PARA SANTIFICAR EL DOMINGO

PARA AQUELLOS QUE NO TIENEN LA POSIBILIDAD DE ASISTIR A LA SANTA MISA

Recordamos a nuestros queridos lectores la posibilidad santificar el día Domingo a través de Nuestro Blog.

En la parte superior del mismo se encuentra una pestaña o página donde están los diferentes medios para realizar la Santificación del Día Domingo o Fiestas de Precepto, además de contar con los Sermones de los Queridos Padres: Juan Carlos Ceriani y  Basilio Méramo.

A continuación, los propios del:

SEGUNDO DOMINGO DESPUÉS DE EPIFANÍA

2-de-epifania

Ornamentos Verdes

Introito

Te adore, oh Dios, toda la tierra, y salmodie en tu honor; diga un salmo a tu nombre, oh Altísimo. Salmo: Tierra toda, canta jubilosa a Dios, di un salmo a su nombre: dale gloria y alabanza. Gloria al Padre… Te adore…

Colecta

Omnipotente y eterno Dios, que gobiernas a un tiempo las cosas celestes y las terrenas: escucha clemente las súplicas de tu pueblo, y concede tu paz a nuestros tiempos. Por el Señor…

Epístola.

(Tomada de la Carta del Apóstol San Pablo a los Romanos [XII, 6-16])

Hermanos: Poseemos dones diferentes, según la gracia que nos ha sido dada: bien de profecía, conforme a la fe; bien el de ministerio, para ejercerlo en el ministerio; el de enseñanza, para el que enseña; el de exhortación, para el que exhorta; el de simplicidad, para el que distribuye; el de solicitud, para el que preside; el de alegría, para el que ejerce la misericordia. Sea vuestro amor sin disimulo; odiad el mal, apegaos al bien, amaos mutuamente con fraternal caridad; preveníos con mutuo honor; no seáis perezosos en el cuidado; sed fervorosos de espíritu; servid al Señor; gozaos en la esperanza; sed sufridos en la tribulación; perseverad en la oración; asociaos a las necesidades de los santos; seguid la hospitalidad. Bendecid a los que os persigan; bendecid, y no maldigáis. Alegraos con los que se alegren, llorad con los que lloren. Sentid todos lo mismo; no ambicionéis cosas altas, sino acomodaos a las humildes.

Gradual

El Señor envió su Verbo, y los sanó: y los libró de la muerte. Alaben al Señor sus misericordias: y sus maravillas con los hijos de los hombres.

Aleluya.

Aleluya, aleluya. Alaben al Señor todos sus Ángeles; alábenle todos sus ejércitos. Aleluya..

Evangelio

(Continuación del Santo Evangelio según San Juan [II, 1-11])

En aquel tiempo se celebraron unas bodas en Caná de Galilea; y allí se hallaba la Madre de Jesús. Fue también convidado a las bodas Jesús con sus discípulos. Y como viniese a faltar el vino, dijo su Madre a Jesús: No tienen vino. Le respondió Jesús: Mujer, ¿qué nos va a mí y a ti? Aún no es llegada mi hora. Dijo entonces su Madre a los sirvientes: Hagan lo que él les diga. Estaban allí seis tinajas de piedra, destinadas para las purificaciones de los judíos; en cada una de las cuales cabían dos o tres cántaros. Les dijo Jesús: Llenen de agua aquellas tinajas: y las llenaron hasta arriba. Les dice después Jesús: Saquen ahora en algún vaso, y llévenlo al maestresala. Lo hicieron así. Apenas probó el maestresala el agua convertida en vino, como él no sabía de dónde era (bien que lo sabían los sirvientes que lo habían sacado), llamó al esposo, y le dijo: Todos sirven al principio el vino mejor, y cuando los convidados han bebido ya a satisfacción, sacan el más flojo; pero tú reservaste el buen vino para lo último. Así en Caná de Galilea hizo Jesús el primero de sus milagros con que manifestó su gloria; y sus discípulos creyeron más en Él.

Credo.

Ofertorio.

Tierra toda, canta jubilosa al Señor: canta un salmo a su nombre; vengan y escuchen, todos los que temen a Dios, y les contaré cuán grandes cosas ha hecho el Señor a mi alma. Aleluya.

Secreta.

Santifica, Señor, estos dones ofrecidos; y purifícanos de las manchas de nuestros pecados. Por el Señor…

Prefacio

Prefacio de la Santísima Trinidad

Latín

Vere dignum et justum est, æquum et salutare, nos tibi semper, et ubique gratias agere: Domine sancte, Pater omnipotens, æterne Deus. Qui cum unigenito Filio tuo, et Spiritu Sancto, unus es Deus, unus es Dominus: non in unius singularitate personæ, sed in unius Trinitate substantiæ. Quod enim de tua gloria, revelante te, credimus, hoc de Filio tuo, hoc de Spiritu Sancto, sine differentia discretionis sentimus. Ut in confessione veræ, sempiternæque Deitatis, et in personis Proprietas, et in essentia unitas, et in majestate adoretur æqualitas. Quam laudant Angeli atque Archangeli, Cherubim quoque ac Seraphim: qui non cessant clamare quotidie, una voce dicentes:

Sanctus Sanctus Sanctus…

 
Castellano

En verdad es digno y justo, equitativo y saludable, que te demos gracias en todo tiempo y lugar, oh Señor santo, Padre todopoderoso y eterno Dios. Quien, con tu Hijo unigénito y el Espíritu Santo, eres un solo Dios, eres un solo Señor: no en la unidad de una sola persona, sino en la Trinidad de una sola sustancia. Porque cuanto creemos, por habérnoslo Tú revelado, acerca de tu gloria, lo creemos igualmente de tu Hijo, y del Espíritu Santo, sin diferencia ni distinción. De modo que, al reconocer una sola verdadera y eterna Divinidad, sea también adorada la propiedad en las personas, la unidad en la esencia y la igualdad en la majestad. A la cual alaban los Ángeles y los Arcángeles, los Querubines y los Serafines, que no cesan de cantar diariamente, diciendo a coro:

Sanctus Sanctus Sanctus…

Comunión.

Les dijo Jesús: Llenen de agua aquellas tinajas, y lleven al maestresala. Apenas probó el maestresala el agua convertida en vino, dijo al esposo: reservaste el buen vino para lo último. Este fue el primer milagro que hizo Jesús en presencia de sus discípulos.

Poscomunión.

Te suplicamos, Señor, se acreciente en nosotros la obra de tu poder; para que, alimentados con los divinos Sacramentos, nos preparemos, con tu gracia, a conseguir tus promesas. Por el Señor…

 

INTROITO

GRADUAL

ALELUYA

OFERTORIO

COMUNION