EL NEGOCIO DEL ASESINATO

$931 MILLONES: LA INYECCIÓN DE PLANNED PARENTHOOD PARA APROBAR EL ABORTO EN CHILE

http://www.eldemocrata.cl/noticias/931-millones-la-inyeccion-de-planned-parenthood-para-aprobar-el-aborto-en-chile/

Desde 2008 a 2015 Planned Parenthood, la transnacional abortista más grande del mundo y polémica por la venta de restos humanos post aborto, ha invertido $931 millones en Chile, con el objetivo de incentivar el debate y conseguir la legalización del aborto. Sus filiales en Chile son APROFA y Miles, quienes entre sus miembros cuentan con activos personajes del mundo político a favor de la iniciativa.

 Planned Parenthood (IPPF) —o Paternidad Planificada— es una organización que se dice promover “la salud sexual y reproductiva”. Sin embargo, su principal actividad es proporcionar servicios de aborto, contando con más de 600 clínicas en Estados Unidos. Entre 2014 y 2015 la transnacional realizó 323.999 abortos, los que pueden llegar a costar hasta US$ 1.500, es decir, cerca de un millón de pesos chilenos. Si multiplicamos los abortos por su precio, Planned Parenthood recibió más de US$ 485 millones (sobre los $325 mil millones).

planned-parenthood-931-millones-chile-1

EL NEGOCIO DE IPPF: TRÁFICO DE ÓRGANOS

A mediados de 2015 Planned Parenthood fue acusada de traficar los órganos de los niños abortados en sus instalaciones. Por este hecho, el Congreso estadounidense aprobó un proyecto para cortar los más de US$500 millones en fondos públicos que recibe la multinacional año a año. Sin embargo, el Presidente Barack Obama vetó la propuesta legislativa.

La razón de la decisión tomada por el mandatario estadounidense responde a la “amistad” que tiene con IPPF, pues estos últimos le hicieron un aporte de US$ 1.7 millones a su campaña de reelección en 2012. De la misma forma, la transnacional invirtió más de US$ 30 millones en la campaña de Hillary Clinton para lograr que la demócrata llegara a la Casa Blanca.

Sin embargo, Clinton fue vencida por el republicano Donald Trump, quien prometió cortar el millonario fondo público que recibe Planned Parethood. Es ahora la empresa abortista la que se desangra.

captura-de-pantalla-2016-09-08-a-las-6-27-17-p-m

¿CÓMO FUNCIONA EN CHILE?

De los $931.454.806 que IPPF ha destinado a Chile en los últimos ocho años —comprobable en sus informes financierosel 78% han sido para la Asociación Chilena de Protección de la Familia (APROFA), organización que ha estado ligada a los gobiernos de la Concertación y la Nueva Mayoría, importando la píldora del día después en 2007 —cuando la ministra de Salud era Soledad Barría (PS)— y en la elaboración de las normas nacionales sobre la regulación de la fertilidad en 2014.

Asimismo, la directora ejecutiva de APROFA es Debora Solís, quien ha asumido “el compromiso de dirigir la organización y conducirla hacia los objetivos que hemos propuesto a la luz de los objetivos estratégicos de IPPF, como se lee en el sitio web.

Entre 2009 y 2012, Solís trabajó en el Sernam como “jefa OIRS mujeres y desarrollo de proyectos”, como consta en Transparencia. En aquellos años, Laura Albornoz (DC) y Carmen Andrade (PS) estaban a la cabeza del Servicio Nacional de la Mujer.

En 2015 la ex ministra Albornoz reconoció haberse realizado un aborto, participando como uno de los rostros de la campaña de Miles Chile, en la que pedía apoyar el proyecto #aborto3causales.

11811413_741036739356270_1011245112449708025_n

MILES CHILE ENTRA EN ACCIÓN

Por su parte, Miles Chile es una ONG que se constituyó como tal en 2014 y cuya misión es “es generar conocimientos, políticas públicas, cambios legislativos y la articulación de redes para promover los derechos sexuales y reproductivos en el país”. En 2015, Miles recibió $48.101.133 de IPPF. 

La actual presidenta de Miles Chile es la ex diputada y militante PPD, María Antonieta Saa, está registrada como gestora de intereses en representación de la Corporación Miles, de acuerdo a la ley de Lobby. Quienes también aparecen como lobbystas son Claudia Dides, directora ejecutiva de Miles, y Rolando Jiménez, socio miembro de dicha institución y que además es vocero del Movilh (Movimiento de Liberación Homosexual).

Tanto APROFA como Miles han participado activamente en la discusión del proyecto de aborto en tres causales, siendo invitados en más de una ocasión a exponer sus puntos de vistas en el Congreso.

TE PUEDE INTERESAR | VIDEO ROLANDO JIMÉNEZ DEL MOVILH: “VAMOS A HACER CREMA CON LOS FETOS”

En 2013 , durante sus años como diputada, Saa ingresó en la Cámara un proyecto sobre interrupción legal del embarazo por razones terapéuticas —boletín 8925-11el cual fue elaborado por Miles.

Quien también patrocinó dicho proyecto fue el diputado Gabriel Silber (DC), que en diciembre del 2014 viajó junto los diputados Daniel Farcas (PPD) y Victor Torres (DC) a una supuesta actividad organizada y financiada por Planned Parenthood en Argentina. Sin embargo, en ese entonces el diputado Silber (DC) aseguró no saber quién estaba detrás de la actividad.

GOBIERNO DE BACHELET: $190 MILLONES A APROFA

Por otro lado, El Demócrata constató que APROFA no solo recibe financiamiento de parte de Planned Parenthood, sino que también el gobierno de la Presidente Michelle Bachelet ha puesto de su parte:

  • En 2015, el Fondo Chile entregó $98 millones a APROFA para la realización de un programa de prevención de embarazo y violencia de género en Ecuador.
  • En julio de 2016 el Mineduc firmó un convenio  —por otros $95 millones— de colaboración y transferencia de recursos con la organización pro aborto, para la implementación de estrategias específicas en educación en sexualidad, afectividad y género.

En tanto, bajo el gobierno de Sebastián Piñera en 2011 APROFA fue seleccionado por el Ministerio de Educación y el Servicio Nacional de la Mujer para ser una de las alternativas para ofrecer educación sexual en Chile.

OTRAS ORGANIZACIONES BAJO EL ALERO IPPF

Otras organizaciones en Chile que también reciben financiamiento por parte de Planned Parenthood son la Fundación Colectivo Alquimia y la Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y el Caribe.

La primera —quien se adjudica el 7% del monto IPPF— tiene el objetivo de ” movilizar recursos para fortalecer al movimiento y a las organizaciones de mujeres y feministas que trabajan por la autonomía, las libertades y los derechos humanos de las mujeres y las niñas en Chile”, según se lee en su página web.

La Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y el Caribe, por su parte, es filial de APROFA y entre 2008 y 2010 recibió $93.333.994 de la transnacional abortista más grande del mundo.