OSKO: COMENTARIO ELEISON 523

MISTERIOS DE INIQUIDAD

CUESTIONES TEORICAS vs. CUESTIONES PRÁCTICAS,

EXCUSAS EPISCOPALES “FRECUENTEMENTE DEMASIADO REALES”

Ver aquí:

https://stmarcelinitiative.com/error-de-menzingen-iii/?lang=es

 Brevemente, para evitar destinar mucho tiempo en estas cosas que, de todos modos, parece no es bueno dejarlas pasar sin más.

Al fin final de su escrito M. Williamson hace la siguiente afirmación:

“Hay mucha belleza en los principios católicos, pero tienen que ser aplicados en un mundo real, frecuentemente demasiado real.”

Pienso que ese “mundo real” no será una referencia a las “periferias existenciales” que tanto preocupan a Bergoglio.

No dejo de preguntarme, ¿Qué es lo que según M. Williamson aparece como “frecuentemente demasiado real”?

¿En qué se diferenciará eso que es “frecuentemente demasiado real” de lo que es simplemente “real”?

Matrix episcopal

Me dio curiosidad ese asunto. Y por eso es que me senté en el imaginario sillón que uso para pensar en las cosas que casi siempre me parecen reales y me dediqué a pensar, digo. Y al rato de andar pensando me encontré con una cosa que podría explicar un poco las tormentosas vicisitudes que le tocan vivir al bueno del obispo inglés.

Ahora ya sé lo que es aquello “frecuentemente demasiado real”.

Para explicarme me pareció mejor usar la secuencia de cuestionamientos que elaboró el mismo señor obispo para refutar, o al menos mostrar sus discrepancias, respecto del P. RP. de la FSSPX que resulta ser quien ha presentado sus argumentos en favor de no rechazar una prelatura ofrecida desde Roma, para el hipotético caso (hoy aparentemente lejano) de que dicho ofrecimiento se produjera.

En azul el texto tomado del ELEISON 523.

Así, cuando el P. RP, examinando en segundo lugar hasta qué punto uno puede colaborar con un modernista y responde que se puede hacer en la medida que sea por el bien de la Iglesia, él constantemente se abstrae de la realidad actual. Por consiguiente:

Queda planteado el asunto. De lo que parece que se trata es que el P.RP. se abstrae de la realidad… Primero entonces va lo que dice este padre y debajo la respuesta del obispo acerca de quien uno se pregunta si acaso él también no se abstrae de la realidad actual:

* La Iglesia es indefectible

Desde luego, pero los eclesiásticos Conciliares no dejan de defeccionar.

El enunciado de M. Williamson en términos de realismo es ese. Pero, en los términos de lo que es “FRECUENTEMENTE DEMASIADO REAL” la cosa se pondrá mucho peor, como veremos en los comentarios que siguen.

* La Fraternidad está sirviendo a la Iglesia, no a sus eclesiásticos

Desde luego, pero tiene que pasar a través de falsos eclesiásticos.

Comentario, el de M. Williamson, que en términos de lo “FRECUENTEMENTE DEMASIADO REAL”, nos lleva inevitablemente a concluir que esos FALSOS ECLESIÁSTICOS de los que habla M. Williamson, por el hecho de ser FALSOS, no son eclesiásticos en modo alguno. Por lo que son simples laicos disfrazados, sin poder ninguno en la Iglesia Católica. Significa esto que hay que admitir que se trata de impostores, o sea usurpadores de cargos y funciones que no les corresponden; por lo que TODOS sus actos serán írritos.

¡¡¡…Andá…!!!

* Una prelatura católica no podría rechazarse

Desde luego, pero no si es manejada por falsos eclesiásticos.

Se aplicará aquí, inevitablemente, el mismo criterio que para el punto anterior. Es que de hecho, la difícil situación (que debe ser la que para M. Williamson se presenta como “FRECUENTEMENTE DEMASIADO REAL”) lo es (en la birretada cabeza del Obispo ingles) porque sencillamente lo pone en la también difícil posición de tener que hacer malabarismos para finalmente caer en la cuenta de las cosas que está diciendo (pero decirlas de todas maneras), aunque (como siempre) intentado no aceptar la contundencia de las inevitables consecuencias que de todo eso se siguen.

* El Papa sólo necesita acatar sus términos

Desde luego, pero ¿qué protege un pedazo de papel de estos dirigentes?

Nada. Claro está. Pero en aquella realidad que a M. Williamson le parece “FRECUENTEMENTE DEMASIADO REAL”, se le presenta con meridiana claridad lo extremadamente peligroso que resultaría ponerse en las manos de unos “dirigentes” que lo son de una SECTA que nada absolutamente tiene de católico. Sería como ponerse en las manos de soldados del DAESH con la esperanza de contar con alguna actitud misericordiosa de parte de ellos luego de manifestarse uno mismo como católico y haberles explicado pormenorizadamente que Mahoma era un truhán y Alá un ídolo de pacotilla.

Misericordiación islámica

* La autoridad del Papa viene de Dios

Desde luego, pero no para destruir la Iglesia (II Cor. XIII, 10).

He aquí otro ejemplo de lo que es la “FRECUENTEMENTE DEMASIADO REAL” actualidad que nos toca vivir.

La realidad, en la que prefiere moverse M. WIlliamson (y la inmensa mayoría de los tradis y conservadores) es que Bergoglio, que es un Papa verdadero según el obispo Williamson, lamentablemente hace algunas cosas con la intención de destruir la Iglesia.

Pero resulta ser que es “FRECUENTEMENTE DEMASIADO REAL” que Bergoglio no hace absolutamente NADA que no tenga por objeto la completa destrucción, no sólo de la Iglesia Católica, sino de la Fe católica, la cual tiende a disolver en cuanto que disuelve a Cristo en cada ocasión que se le presenta.

Debe tratarse de una foto trucada, de esas fotos que son “frecuentemente demasiado reales”. Me di cuenta enseguida

* La Fraternidad acertó al aceptar la jurisdicción para las confesiones y matrimonios

P. RP, ¿está usted tan seguro? ¿Y si eso fue sólo el queso de una ratonera?

Y sí…, si uno se siente ratón porque anteriormente se comportó como si lo fuera, con toda seguridad que una ratonera con queso y todo le parecerá “FRECUENTEMENTE DEMASIADO REAL”…; lo extraño es que siendo el ratón episcopal en cuestión tan perspicaz no haya visto el mismo “QUESO” en sendas ratoneras que tuvieron por nombre “LEVANTAMIENTO DE LAS EXCOMUNIONES” y “SUMMORUM PONTIFICUM”…

Comparando esos casos con el caso del P. RP., podría decirse que el de Monseñor Williamson es un realismo extrañamente selectivo.

* La cuestión práctica como en esta última pregunta sobre nuestra situación actual no está en el poder de este artículo juzgar, contesta el P. RP, pero la sola posibilidad de que pueda no ser una trampa le prueba que el aceptar o no el reconocimiento canónico de Roma no debe ser juzgada sólo sobre la base de unidad en la fe con el Papa. Y así concluye que el reconocimiento canónico debe ser aceptado si es por el bien de la Iglesia y rechazado si no lo es, independientemente de la fe del Papa.

Pero Padre, pregúntese esta fe del papa, siendo lo que es, ¿con el reconocimiento canónico pondría o no a la Fraternidad bajo Superiores de la Iglesia oficial, es decir, modernistas? ¿Sí o no? En la vida real, ¿usted realmente piensa que este papa concedería una prelatura que no pusiera a la Fraternidad bajo el control de Roma? En otras palabras, ¿bajo el control de gente que ya no cree en la verdad objetiva?

Una buena muestra comparativa entre lo que es REAL y lo que es “FRECUENTEMENTE DEMASIADO REAL”:

Una cosa puede ser dicha de un modo que parezca REAL en lo teórico; por ejemplo: Bergoglio es Papa y es católico.

Otra cosa más puede ser dicha que parezca REAL en lo teórico: Bergolio NO es católico pero eso, ¿qué importa?, él sigue siendo un verdadero Papa.

Pero en lo práctico (y es de esto de lo que creo que se lamenta el obispo) es que resulta ser “FRECUENTEMENTE DEMASIADO REAL” constatar que: Bergoglio NO es católico y que se torna cada vez más notorio que no es un Papa verdadero.

Pero como Monseñor Williamson insiste con sus argumentaciones reales y frutales:

En cuanto al Papa Francisco, el P. RP argumenta que él es el Papa; que la Iglesia no es lo que él, sino Nuestro Señor, hizo; que la colaboración con él es solamente como Papa Católico. Pero, uno responde, en la vida real, como la podredumbre de una manzana es y no es manzana, así la Iglesia Conciliar es y no es la Iglesia. En la vida real, la Fraternidad no está tratando solamente con la Iglesia Católica o un Papa Católico, sino directamente con la podredumbre Conciliar.

Nosotros, en una intrépida labor, nos abocamos al rescate del principio de no contradicción del lodazal en que el obispo pretende dejarlo tirado. Por lo tanto diremos que lamentablemente es mucho, pero mucho, pero mucho más FRECUENTEMENTE DEMASIADO REAL que un ENTE no puede ser y no ser al mismo tiempo.

Ese ente, o es católico, o será otra cosa…, cualquier cosa; lo que le venga en gana al Sr. obispo, pero nunca podrá ser la Iglesia Católica y, al mismo tiempo, no ser la Iglesia Católica.

Ya que por lo frutos se conoce el árbol yo diría que estamos tapados de frutos podridos como para todavía dudar a este respecto. Los frutos de la iglesia conciliar son anticatólicos esa es la realidad a secas. No “demasiado frecuente“, sino más bien se trata de la realidad real y cotidiana.

De todos modos y como nunca esperaremos que de un olmo nos salgan peras…

¡Dale che, señor obispo! ¿Por qué no puede aceptar la FSSPX un regalito como el de la prelatura? ¿O acaso es que solamente usted puede comerse el queso que pone en las ratoneras la iglesia conciliar?

Misericordiación conciliar…