EL TAPIZ DEL APOCALIPSIS DE ANGERS- SEGUNDA ENTREGA

LAS GALERÍAS

En la entrega anterior hemos aprendido que el Tapiz del Apocalipsis (también conocido como Colgadura del Apocalipsis  o  Apocalipsis de Angers) es una representación del Apocalipsis de San Juan realizada a fines del siglo XIV; y que se conserva actualmente en el Castillo de Angers.

Ver Aquí

Para albergar la famosa pintura, de 1953 a 1954, el arquitecto jefe de los Monumentos históricos, Bernard Vitry, construyó una galería en forma de ángulo recto en el emplazamiento de los antiguos edificios que cerraban el patio señorial del castillo de Angers.

galeria-1

Galería del Tapiz, en el ángulo superior derecho

galeria-2

Aquí marcada por la flecha roja

Esta monumental colgadura fue encargada entre 1373 y 1377 al tejedor Nicolas Bataille para el duque Luis I de Anjou, hijo de Juan el Bueno y hermano de Carlos V el Noble. Su finalización está datada en los alrededores de 1382.

Se estima que fue hecho en siete partes, a partir de miniaturas realizadas por Hannequin de Bruges, pintor del rey.

galeria-3

Los dibujos están basados en imágenes extraídas de códices ilustrados sobre el Apocalipsis, probablemente pertenecientes al ciclo anglo-francés.

Se supone que Hannequin de Bruges tuvo entre sus manos el actual Manuscrito del Apocalipsis de la Biblioteca Nacional de Francia, el Nº 403; aunque hay estudiosos que aseguran que pudo consultar cerca de una quincena de obras para la inspiración iconográfica; lo que hace que puedan alterarse el orden de presentación de las escenas respecto del desarrollo del texto original de San Juan, así como también los atributos o la descripción de algunos personajes de esas escenas.

galeria-4

En más de una ilustración del texto sagrado, la tapicería contiene información sobre la vida política y social del siglo XIV, como por ejemplo la referencia a las Armas y la Cruz de Anjou en algunas escenas, y sobre todo en los bordes que sirven de marco y separador a cada una de ellas.

El  Tapiz de Angers constituye el más importante conjunto de tapices medievales del mundo. Fue entregada por el Rey René a la catedral de Angers en el siglo XV. Cuando no estaba presentada en la nave de la catedral, se encontraba conservada en baúles, enrollada sobre sí misma.

galeria-5

Entre finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX el tapiz fue removido de su lugar y, “perdido” durante la Revolución, sufrió importantes daños. En efecto, fue utilizado como alfombras, o para cubrir los muros agrietados, como protección para los árboles en invierno o incluso como colchón o cobertura para caballos; siendo vendido en 1843 como objeto sin valor.

Es así que el Obispo Joubert de Angers, en una sabia y pía decisión, lo compró por 300 francos y lo hizo restaurar. Es por esa razón, que el tapiz tiene algunas piezas perdidas o seriamente dañadas, cuando no cortadas en pequeñas porciones.

Incluso, en muchas guías o documentación, las últimas partes del tapiz ni siquiera están mencionadas, salvo en algunos estudios recientes, que investigan, con los métodos más avanzados, la recuperación y restauración de las partes.

galeria-6

La Ley de separación entre Iglesia y Estado impuesta en Francia en 1905 obligó al clero a entregar al Estado todos sus bienes.

Ya en posesión del Estado, el Tapiz del Apocalipsis fue trasladado al castillo de Angers, también llamado Castillo de los Duques de Anjou.

No sin razón se estima que, antes de su desmantelamiento, se componía de un total de siete secciones o piezas, en dos hileras superpuestas de siete cuadros cada una, porque el número siete rige todo el Apocalipsis, así como otros muchos temas de la doctrina católica.

galeria-7

Por eso se considera que eran 98 los cuadros o escenas.

En la actualidad restan 6 secciones, 68 cuadros intactos y 7 parcialmente completos.

Las secciones están divididas en escenas diferentes, que alternan sus fondos entre el negro y el azul según la sección.

galeria-8

La lana fue el material empleado para la urdimbre y trama. A través de la trama puede verse la calidad de la lana con la que fue tejido: una lana de colores vivos, teñida con la ayuda de colorantes vegetales, como la gualda para la gama de amarillos, la rubia roja para los rojos y la hierba pastel para los azules.

Es asombrosa la calidad textil por tener su anverso idéntico al reverso, sin nudos o alteraciones en la trama, lo cual demuestra el virtuosismo de los tejedores.

Obviamente, debido a la acción de la luz y otros factores, el anverso o cara anterior (en francés endroit) está más deteriorado que el reverso (en francés envers).

galeria-9 galeria-10

Se trata, pues, de una obra capital, pues inicia una importante producción de tapices con temática religiosa, histórica o profana, siendo este caso, como veremos en la siguiente entrega, el de un seguidor bastante fiel del texto del Apocalipsis.

galeria-11

galeria-12

galeria-13

Se calcula que habría llevado entre 50 y 84 años de trabajo a una sola persona para completar todo el tapiz.

galeria-14

Continuará…