JORGE DORÉ- POESÍA

Agenda diabólica

“Y cualquiera que haga tropezar a uno de estos pequeñitos
que creen en mí, mejor le fuera si se le atase una piedra
de molino al cuello, y se le arrojase al mar”. (Marcos 9:42)

2637473634515384

No bastan ya los vientres hostiles de esas madres
donde son trucidadas las incipientes vidas
en virtud de un derecho –que nadie lo posee–
de arrancarse los hijos cual si fueran espinas.

No basta ya el guarismo, el pavoroso saldo
de miles de millones de humanos indefensos
que, anónimos, sucumben con la monstruosa anuencia
de quienes no conceden ni un mísero sepelio.

No basta que en el claustro materno, vuelto nicho,
se extirpe la esperanza cual maligno tumor,
que rompan las vasijas donde ansiosos palpitan
flamantes corazones cuyo destino es Dios.

No basta. No les basta a los instigadores
de inhumanas empresas el acoso de vientres;
si el aborto no pasa su afilada cuchilla,
aún quedan los pupitres para sembrar más muerte,

porque estos depravados enemigos de Cristo
–que acechan como buitres el párvulo candor–
inundan las escuelas de sexo y de impudicia
con su binaria agenda de muerte y corrupción.

No puede un ser humano caer más bajo, ¡nunca!
que pervirtiendo almas que buscan despuntar.
Asesinar a niños o volverlos lascivos
es echarle a las flores toneladas de sal.

No en balde Jesucristo condenó con firmeza
a quien escandalice la inocencia infantil.
¡Hacen falta millones de piedras de molino
para tantos infames que hoy hemos de sufrir!