NEO-F$$PX: SOBRE LA NUEVA MISA

CONSECUENCIAS DEL MOTU PROPRIO

En el boletín informativo de la Neo-F$$PX de Gran Bretaña y Escandinavia, correspondiente a septiembre-octubre, el Superior del Distrito de Inglaterra, el Padre Brucciani escribió ésto:

Now, both the old Mass and the new Mass, when celebrated properly with the right intention and by an ordained priest, are both the same Sacrifice of Calvary made present in a sacramental manner; they are both perfect in this regard. Where they differ is in the non-essential signs each employs to point us to an understanding and reverence of the reality.   Ahora bien, tanto la Misa antigua como la Misa nueva, cuando son celebradas propiamente con la recta intención y por un sacerdote ordenado, son ambos el mismo Sacrificio del Calvario hecho presente en una forma sacramental; ambos son perfectos en este sentido. Donde difieren es en los signos no-esenciales que cada una emplea para señalarnos un entendimiento y reverencia de la realidad.

http://fsspx.uk/sites/sspx/files/ime2016-09web.pdf (pág. 11)

En el artículo 1º del Motu proprio se lee:

El Misal Romano promulgado por Pablo VI es la expresión ordinaria de la “Lex orandi” de la Iglesia católica de rito latino.
El Misal Romano promulgado por San Pío V y reeditado por el bienaventurado Juan XXIII debe considerarse como la expresión extraordinaria de la misma “Lex orandi” y gozar del respeto debido por su uso venerable y antiguo.
Estas dos expresiones de la “lex orandi” de la Iglesia no inducen ninguna división de la “lex credendi” de la Iglesia; son, de hecho, dos usos del único rito romano.

En la Carta que lo acompaña se dice:

Es necesario afirmar en primer lugar que el Misal, publicado por Pablo VI y reeditado después en dos ediciones sucesivas por Juan Pablo II, obviamente es y permanece la Forma normal – la Forma ordinaria – de la Liturgia Eucarística.
La última redacción del Missale Romanum, anterior al Concilio, que fue publicada con la autoridad del Papa Juan XXIII en 1962 y utilizada durante el Concilio, podrá, en cambio, ser utilizada como Forma extraordinaria de la Celebración litúrgica.
No es apropiado hablar de estas dos redacciones del Misal Romano como si fueran “dos Ritos”. Se trata, más bien, de un doble uso del mismo y único Rito.
No hay ninguna contradicción entre una y otra edición del Missale Romanum.
Por lo demás, las dos Formas del uso del Rito romano pueden enriquecerse mutuamente.

Esto nos recuerda que el Cardenal Antonio Cañizares Llovera, develó en su momento algo muy grave. Lo hizo el 15 de enero de 2013, en respuesta a las preguntas de los periodistas luego de dar una conferencia sobre el Concilio Vaticano II en la Embajada de España ante la Santa Sede. He aquí sus palabras:

En una ocasión vino a verme Monseñor Fellay y me dijo: “Venimos de una abadía que queda junto a Florencia. Si Monseñor Lefebvre hubiese conocido cómo se celebraba allí, no hubiese dado el paso que dio”. Ese misal que se celebraba allí es el Misal de Pablo VI en su realidad más estricta.

Así se entiende que un Superior de Distrito afirme que “tanto la Misa antigua como la Misa nueva, cuando son celebradas propiamente con la recta intención y por un sacerdote ordenado, son ambos el mismo Sacrificio del Calvario hecho presente en una forma sacramental; ambos son perfectos en este sentido“.

Un comentario sobre “NEO-F$$PX: SOBRE LA NUEVA MISA

Los comentarios están cerrados.