ATAQUE SATÁNICO

Monasterio de la Santa Faz en Alicante

La autora de los hechos realizó pintadas con referencias satánicas en el cristal que protege la reliquia, y se encontraron varias cruces invertidas.

Las autoridades policiales están investigando el ataque vandálico que sufrió el domingo 7 de mayo el monasterio de la Santa Faz en Alicante, España, en el que se realizaron pintadas con referencias satánicas en el cristal que protege la reliquia, y se encontraron varias cruces invertidas.

Según la tradición, la Santa Faz es uno de los dos sudarios con los que la Verónica limpió el rostro de Cristo durante la Pasión. Este monasterio es un importante punto de peregrinación el segundo jueves después de Semana Santa desde el año 536.

El sacerdote encargado de la apertura del monasterio encontró en la mañana del domingo, tres pintadas del número seis y una cruz invertida en el cristal blindado que protege la reliquia de la Santa Faz, así como varias cruces del via crucis también invertidas.

Según las últimas informaciones publicadas por el diario El Mundo, la autora de los hechos sería una joven que ha sido identificada gracias a las cámaras de seguridad, al parecer se ocultó en la noche del sábado 6 de mayo en el interior del templo para causar los destrozos.

La joven autora de los hechos ya ha sido identificada y las autoridades policiales esperan poder detenerla en las próximas horas.

La joven robó un libro litúrgico de oraciones y otro donde se apuntan los actos litúrgicos del Monasterio

Al parecer fue esta joven la que intentó romper con un punzón el cristal que protege la reliquia, aunque no lo consiguió y rayó tres números seis en el cristal. Además robó un libro litúrgico de oraciones y otro donde se apuntan los actos litúrgicos del monasterio.

Por la mañana, aprovechando la apertura del Monasterio, la joven se marchó sin haber forzado ninguna puerta ni cerradura.

El obispo de la diócesis, monseñor Jesús Murgui, junto con el vicario general visitaron el monasterio tras el robo y se reunieron con la comunidad de religiosas que custodia la Santa Faz, que se encontraban conmocionadas por el suceso.

Según medios locales, las religiosas se han mostrado aliviadas porque el cristal de la reliquia estuviera blindado y no haya sufrido ningún desperfecto. También han mostrado su extrañeza porque no fue robado ningún objeto de valor, tan solo los dos libros.

El Obispado ha denunciado los hechos a la policía y actualmente se está investigando.

En un comunicado, el Obispado de Alicante ha asegurado que está estudiando “ampliar o mejorar” las medidas de seguridad en el monasterio tras estos actos vandálicos.

El Obispado también ha subrayado que “se suplica a Dios, nuestro Señor, por quien o quienes han causado este daño” y han pedido a los fieles de Alicante que “las lamentables circunstancias no sean en detrimento del amor y devoción que sentimos hacia esta reliquia secular de la Santa Faz”.

*Este artículo ha sido publicado originalmente por ACI Prensa.