MODELOS DE VIDA Y ESPERANZA EN LA GLORIA

Index Holy Helpers Main

Hoy nos encomendamos a:

SANTA SINFOROSA
(Fecha desconocida)

Mujer de SAN GETULIO, mártir, con sus siete hijos llamados CRESCENTE, JULIANO, NEMESIO, PRIMITIVO, JUSTINO, ESTACTEO Y EUGENIO, en Tívoli. La madre en tiempo del emperador Adriano, por su insuperable constancia, primero fue por mucho tiempo abofeteada, después la colgaron de los cabellos, y por último con una piedra atada al cuello la precipitaron en un rio , en el cual fue ahogada. Los hijos descoyuntados con poleas, consumaron el martirio con diversos tormentos. Sus cuerpos fueron después trasladados a Roma , y en tiempo del papa Pio IV fueron hallados en la diaconía del Santo Angel in piscina.

Hijos míos, les decia, mirád que lograis la dicha de tener un padre mártir y un tío mártir; gozando están de una felicidad que no tiene fin, por unos tormentos que se pasaron en pocas horas; roguemos continuamente al Señor, se digne concedernos la misma suerte. Volvíase después al menor de todos, y le preguntaba: Dime, hijo mio ,¿y qué harias tú si te amenazaran que te habian de despedazar a azotes, caso que no quisieras ofrecer incienso a los ídolos? — ¿Qué haría? respondió el niño con admirable intrepidez y resolución , ¿qué haría? dejarme hacer mil pedazos antes que ofrecer incienso a los demonios:— Pero, hijos, ¿ no os espantaríais, no perderíais el, ánimo si viérais que los verdugos os venían a degollar, si os pusieran delante las hogueras encendidas, las calderas de pez hirviendo, los eculeos, las catastas, y otros tantos instrumentos de la crueldad? ¡Ay pobres hijos Míos! añadía llorando, y cómo temo que os habeis de rendir a la violencia de los tormentos! —Nolo temais, amada madre, no lo temais, respondió Crescente, el mayor de todos, lleno de aquella humilde confianza en Jesucristo, que vos nos habeis inspirado, salgo por fiador de mí y de mis hermanos, que ningun tormento será capaz de hacernos titubear, ninguno nos acobardará. Tardó poco en ofrecerse ocasión de desempeñar esta palabra.

Con la muerte de santa Sinforosa y de sus siete hijos pareció haberse aplacado por algún tiempo la cólera del Emperador, que por espacio de año y, medio dejó bastante en paz a los Cristianos; de cuya ocasión se aprovecharon los fieles para honrar las reliquias de los santos Mártires, colocándolas en decentes sepulturas, que abrieron y levantaron en el camino de Tívoli, dando a aquel sitio el nombre de los Siete Hermanos. Tambien se erigió una magnífica iglesia dedicada a santa Sinforosa, que subsistió por mucho tiempo; pero después se trasladó a Roma una parte de estas reliquias , y se colocaron en la iglesia de San Miguel con las de Getulio o Zótico , su padre. Aunque el martirio de santa Sinforosa fue un dia antes que el de sus siete hijos, la Iglesia los ha celebrado todos en un mismo día desde los primeros siglos.

Año Cristiano por el P. Juan Croisset
(extracto)

 

Leer el Santo Evangelio del día