JORGE DORÉ- SONETO

POR TU GRACIA

abraza-tu-cruz

Señor, es por Tu gracia redentora
que sigo en pie a pesar del enemigo,
con la esperanza de habitar contigo
en la gloria que anhelo sin demora.

Es por Tu luz –en esta infausta hora
que zarandea al justo como al trigo–,
que puedo aún servirte de testigo
y en medio de la noche hallar Tu aurora.

Es con las nobles armas de una fe
cuya raíz proviene desde el cielo
que encaro este combate contra el mal;

y por amor a Ti, proseguiré
mi lucha entre la espina y el consuelo,
abrazado a Tu cruz hasta el final.