JORGE DORÉ- POESÍA

Sólo en ti

appearance-of-jesus-christ-to-font-b-maria-b-font-font-b-magdalena-b-font-oil

Sólo en ti, mi Dios bendito,
encuentra descanso mi alma
y esa indispensable calma
interna, que necesito.
Exímeme del delito
que, desleal, cometí
más de una vez. Si caí
en miserias terrenales
hoy son luces celestiales.
las que me guían a ti.

No quiero añadir más pena
a tu cuerpo maltratado,
ni herirte más el costado
ni traicionarte en la cena.
Vivo con el alma llena
de tu promesa grandiosa
que me hace ver en la fosa
salud y resurrección.
¡Yo abrazo de corazón
tu redención amorosa!

Solo a ti, mi Dios, anhelo
servir y darle la gloria.
¡Haz que no quede memoria
de mi indiferencia al cielo!
Eres mi único consuelo
y en lo hondo de mi ser
creo que habrás de volver,
creo que tú eres la luz,
en el signo de la cruz
y en tu divino poder.

Cuando llegue ese momento
de confesar yo tu nombre,
no permitas que me asombre
la rudeza del violento
que buscará con su intento
hacerme abjurar de ti.
¡Dame tu gracia! y que allí
donde me cite la muerte,
te alabe y diga: ¡Qué suerte
el haber caído así!