JORGE DORÉ- POESÍA

he llegado a tus pies

He llegado a tus pies, Señor ¡Qué largo
viaje lleno de piedras y accidentes!
Me ha tomado un sinfín de torpes pasos,
de ascenso por inhóspitas pendientes.

He enfrentado la duda y el fracaso,
me ha rugido el león en el desierto
buscando devorarme y ha dejado
mal herida mi fe, ¡pero no he muerto!

He llevado mi barca río arriba
buscando la razón de la corriente
y he aprendido una cosa de la vida:
que tú eres su final y eres su fuente.

¿Amigos? he perdido muchos. ¡Muchos!
pero son los que nunca han comprendido
que quienes se deslumbran por lo oscuro
terminarán borrados por tu olvido.

¿Contradicciones? ¡He vivido tantas!
Y he sufrido el remache de consejos
de quienes, rehusando crecer alas,
tan sólo medran para hacerse viejos.

Me ha curtido la lucha contra el mundo,
me he inclinado hacia honduras pavorosas
y he aprendido a eludir vivos difuntos
que jamás han salido de sus fosas.

¡Qué fácil es la senda de la muerte
y qué arduo es el camino de la Vida
–que tanto cuesta hallar porque se vuelve
un hilo hacia su puerta de salida–.

He confrontado muchas noches largas,
años sin ver la luz de las estrellas
y he sufrido tormentas en el alma
de las que todavía llevo huellas.

Pero aquí estoy. Feliz porque he llegado
a tus pies como abeja a su panal
pues gracias a tu gracia soy cristiano
y en vez de bruta piedra soy cristal.