OSKO: JUDAIZACIÓN A LA CARTA

EL EXTRAÑO Y SINIESTRO MOMENTO ACTUAL

Un artículo, en el blog WANDERER, despertó mi interés, porque se ocupa de hechos ocurridos durante la década del `60 del pasado siglo.

Trata la polémica cuestión MALACHI MARTIN/ROBERT BLAIR KAISER.

http://caminante-wanderer.blogspot.com.co/2017/06/clerical-error.html

Y me pareció oportuno, además de recomendar su lectura (por eso aporto el enlace), aprovechar dicha publicación para continuar en la línea argumental asumida recientemente.

Es de destacar primeramente que los mencionados M. MARTIN y R. KAISER son personajes ciertamente complejos, oscuros, de aristas confusas; que estuvieron profundamente enemistados entre sí por situaciones que, cuando menos, pueden ser descritas como turbias y un poco sórdidas.

Ahora bien, no menos sórdido, complejo, oscuro y confuso es el contexto en el que ambos interactuaron durante la década de los `60, cuando coincidieron en sus actividades en Roma; y mucho más tenebroso todo lo relacionado con el Concilio Vaticano II y sus relaciones con activistas judíos, agentes de los servicios secretos, masones, en fin, con tensión de diversas fuerzas del inframundo destacadas allí con la misión de triturar lo poco que pudiera quedar aún en los vericuetos curiales vaticanos de honorable y virtuoso al servicio de la Verdad.

Los muy jesuíticos Martin y Kaiser

Lo de escabroso que trata de sus vidas privadas vamos a dejarlo de lado. Sean ciertas o no las cosas que cuenta Kaiser, y otras que aparecen en el artículo y en diversos comentarios, mucho parece tener de vulgar y ordinario chusmerío; cuestiones de alcoba, traiciones y bastante más. No es lo que importa; a mí no me importa.

Sin embargo, es mejor no olvidar que estamos hablando de jesuitas y jesuitismo; a no perderlo de vista.

Lo que sí importa es estotro que aparece en un comentario aportado por un lector del blog WANDERER, y que puede ser corroborado en sus dichos aprovechando las referencias y los nombres que aporta, y que contiene jugosos detalles que nos permiten seguir adelante con lo que sostenemos desde hace tiempo y destacaremos en negrita:

El gran historiador y publicista católico Dr. E. Michael Jones, quien recientemente estuvo en la Argentina dando conferencias en Bella Vista, Bs. As y La Plata, confirmó buena parte de los datos que Ud. reseña relativos a Malachi Martin, tomados en su caso de primera mano. Fue el sacerdote M. Martin en su condición de periti del Cardenal Bea, un doble agente al servicio del lobby judío de la B’nai B’rith y el American Jewish Committe para subvertir la doctrina tradicional de la Iglesia sobre la Cuestión judía durante el CVII. Es importante decir también que R. B. Kaiser fue un agente de la CIA y corresponsal de la revista Time en Roma que trabajó para llevar adelante la guerra doctrinal diseñada y ejecutada por el dueño del Imperio mediático Time/Life, el masón Henry R. Luce, el teólogo John Courtney Murray SJ, y el agente de la CIA, C.D. Jackson, para cooptar a la Jerarquía de la Iglesia, cambiar y adaptar la doctrina católica a la modernidad, poniéndola al servicio del Imperio estadounidense y de la herejía “americanista” (denunciada por León XIII). Operación de largo aliento que dura hasta el día de hoy que se denominó “The American Proposition”. La misma fue lanzada el 29 de noviembre de 1953 en Roma ante 3.000 personas (incluido Alcide De Gasperi) en la Universidad Pro Deo, fundada con dineros de la CIA por otro agente de la CIA, el dominico belga, Felix Morlión, con el apoyo del cardenal Montini. Todo esto está impecablemente documentado en la gran obra de investigación de David Wemhoff publicada en 2015 por Fidelity Press y en The Jewish Revolutionary Spirit and its Impact on World History de E. Michael Jones.

Este es un asunto absolutamente decisivo para entender lo que ha sucedido a la Iglesia Católica…desde la segunda mitad del siglo XX , subvertida y cooptada por los intereses judíos con el ariete de Nostra Aetate y más recientemente, la declaración Dones conforme la cual los judíos se salvan rechazando a Cristo. El doctor Jones, católico que rechaza cualquier mote de antisemitismo, insistió en un tema fundamental, que la jerarquía católica a partir del CVII se niega a entender en la guerra cultural en curso: con los judíos se puede tener buenas relaciones o se puede tener unidad en la Iglesia. Pero no ambas cosas al mismo tiempo. La Iglesia a partir del CVII eligió lo primero. Y perdió la unidad. Y sin unidad ha venido perdiendo todas y cada una de la batallas de la Guerra Cultural. El derrotero del Cardenal Bergoglio como Arzobispo de Buenos aires hasta su desempeño actual como Papa Francisco es la expresión trágica y patente de los hechos apuntados.

Antes de abordar la gravedad de lo dicho en este comentario, quiero dejar en claro una cuestión.

El Dr. Jones, según el comentario, sostendría que “el tema fundamental” es que la jerarquía católica se niega a entender que la amistad con los judíos genera inevitablemente la pérdida de la Unidad en la Iglesia y que esto habría generado la perdida de todas las batallas de la Guerra Cultural.

Pues bien. Según entiendo, la amistad con los judíos ha generado siempre, y genera hoy mucho peores consecuencias, no sólo a la pseudo-jerarquía conciliar, sino al mundo entero. Y, además, no parece acertado el enfoque. Es absolutamente liviano. Es como si el Dr. Jones (en su preocupación por rechazar toda sospecha de antisemitismo) se guardara de ir a fondo con la CUESTIÓN JUDÍA.

La Cristiandad ha perdido muchísimo más que la unidad en esta guerra que la judería le hace a Cristo desde el siglo I de nuestra era.

Europa es testigo. La Iglesia es testigo. El mundo entero lo es.

El “tema fundamental” me parece que es otro. Se trata de la mentira difundida universalmente para favorecer los planes mundialistas y supremacistas judíos, o de Sión; como se prefiera… Como hace siglos; como antes; como siempre, el problema es el oro judío, el poder mundial que han logrado los judíos gracias al dios MAMMON, poder por medio del cual, avanzan hacia la concreción de sus más elevados objetivos en detrimento del mundo cristiano.

No alcanza, entonces, con decir, como veremos más abajo, que se es “…crítico de las consecuencias del Concilio Vaticano II para la civilización occidental en su conjunto.” ¿Sólo eso, cuando son dramáticas las consecuencias de una de las tantas batallas perdidas de la guerra universal que libra la Cristiandad contra la Bestia del Mar?

Según el comentario, el Dr. Jones parece afirmar que la Iglesia ha sido “…subvertida y cooptada por los intereses judíos.” Si se fuese al fondo de semejante expresión, se vería que esas pocas palabras son sugerentes de profundas consecuencias.

Basta con hacerse algunas pocas preguntas y se verá por qué.

¿Acaso esos “intereses judíos” son en alguna medida hostiles a nosotros?

¿Y en qué medida lo son?

¿Es que existen “intereses judíos” que trabajan para subvertir y cooptar personas, entes y/o poderes que podrían acaso oponérseles en alguna cosa, circunstancia o cuestión?

¿Y eso, de ser así, por qué razón sería?

¿Es que acaso los judíos tienen entre sus intereses alguno o algunos que pudieran lesionar los intereses o la misma existencia de, entre otras entidades, la Iglesia Católica?

Pero entonces…

¿Tenemos delante de nosotros las evidencias de que existe una suerte de actitud conspirativa en los judíos?

¿Y eso es así desde cuándo?

Entonces, y sin importar las diferencias (funcionales a los intereses judíos) que hay entre los términos judío, Israel, sionista, hebreos, etc. etc., ¿puede verse con claridad que hay un PODER JUDÍO que procura imponerse?

¿Esto es históricamente verificable?

¿Esto podría estar relacionado (me refiero a esa apetencia de poder del judío) con diversos aspectos propios de esa “estirpe”, como son su multisecular endogamia que lo ha llevado a nunca integrarse, a recluirse en ghetos; su marcada tendencia al supremacismo racial; su inagotable ambición y su avaricia, su tendencia popularmente reconocida de acumular riquezas; su indisimulado odio a todo lo que lleva el nombre de “cristiano”?

¿Es verificable todo esto en las milenarias enseñanzas talmúdicas que imparten y profesan sus rabinos y que llevan en la sangre y la conciencia colectiva de ese pueblo?

Estas preguntas que tienen respuestas demasiado obvias, son las que suelen dejar de lado personas a las que, como al Dr. Jones, les preocupa evitar ser acusados de antisemitas.

El problema fundamental y verdadero es el ya muy avanzado proceso de Judaización de los Pueblos Cristianos.

Los datos aportados son todos corroborables, y, además, el contexto histórico inmediato y mediato los avalan. Más aun, a diario vemos concretadas cuestiones que demuestran la verdad ante nuestros ojos, por lo que no hace falta aportar más argumentos y sólo queda remitir a los lectores a la urgente lectura de la bibliografía que aportaremos al pie de estas líneas.

Hemos encontrado esta reseña acerca del Dr. E. Michael Jones:

Michael Jones (4 de mayo de 1948, Filadelfia, Pensilvania) es un escritor estadounidense, ex profesor de la Universidad de Saint Mary en Indiana y el actual editor de la revista Culture Wars (antes Fidelity Magazine). Jones comenzó como un autor de temas relacionados con la Iglesia católica desde una perspectiva católica tradicional y ha sido crítico de las consecuencias del Concilio Vaticano II para la civilización occidental en su conjunto.

Es también autor en la versión general dedicada a la cultura occidental y en Culture Wars; particularmente sobre la degeneración del marxismo cultural, la Escuela de arquitectura de la Bauhaus, así como en la forma de pensar del modernismo y el postmodernismo en general. Tal vez su obra más conocida es “El espíritu revolucionario judío y su impacto en la historia del mundo” (en inglés: The Jewish Revolutionary Spirit and Its Impact on World History).

También esta otra reseña acerca de John Courtney Murray, un sacerdote jesuita mencionado por el Dr. E. Michael Jones:

Lógicamente; tapa de Time

John Courtney Murray, S.J. (12 de septiembre de 1904 16 de agosto de 1967), fue un jesuita teólogo y un prominente intelectual estadounidense, especialmente conocido por sus esfuerzos en reconciliar el Catolicismo con el pluralismo religioso, la libertad religiosa y el orden político de la sociedad estadounidense.

Durante las primeras discusiones del decreto Dignitatis humanae publicó un artículo de gran influencia en las deliberaciones posteriores.

Detalles importantes como éste: “… la Universidad Pro Deo, fundada con dineros de la CIA por otro agente de la CIA, el dominico belga, Felix Morlión, con el apoyo del cardenal Montini.“, implica arribar a conclusiones de una gravedad difícilmente mensurable.

De lo que hablamos aquí es de miembros del clero infiltrados; que son agentes de la logia judía B`nai B`rith, o del American Jewish Committe y que trabajan para subvertir la doctrina tradicional de la Iglesia… asociados con masones, involucrados en conspiraciones y seguramente ocupados en operaciones financiadas con dineros provenientes de la élite judía. ¿De dónde, si no?

¿Cuál fue el resultado de esa tarea subversiva?: Entre otros diversos, la Declaración Conciliar NOSTRA AETATE. Cuya redacción primera proviene de la pluma del nefasto cardenal BEA, a pedido, según se dice de MONTINI, alias Pablo VI; inspirada, por Jacques Maritain y Jules Issac, entre otros.

Hasta aquí parece que hemos visto la parte más tenebrosa de esta historia.

Pero antes de eso, en 1947, ya había tenido lugar la Conferencia de Seelisberg cuyo documento principal puede decirse es un DECÁLOGO de cuya lectura pueden sacarse importantes y concurrentes conclusiones.

https://es.wikipedia.org/wiki/Conferencia_de_Seelisberg

Ahora bien. En el cincuentenario de Nostra Aetate, en 2015, apareció un nuevo documento.

Emitido por la “COMISIÓN (vaticana) PARA LAS RELACIONES RELIGIOSAS CON EL JUDAÍSMO”, denominado “LOS DONES Y LA LLAMADA DE DIOS SON IRREVOCABLES”

http://www.vatican.va/roman_curia/pontifical_councils/chrstuni/relations-jews-docs/rc_pc_chrstuni_doc_20151210_ebraismo-nostra-aetate_sp.html

Lo que pretende ese documento es que los judíos llegan a la salvación, INCLUSO sin aceptar y rechazando a Cristo.

¿Qué significa stricto sensu?

Pues, significa un guiño, un ESPALDARAZO EN FAVOR DEL EXCLUSIVISMO JUDIO por parte de la iglesia conciliar. Es un aval para su supremacismo religioso y por ende racial, porque para el judío ambos supremacismos son inseparables.

Por supuesto que también representa un sin número de catastróficas consecuencias doctrinales hacia adentro de la iglesia conciliar y más aún, ES UNA AFRENTA y UNA BLASFEMIA harto manifiesta.

A mí, eso de “Comisión para las relaciones religiosas con el judaísmo“, me suena a fornicación (con perdón) en el más vero sentido escriturístico.

Sustancialmente, lo más importante de todo lo que dice el Dr. Jones es que la Iglesia Católica (mejor expresado, la fachada exterior, el aparato socio-político-clerical y, por supuesto, sus “recursos humanos”, o sea la estructura clerical completa), ha sido subvertida y cooptada por los intereses judíos.

Este es el emergente que describe el Dr. Jones, o el que él ha llegado a constatar. Pero lo que describe el Dr. Michael Jones es tan sólo el momento presente, la casi conclusión del proceso. Describe un presente que necesariamente es consecuencia de un proceso que lleva SIGLOS de desarrollo.

Esto significa que, como todo proceso llevado a cabo gradualmente, también gradualmente ha ido transformando las estructuras de la Iglesia Católica.

Ya veremos como es esto un poco más adelante en este artículo. Como suave e imperceptiblemente, con la mayor y delicada sutileza, para que la operación de largo plazo no fuera advertida, o que, si eso ocurría (como de hecho ocurrió), no fuese visto sino por unos pocos en cada momento.

Mixtura

Fue sencillo hacer pasar por “locos”, “exaltados”, “fanáticos”, etc. etc., y en la actualidad por “medievales”, “fundamentalistas”, “fascistas”, y “nazis” a esos pocos que dieron la voz de alarma.

El proceso para la judaización del mundo católico lleva SIGLOS, y esto significa, entre otras gravísimas cosas, que las enseñanzas ordinarias de la Iglesia, en aquellas cuestiones sensibles a los intereses de la judería, han sido sutilmente manipuladas.

Cuando nos hemos referido a la “judaización” operada en todo el mundo y en todos los estamentos, hablamos de eso, y siempre necesariamente debe ser entendida la IGLESIA como principal objetivo judío.

La influencia de la Iglesia en el mundo, si bien no hace sino disminuir con el paso del tiempo, continúa siendo formidable. Sin dudas que los judíos tienen mucho que ver con esa disminución y debilitamiento de la Iglesia a la que odian y querrían hacer desaparecer de la faz de la Tierra; sin embargo, les es más útil su existencia como lo que hoy es: una iglesia deformada hasta el punto de ser una contra-iglesia.

La Iglesia de Cristo comenzó a ser permeada y penetrada lenta pero inexorablemente, no desde el Concilio Vaticano II, sino desde mucho antes y existe un punto sin dudas en el cual su TRANSMUTACIÓN (en el sentido cabalístico del término), hizo que se convirtiera ESENCIALMENTE, en su más íntima SUSTANCIA, en OTRA COSA.

Señalar el momento exacto en que los cambios llegan a ser determinantes al punto de que lo que ERA dejó de SER y se convirtió en OTRA COSA diferente, distante y hasta HOSTIL a aquello que dejó de ser, es una tarea ímproba y difícil, aunque podemos aproximarnos con alguna posibilidad de acierto.

Hablo del exacto momento en que la ESTRUCTURA ECLESIÁSTICA EXTERNA, VISIBLE, cedió en lo sustancial, y por tanto dejó de ser la Iglesia Católica y se convirtió en la sinagoga del anticristo.

Por cierto que queda debidamente resguardada la Verdadera Iglesia de Cristo que NO ES AQUELLO EN QUE TODA SU ESTRUCTURA EXTERNA SE HA CONVERTIDO AL MUTAR SUSTANCIALMENTE SU FE.

Lo que es seguro es la absoluta imposibilidad de convivencia y connivencia entre dos ENTES esencialmente antagónicos. No conviven, sino en alternancia, el día y la noche. No se manifiestan al mismo tiempo la luz y las tinieblas. Cuando hay la una, falta la otra.

Porque aquello en lo que se ha convertido, lo que vemos y que tiene apariencia de ser iglesia, no es otra cosa que un instrumento más (y no el menos importante) en manos de la secta judía y sirve a sus intereses y empeño de dominación mundial, en cumplimiento de sus talmúdicos textos sagrados, de las milenarias enseñanzas de sus rabinos, de sus autoimpuestas creencias de supremacismo racial, espiritual y mundialista.

Transmutación dijimos.

“Renel el alquimista”, según Sir William Douglas, 1853.

La GRAN OBRA; así dicen que llaman los alquimistas a la habilidad, supuesta o no, de transmutar un metal en otro diferente. Por caso, el plomo en oro o plata.

Pero en realidad se trata de otra cosa. Para la masonería la GRAN OBRA representa algo un poco más “espiritual”. Se trata de la conversión del hombre en un Hombre Nuevo. Pero no en el sentido de San Pablo, por supuesto, sino en el sentido masónico y por ende judaico.

Sucintamente. Se trata, del hombre nuevo masónico imbuido de los principios revolucionarios, filantrópicos, humanistas, naturalistas; por supuesto que prescindente de lo trascendente y por lo tanto, es un hombre anticristiano.

Decir esto de la masonería es decirlo del judaísmo. Porque la masonería no es otra cosa que creación judeo/kabbalista.

Hablamos del Homo Judaei. El Hombre Judaizado.

Judio

No que digamos que deba circuncidarse todo hombre para que se vea judaizado. No es necesario, además, a los judíos no les resulta para nada deseable tampoco.

El judío es racialmente supremacista como ningún otro en esta tierra.

Por si alguno cree que fantaseamos o exageramos, va este enlace de un sitio judío (insospechable de antijudaísmo o antisemitismo, obviamente):

http://www.jabad.org.ar/biblioteca/historia-judia-biblioteca/personajes-biblicos/el-gen-del-cohen-2/

Y si acaso a otros les parece que hacemos demasiado hincapié en estas cuestiones, pues, veamos los que los mismos judíos piensan respecto de la cuestión racial, de la sangre, etc.:

Dice la judaica WIKIPEDIA:

El gen kohen y el cromosoma Y

Recientemente, la tradición de que los sacerdotes (kohanim) descienden de un ancestro común pudo demostrarse a través de una prueba genética de laboratorio (Skorecki et al., 1997) Ya que todos los descendientes varones comparten un cromosoma Y, la prueba se llevó a cabo en todos los sectores de la población judía internacional para verificar si había algo en común entre los cromosomas Y de todos los varones. Se encontraron algunas diferencias entre los cromosomas Y de los kohanim, pero la mayoría pertenecía al linaje J1c3, lo que significa que los sacerdotes sí tienen un ancestro común. Esta información también se utilizó (quizá de manera un poco prematura) para confirmar la afirmación de los Lemba (una tribu subsahariana) de que ellos son, en verdad, una tribu de judíos.

Mejor lo cuenta la METAPEDIA: http://es.metapedia.org/wiki/Gen_Cohen

De todas maneras creo que haríamos bien en no olvidar (dadas las actuales circunstancias, se trata de una cuestión esencial) que un goyim no da sino para esclavo o servidor de judíos. Al menos eso es lo que solía repetir por lo bajo Malamud, mi antiguo compañero de grado. Era aquella una época en la que todavía me costaba encontrar sentido a la expresión “perro cristiano” que mascullaba aquel muchacho cuando alguien se metía con él o le contrariaba.

¿Que todavía no estamos esclavizados? Véase el funcionamiento de la economía en general y particularmente las cargas impositivas que nos sofocan y sofocan la vida de los pueblos desde hace décadas y cada vez ejerciendo una mayor presión…

Véase la imposibilidad de acceder a la propiedad; el hombre sin propiedad es proletarizado…

Y proletarización significa judaización de las masas.

Pero, además, el costo usurario del dinero. La consideración del dinero, precisamente como una mercancía y NO como un simple medio de transacción.

Pero no se quede el lector solamente en la economía. Siéntese cómodamente en su sala, encienda el TELEVISOR… o mejor aún, VAYA AL CINE. Observe. Y me la cuenta.

Claro que de todo eso no tiene la culpa mi antiguo condiscípulo Malamud. Bueno… ¿quién sabe? Nunca supe lo que fue de su vida.

El control, y en algunos casos, el poder que ejerce el judío es completo.

El sistema actual, verdadero régimen impuesto implacablemente a la sociedad mundial, no sólo determina cómo puede usted vivir, sino también, qué es lo que usted debe pensar.

Un NO judío (goyim) es un casi humano; un menos que hombre.

Por ejemplo, usted es un animalito, sépalo amigo lector. Y yo también. A usted y a mí nos falta un gen, y nos sobra un pellejo… mire lo que son las paradojas.

En definitiva la GRAN OBRA a la que están abocados los judíos es la “santificación” del mundo por medio de una TRASNMUTACIÓN conducente a judaizar el mundo entero, lo cual significa poner al mundo y todo lo que el mundo contiene al servicio del “dios israel”.

Para efectuar esa transmutación, los empeñosos judíos han trabajado duro por generaciones, ejerciendo la benemérita actividad de la usura, procurando con esmero la corrupción moral de los pueblos en los cuales se han instalado, creando prolíficamente conflictos donde no existían, llegando “a instalar la guerra como un estado de situación permanente”, palabras más, palabras menos, tal fue el sentido de la denuncia realizada por el papa Pío XII, hace ya muchos años, sin mencionar a los judíos como los verdaderos responsables de esa situación, por supuesto. Y es lógico puesto que el proceso ya se encontraba muy avanzado.

En este mundo transmutado, obviamente los judíos ya son servidos casi, casi, tal y como tienen prometido desde hace siglos.

Ellos se felicitan ya y esperan alcanzar la plenitud de gloria por la cual han luchado astutamente por milenios.

Conscientes de lo que son, han demostrado tener una enorme paciencia, seguros de su victoria final por creen con ardiente fe que NADA existe en toda la creación que importe a su dios (más bien un ídolo) que no sea EL JUDÍO. Colectivamente expresado: ISRAEL.

 

Lecturas recomendadas:

LA JUDAIZACIÓN DE LOS PUEBLOS CRISTIANOS

https://www.catolicosalerta.com.ar/libros/judaizacion-cristianos.pdf

LOS DEICIDAS

DE LA CÁBALA AL PROGRESISMO

http://www.catolicosalerta.com.ar/libros/de-la-cabala-al-progresismo.html

NOSTRA AETATE

http://www.vatican.va/archive/hist_councils/ii_vatican_council/documents/vat-ii_decl_19651028_nostra-aetate_sp.html

LA MENTIRA DE AUSCHWITZ

http://www.vho.org/aaargh/fran/livres5/Thieses.pdf

Un comentario sobre “OSKO: JUDAIZACIÓN A LA CARTA

Los comentarios están cerrados.