PADRE TURCO: EL REVOLUCIONARIO WILLIAMSON CONTRA EL PRINCIPIO DE NO CONTRADICCIÓN

MISTERIOS DE INIQUIDAD

Quo usque tandem abutere, Williamson, patientia fidelium ?

 

Había hecho el propósito de no gastar más tiempo con el inglés Richard Williamson pero veo que se supera a sí mismo.

Es para decirse: “Mientras no venga Nuestro Señor en Su parusía, la Revolución no se detiene. Sus agentes tampoco.”

Williamson ya se había mostrado subjetivista.

Ahora avanza.

En su último “Comentario Eleison” Nº 523, del 22 de julio ppdo., en medio de un párrafo niega explícitamente el “principio de no-contradicción”:

“in real life, as the rot of an apple is and is not apple, so the Conciliar Church is and is not the Church.”
“en la vida real, como la podredumbre de una manzana es y no es manzana, así la Iglesia Conciliar es y no es la Iglesia.”

Más allá de que intente hacer creer que la iglesia conciliar es la Iglesia Católica, hay algo peor: el supuesto paladín de la lucha contra el mundo moderno:

* hacer tragar a sus seguidores la locura de que “algo puede ser y no ser al mismo tiempo y bajo el mismo aspecto”;

* y los acostumbra a que lean eso sin reaccionar.

El “principio de no-contradicción”, ¿responde a la imposibilidad metafísica de que el ser sea y no sea al mismo tiempo?

A Williamson no le importa…

El “principio de no-contradicción”, ¿es uno de los principios más básicos del razonamiento?

Tampoco le importa…

El “principio de no-contradicción”, ¿es un axioma evidente?

Williamson hace saltar por los aires hasta el sentido común…

El revolucionario Williamson avanza en la dilución de la mente de sus seguidores.

La insidia de un revolucionario no merita más comentarios.

Padre Juan José Turco