UN MUNDO, DOS MUNDOS, TRES MUNDOS…INFINITOS MUNDOS…

La NASA anunció este miércoles que encontró al menos 7 planetas orbitando una misma estrella a 40 años luz de distancia.
Este anuncio hace recordar las intervenciones de Bergoglio respecto de los extraterrestres y marcianos.

En la entrevista que concedió a la revista francesa Paris Match, difundida el 15 de octubre de 2015, Decimejorge respondió a una inédita pregunta: ¿existen los extraterrestres?

photofacefun_com_1487890900

Su respuesta fue: “En verdad no sé cómo comenzar a responderle. Hasta ahora, el conocimiento científico siempre ha excluido que haya en el universo rastros de otros seres pensantes. Dicho esto, ¡hasta el descubrimiento de América no se imaginaba que existiera! Creo en todo caso que se debe dar la palabra a los sabios, teniendo siempre en cuenta que el Creador es infinitamente más grande que nuestros conocimientos”.

-0-

No fue la primera vez que el porteño Jorge se refiriera al tema; ya lo había hecho el lunes 12 de mayo de 2014, cuando Decimejorge dio a entender que cree en los extraterrestres y está dispuesto a bautizarlos.

Durante una soflama dedicada a los conceptos de “aceptación” e “inclusión”, Decimejorge habló sobre las primeras conversiones de paganos al cristianismo.

Aseguró que la iglesia conciliar tiene “las puertas abiertas” para todos, y que correspondía a los cristianos aceptar el Espíritu Santo de formas “impensables” e “inimaginables”.

Y el impresentable planteó: “Si, por ejemplo, mañana una expedición de marcianos viene aquí y uno dice: ‘Quiero ser bautizado’, ¿Qué pasaría? Marcianos, ¿verdad? Verde, con largas narices y orejas grandes, como en los dibujos de los niños”.

“Cuando el Señor nos muestra el camino, quiénes somos nosotros para decir: ‘¡No, señor, no es prudente! No, vamos a hacerlo de otra manera’. ¿Quiénes somos para cerrar las puertas?”, insistió sofísticamente el moderno Protágoras.

Ver aquí: https://www.youtube.com/watch?v=4AAdPdqCriA

Fue la primera vez que desde Roma se planteó la posibilidad de bautizar extraterrestres, aunque en 2010 uno de los astrónomos cercanos a Benedicto XVI dijo que, si se presentara la oportunidad, lo haría.

bautizando-0-

Carta de San Pablo a los Colosenses, I, 15-20:

extraEstos versículos de esta Epístola, esencialmente cristológica, muestran la singularidad y absoluta majestad de la persona de Jesús.

Jesús no es sólo infinitamente superior a los Ángeles y otras creaturas, sino que Él constituye el principio y fin del universo, por quien Dios lo ha creado todo. Cristo es, por consiguiente, cabeza de todas las cosas.

Véase el Prólogo del Evangelio de San Juan (Juan I, 1-14) y las Cartas de San Pablo, a los Hebreos I, 1-15; Gálatas VI, 15; II Corintios V, 17; Efesios I, 10 y 22; V, 23- 32.

El cosmos total, aun en su existencia y actividad, es incluido en Cristo. Así como al final de un libro todos los capítulos antecedentes toman una forma nueva, concentrada, que los abarca todos, en un capítulo final y son “recapitulados” en él, así también el cosmos completo, el espiritual y el material, ha sido realmente construido de nuevo en el Hombre-Dios, Jesucristo.

-0-

Para finalizar veamos que nos dice Santo Tomás de Aquino

Suma Teológica, I, q. 47 a. 3

El orden mismo, que se observa en los seres así por Dios creados, hace evidente la unidad del mundo; porque este mundo se dice uno solo por la unidad de su orden, según el cual unas cosas se ordenan a otras.

Todos los seres, que provienen de Dios, están ordenados entre sí y a Dios mismo. Es pues necesario que todas las criaturas pertenezcan a un solo mundo.

Así que han podido suponer muchos mundos los que no reconocían como causa del mundo a una sabiduría ordenatriz, sino al acaso: tal fue Demócrito, quien dijo que el concurso de los átomos fue el que produjo este mundo y otros infinitos.

La razón de por qué el mundo es único está en que todos los seres deben hallarse ordenados a uno solo, y bajo un mismo orden. Por lo cual Aristóteles deduce de la unidad del orden existente en los seres la unidad de Dios, que los gobierna; y Platón prueba la unidad del mundo por la unidad del ejemplar, que ha sido como su modelo.

Ningún agente se propone como fin la pluralidad material, por cuanto la multiplicidad material no tiene término cierto, sino que de suyo tiende a lo infinito; y lo infinito repugna a la razón de fin. Mas, cuando se dice que muchos mundos son mejores que uno solo, se alude a la multitud material. Este mejor no puede ser empero el intentado por el agente Dios; pues con idéntica razón podría en tal supuesto decirse que, si hubiese hecho dos, sería mejor fuesen tres, y así indefinidamente.