la persecución del emperador Diocleciano contra los cristianos, fue presa con toda su familia y presentada a Nicecio, gobernador de Bitinia.

Su valor y alegría al verse en la presencia del tirano, fueron conformes a los ardientes deseos que había manifestado siempre de derramar su sangre por Jesucristo.

Siendo interrogada, contestó por ella y por todos, Evodio, su hijo primogénito, y al momento fue mandado azotar cruelmente delante de su madre que le animaba con fervorosas palabras a padecer por Cristo.

Despues mandó Nicecio que Teodota fuese conducida a una casa pública de prostitución; pero fue tal el ascendiente de la santa y la gracia que la acompañaba, que una porcón de las mujeres que estaban en ella se hicieron cristianas.

Luego que el juez supo esta noticia, dispuso que la madre volviese a reunirse con sus tres hijos y que los cuatro fuesen arrojados a una grande hoguera que se había encendido en medio de la plaza, en la cual consumaron su glorioso martirio.

Leyenda de oro
R.Dr. José Palau

 

Leer el Santo Evangelio del día  y catena aurea