JORGE DORÉ-POESÍA

ÍNTIMA

reparacion-corazon-jesus

Jesús, yo prometí seguirte un día
cuando me ungieron mi cristiana frente
y aquí estoy, aunque humilde, intransigente
contra toda blasfemia y herejía.

Guárdame de tibieza y apatía
ante la dictadura impenitente
del mal: el humanismo prepotente
que hoy te flagela con su rebeldía.

Concédeme la gracia indispensable
para no desviarme del camino,
perseverancia y honda devoción

pues crece el enemigo abominable
y lo he de combatir con el divino
poder de tu Sagrado Corazón.