BERGOGLIO SE NIEGA A CRITICAR AL DICTADOR MADURO

El domingo 7 de mayo de 2017, un grupo de venezolanos hizo una protesta silenciosa contra la inacción de Bergoglio con respecto a la grave crisis en su país. Los activistas realizaron cruces negras con los nombres y las edades de los injustamente asesinados por la policía.

En Venezuela, el dictador comunista Nicolas Maduro no tiene en cuenta y violentamente reprime la enorme oposición a su gobierno que proviene tanto de las personas y el poder legislativo, que están demandando elecciones generales para un nuevo presidente. Muchos líderes de la oposición han sido encarcelados y el número de manifestantes que mueren crece día a día.

Durante años una fuerte oposición al gobierno ha tomado las calles en un intento de desestabilizar a Maduro. Los Obispos y el Papa no atacan al dictador. Por el contrario, que lo apoyan tanto como les sea posible.

Los comunistas – auto-nombrados en Venezuela como los revolucionarios bolivarianos – han controlado el país durante 19 años. Maduro es el heredero de Hugo Chaves, un fiel discípulo de Fidel Castro.

La complicidad de los obispos y el Papa se vuelve más claro cada día. Para tratar de cubrirlos, Bergoglio escribió una carta a los obispos de Venezuela diciendo que lo siente por la violencia, sin especificar su origen. Como solución, aconsejó a la gente a “diálogar” y “construir puentes”. Ni una sola palabra en contra de Maduro. Esta carta estaba fechada el 5 de mayo y publicada en Venezuela el 7 de mayo

En ese día, tan pronto como la carta se hizo pública, la protesta en la foto de esta página se llevó a cabo en la Plaza de San Pedro durante una aparición papal – véase a Bergoglio en la ventana del edificio en la primera foto de abajo . Era la forma en que los activistas tenían de decir: “Usted es cómplice de estas muertes.”

Fuente:

http://www.traditioninaction.org/RevolutionPhotos/A729-Venez.htm