TRIDUO A SANTA MÓNICA.

Para alcanzar la conversión de un ser querido

(Patrona de esposas y madres cristianas)

SANTA MÓNICA,

Viuda

 Argelia

† 387 en Ostia, Italia.

Patrona de viudas; esposas; madres; amas de casa; víctimas de abusos; víctimas de adulterio; víctimas de abusos verbales; alcohólicos; madres con hijos problemáticos. Protectora contra el alcoholismo; dificultades en el matrimonio.

Acto de Contrición

Señor mío Jesucristo.

Día 2º
De las “Confesiones de San Agustín”, su hijo.

Conversión de San Agustín.

Agustín se rinde a la gracia en el huerto, al leer las palabras de san Pablo: Nada de comilonas ni borracheras; nada de lujurias y desenfrenos; nada de rivalidades y envidias. Revestíos, más bien, del Señor Jesucristo, y no os preocupéis de la carne para satisfacer sus concupiscencias.

“Acto seguido nos dirigimos los dos (Alipio y yo) hacia mi madre. Se lo contamos todo. Se llena de alegría. Le contamos cómo ha ocurrido todo: salta de gozo, celebra el triunfo, bendiciéndote a ti, (Dios mío), que eres poderoso para hacer más de lo que pedimos y comprendemos.

Estaba viendo con sus propios ojos que le habías concedido más de lo que ella solía pedirte con sollozos y lágrimas piadosas.

Me convertiste a ti de tal modo que ya no me preocupaba de buscar esposa, ni me retenía esperanza alguna de este mundo.

Por fin, ya estaba situado en aquella regla de fe en que, hacía tantos años, le habías revelado que yo estaría.

Cambiaste su luto en gozo, en un gozo mucho más pleno de lo que ella había deseado, en un gozo mucho más íntimo y casto que el que ella esperaba de los nietos de mi carne” (Confesiones 8, 12).

ORACIÓN FINAL

Gloriosa Santa Mónica, que soportasteis con resignación y paciencia a los malos tratos de vuestro esposo y los desórdenes de vuestro hijo, que no quería escuchar vuestros consejos, alcanzadme esta paciencia para la conversión de…

Padrenuestro, Avemaría y Gloria.