PADRE CERIANI: OTRA MÁS DEL KENTIANO

EL OBISPO QUE DESAFÍA A LA VERDAD

En su Comentario Eleison 515, del 27 de mayo de 2017, el obispo que ponía el guiño a la derecha y doblaba a la izquierda, vuelve a sus andanzas…

¿Ponía el guiño a la derecha? ¿Ya no lo pone? Si sigue leyendo, comprenderá…

Comentando la Carta Abierta de los siete decanos del Distrito francés de la Neo F$$PX y tres Superiores de otras Congregaciones Tradicionales, presenta su Eleison con el título Defendiendo el Matrimonio.

En las rimas que lo encabezan y resumen, el bardo versifica de este modo:

El que una verdadera protesta quiere aplastar

Desafía a la Verdad, y bien librado no saldrá

Se trataría, pues, de una verdadera protesta; y, quien intentase aplastarla, estaría desafiando a la Verdad

¡Más que interesante para leer en momentos de ocio!

Máxime si el obispo-que-nunca-se retracta afirma que se trata de una Carta bien escrita, y que los diez sacerdotes que la firmaron deben ser felicitados.

Con mayor razón aún si el tema tratado manifiesta que, mientras el liderazgo demostró que la Fraternidad está hundiéndose, sin embargo la Carta Abierta prueba que todavía no se ha completamente hundido.

¡Todavía hay esperanzas!

1.jpg

Con la música a otra parte…

Para comprender que, en realidad, se trata de música y poesía kentiana o broadstairsiana, basta con leer el trabajo del Padre Juan José Turco sobre esta Carta:

Ver Aquí

Resumo mucho:

Supuestamente este grupo de sacerdotes y religiosos estarían oponiéndose al “ralliement” de Monseñor Fellay.

Supuestamente los firmantes serían la oposición en Francia a las tratativas de Mons. Fellay.

Supuestamente los firmantes estarían defendiendo la celebración de los matrimonios de la F$$PX, en contra de los arreglos para someterse a los modernistas.

Sin embargo: si leemos la Carta que publicaron estos 7 decanos de la F$$PX en Francia y los 3 superiores religiosos, vemos que allí dicen otra cosa.

1º) Con respecto a la aceptación o no de una Prelatura Personal dada por Roma:

No ponen una condena de la aceptación de la Prelatura Personal en sí misma.

Según esta carta, no rechazan la Prelatura en sí misma, sino que sólo les sorprende que no vaya a ser como supuestamente les habrían prometido (respetándolos tal como son y dándoles independencia de los ordinarios modernistas).

2º) Con respecto a la celebración de los matrimonios.

Supuestamente estos Padres y Religiosos estarían defendiendo los matrimonios celebrados por la Fraternidad. Pero esto, ¿es para evitar a los modernistas, o por qué razón? Porque en su carta no tienen miedo de escribir:

“En el caso de que ciertos feligreses obtuvieran de un párroco la posibilidad de que su matrimonio fuese celebrado en su iglesia parroquial, nosotros seguiremos nuestras sabias costumbres establecidas por el tiempo. En la medida en que este cura párroco estuviera habitualmente bien dispuesto con respecto a la Tradición de la Iglesia y nos dejara la predicación, no veríamos objeción a que este (el párroco) recibiera los consentimientos según el ritual tradicional, dejando la celebración de la misa a un sacerdote de nuestra Fraternidad”

En el tema mismo que ocasiona esta carta –la celebración de los matrimonios– los firmantes aceptan que sus fieles vayan a un párroco de la iglesia oficial.

¿Dónde está su supuesta oposición al ralliement de Monseñor Fellay con los modernistas?

3º) Conclusión acerca del texto de esta carta:

Si bien parece firme al remarcar que los matrimonios celebrados por los sacerdotes de la Fraternidad son válidos en virtud de la jurisdicción supletoria y al hablar de fallas contra la Fe, sin embargo estos dos párrafos comentados aquí son contradictorios a esa supuesta firmeza, al mejor estilo de los escritos modernistas denunciados por San Pío X. Ellos actúan como un ácido, transformando esta carta en lo contrario de lo que parecía a simple vista.

A esto se suma:

1.Que estos Padres consideran a la iglesia oficial como Iglesia Católica y a su jerarquía como si detentase normalmente la jurisdicción. Es por eso que muestra un respeto hacia unas autoridades modernistas que no lo merecen. Y lo que es más importante: mientras sigan pensando que en Roma sobrevive la autoridad católica, tarde o temprano terminarán uniéndose a ella. Sin darse cuenta que en realidad no sólo se están poniendo en manos de herejes, de masones, satanistas y homosexuales, sino que entran a formar parte de la Gran Ramera.

2.Según el panorama descrito en esta carta, ya no es que“Roma perdió la Fe y está en la apostasía”. No. Según el que redactó este documento, el problema actual es que las autoridades “eclesiales” (sic) están en una “situación de contradicción, de incoherencia”. Pero, quedémonos tranquilos: esto solamente sería mientras este “equívoco” no sea disipado. De todas maneras, tenemos que seguir esperando que “la Iglesia sea liberada de su ocupación modernista y sus más altas autoridades reencontrarán el camino seguido por Ella hasta el Vaticano II. Es entonces cuando nuestros obispos podrán poner de nuevo su episcopado en manos del Soberano Pontífice”.

Dicho de otro modo: estemos tranquilos, esta no es la crisis final de la Iglesia. Roma se convertirá y vendrá una solución a todo…

En esto, los Padres que firman aquí, piensan igual Monseñor Fellay y Monseñor Williamson.

Esta carta no es una oposición al “ralliement” con los modernistas.

Entonces: ¿para qué puede haber sido hecha esta carta y el movimiento que generó?

Si no es para oponerse a la unión con Roma, ¿para qué?

El peligro real es… y ya lo está haciendo: diluirles el pensamiento a los que hubieran quedado más o menos firmes. Les fomenta la idea de que pueden seguir confiando en Roma y los lleva a aceptar estar junto con los modernistas (en este caso, el párroco).

¡Esta carta es una trampa maquiavélica!

No quiero terminar sin dejar de señalar lo que subsiste a todas estas fallas de visión y por lo tanto, de operación. ¿Por qué estas fallas garrafales?

Por no ver que la situación actual son los preámbulos de la aparición del Anticristo. El problema de fondo es común a casi todos los tradicionalistas: no tener visión apocalíptica del momento actual. Esto es lo que hay que remarcar. Debemos darnos cuenta:

* que esta crisis es la apostasía general, preparatoria a que se muestre abiertamente la Gran Ramera, es decir, la Sinagoga judía de Satanás;

* que la situación se va ir poniendo cada vez más tensa para los que queden fieles;

* que lo que se nos viene encima no es una restauración de la Iglesia, sino la gran tribulación “como no la hubo desde la creación del mundo, ni la habrá”. Sólo que disfrazada de falsa restauración;

* que lo que va a aparecer no es un “Papa Santo” sino el Anticristo;

* y que el único que va a llegar a solucionar todo es Nuestro Señor mismo con su Parusía.

Mientras no vean que la realidad es esta, siempre caerán en errores mortales.

Hasta aquí el resumen del trabajo del Padre Turco, que usted debe leer y reflexionar, si es que todavía no lo ha hecho.

¡Atención! ¡Cuidado! ¡Peligro!

2.jpg

El que desafía a la Verdad, bien librado no saldrá

El Obispo de Kent dice que, dirigida a los fieles de la Fraternidad para impedir que sean confundidos por la interferencia de Roma, la Carta Abierta comienza estableciendo que los matrimonios celebrados dentro de la Fraternidad por los últimos 40 años son ciertamente válidos.

¿Se habrá olvidado que el 5 de mayo de 1988 Monseñor Lefebvre firmó lo siguiente en el Protocolo de acuerdo?:

6.PROBLEMAS PARTICULARES (a resolver por Decreto o Declaración.

(…)

6.2 “Sanatio in radice”, al menos “ad cautelam”, de los matrimonios ya celebrados por los sacerdotes de la Fraternidad sin la delegación requerida.

Pero siguen los versos…

El kentiano escribe:

Así que la Fraternidad ha instruido a las almas para alejarse de la Iglesia Novus Ordo y su clero, en su conjunto.

(…)

He aquí el “grave inconveniente” para la Fe, por lo que durante 40 años, cuando las parejas han querido casarse, la Fraternidad, viendo el peligro para su Fe, los ha mantenido alejados de los párrocos Novus Ordo y los ha dirigido a la forma extraordinaria del matrimonio, habitual dentro de la Fraternidad y ciertamente válida.

Recordemos lo escrito por los siete decanos y tres superiores, ya analizado por el Padre Turco:

“En el caso de que ciertos feligreses obtuvieran de un párroco la posibilidad de que su matrimonio fuese celebrado en su iglesia parroquial, nosotros seguiremos nuestras sabias costumbres establecidas por el tiempo. En la medida en que este cura párroco estuviera habitualmente bien dispuesto con respecto a la Tradición de la Iglesia y nos dejara la predicación, no veríamos objeción a que este (el párroco) recibiera los consentimientos según el ritual tradicional, dejando la celebración de la misa a un sacerdote de nuestra Fraternidad”

Pero recordemos, especialmente, que el Obispo-que-no se retracta-antes-bien-se-obstina, luego de una conferencia que diera el 28 de junio de 2015, ante la pregunta de una señora sobre la asistencia a la nueva misa, se explayó durante diez minutos con una escandalosa respuesta.

Ver Aquí y Aquí

Recordemos que el Obispo de Kent tiene  Principios Subjetivos:

Usted haga sus propios juicios.

Tengo que usar mi propia razón.

Tengo que tomar mis propias decisiones en mis propias circunstancias.

Ustedes tienen que resolverlo por sí mismos.

Pero también Principios Ilusorios:

No hay nada en el texto de la misa nueva que la haga inevitablemente inválida.

Todavía hay casos en que la nueva religión (o la nueva misa) puede ser usada, y todavía es usada, para edificar la fe.

Hay casos en que incluso se puede asistir a la misa Novus Ordo con un efecto de edificar la propia fe en lugar de perderla.

Hay algunos sacerdotes Novus Ordo con parroquias Novus Ordo que están en problemas con sus obispos Novus Ordo porque están nutriendo y edificando la fe en su parroquia Novus Ordo.

3.jpg

El guiño en el centro… y no a la derecha…

Si puede llamarse a éso centro…

Y, si pasamos a la puesta en práctica, conforme a los Principios Subjetivos e Ilusorios:

El principio esencial es: haga lo que necesite para conservar la fe.

La regla de oro es esta, la regla absoluta de las reglas me parece ser esta: haga lo que necesite para nutrir su fe. Si para nutrir su fe usted necesita…

Pero excepcionalmente…

Por lo tanto, no voy a decir que todas las personas deben permanecer alejadas de cada misa Novus Ordo. No, si ellos pueden confiar en su propio juicio de que asistir a esta misa puede hacerles más bien que mal espiritualmente.

Tenga mucho cuidado, permanezca alejado del Novus Ordo, pero excepcionalmente, si usted está vigilando y orando, incluso allí usted encontrará la gracia de Dios, si usted la usa para santificar su alma.

5.png

Falsa derecha…

Sigamos con el memorándum…

En la versión francesa del Comentario Eleison 490, los versitos que encabezan el mismo son más que escandalosos…

Oh Tradis, no seáis demasiado estrechos de espíritu. En la Neo-iglesia hay buenos frutos.

¿Cuáles?

► Mientras que la nueva religión es falsa, es peligrosa y estrangula la gracia y está haciendo que mucha gente pierda la fe, al mismo tiempo todavía hay casos en que [la nueva religión o la nueva misa] puede ser usada y todavía es usada para edificar la fe.

► Hay casos en que incluso se puede asistir a la misa Novus Ordo con un efecto de edificar la propia fe en lugar de perderla.

► Hay algunos sacerdotes Novus Ordo con parroquias Novus Ordo que están en problemas con sus obispos. Ellos están en problemas con sus obispos Novus Ordo porque están nutriendo y edificando la fe en su parroquia Novus Ordo. Ellos celebran Misa lo más decentemente posible, ellos dan bendiciones con el Santísimo, alientan a rezar el rosario.

6.jpg

Y el kentiano centrista se burla de todos…

Pero, quien desafía a la Verdad, bien librado no saldrá

 

Padre Juan Carlos Ceriani