JORGE DORE: POESIA

Ante la falsa iglesia que hoy procura
convertir la católica en erial
y el sedicioso avance de su mal
que oculta al hombre su mitad oscura,

ante su anticristiana arquitectura
de confección masónica y bestial
que vuelve la esperanza horizontal
y hace del hombre un dios sin estatura,

ante su iniquidad premeditada
y su pugna a los frágiles cimientos
de nuestra cristiandad –ayer bastión–

hay que abrazar la cruz vilipendiada
y unidos a la Vid como sarmientos
luchar por Cristo. ¡Arriba el corazón!