SANTA NAVIDAD

RADIO CRISTIANDAD LES DESEA UNA

MUY  FELIZ  Y  SANTA  NAVIDAD

navidad

El Creador asume un cuerpo animado

Trasladémonos a la gruta de Belén y contemplemos al Niño reclinado en el pesebre.

¿Qué es a los ojos de un profano, de un habitante de aquel pueblecito que acudió por casualidad al establo, después del nacimiento de Jesús?

No vería sino a un niño que acaba de nacer, teniendo por madre a una mujer de Nazaret; un hijo de Adán como nosotros, puesto que sus padres se han hecho inscribir en los registros del empadronamiento.

No es más que un hombre, o mejor todavía, un niño; niño débil, que sostiene su vida con un sorbito de leche.

Así, aparece a los sentidos aquella criatura diminuta, que se ve reclinada sobre la paja; y de hecho, muchos no vieron ni ven en él otra cosa.

Pero, a los ojos de la fe, hay una vida mucho más elevada que la vida humana y que anima a este Niño; posee la vida divina.

La fe pregona que este Niño es el mismo Hijo de Dios, el Verbo, la Segunda Persona de la Santísima Trinidad, el Hijo que recibe de su Padre la vida divina mediante una comunicación inefable.

Posee la naturaleza divina con todas sus infinitas perfecciones, y Dios lo engendra con una generación eterna, en medio de los resplandores de los cielos.

A esta divina filiación de Cristo en el seno del Padre es a quien se dirige, en primer lugar, nuestra adoración.