OSKO: ¿UN “NUEVO” MUNDO?

LA TRAMPA TRUMP

Se supone que deberíamos poder esperar que los católicos bien informados no reaccionen como reacciona la “gilada”; sin embargo…

Apenas asumida la irreversibilidad del resultado electoral, algunos medios reaccionaron casi violentamente y como si procurasen enardecer los ánimos de los ciudadanos contra la figura del ganador de las elecciones norteamericanas.

HOLLYWOOD reaccionó mayoritariamente también en contra.

Desde ganas de vomitar hasta de irse del país del norte, fueron algunas de las expresiones indignadas manifestadas por la inmensa mayoría de cantantes, actores y otros personajes de la fauna que habita la jungla donde se diseñan y difunden los entretenimientos.

Algunos analistas políticos, incluso, afirman que la nación del norte se encuentra dividida dramáticamente.

trump1

Todo esto es absolutamente un bluf.

Falso, ditirámbico y completamente exagerado, por supuesto.

No es verdad que “los estadounidenses comiencen a despertar a una nueva historia, no a una historia de falso neoliberalismo, sino a otra realidad más singular de nacionalismo que podría vestirse tarde o temprano con botas negras y uniformes llamativos.”

Trump está muy lejos de ser algo como lo que los medios de comunicación más importantes del mundo han intentado imponer. Trump es un ULTRA-LIBERAL; presbiteriano, o sea protestante, de la religión de Knox, Zwinglio y Calvino.

trump2

Pretender que Trump podría convertirse en una suerte de Führer o Duce versión yanqui me parece absurdo y hasta un poco grotesco.

Es fundamental entender que Trump no es el subproducto inevitable de alguna extraordinaria forma de fatal dinámica social o conclusión histórica.

Trump es un hombre de negocios que no llega al poder consciente de tener una épica, heroica y sacrificada “misión histórica”.

“Trump es un hombre que se nutre de la ostentación y el melodrama de Hollywood, y no es sutil en su vanidad ni en la explotación monetaria, a diferencia de Obama y sus secuaces, o de los Clinton con su falsa modestia y poco cuidado por la difícil situación de otros mientras ellos acumulan riqueza.”

“Y si la violencia llega a las calles de Norteamérica, Trump tratará con ella de una manera vigorosa, al igual que Benito Mussolini hizo con cualquiera que se le opusiera en las calles de Roma”; podría llegar a presentarse un tal escenario… puede ser, quizás, pero eso no lo convertiría en un líder de estilo fascista, ni lejanamente parecido a ello; ni mucho menos.

trump3trump4trump5

TRUMP me recuerda mucho a BRUNO DIAZ; y nada al Duce

Y conste que no pretendo ser peyorativo con Mussolini y menos con el fascismo; más bien todo lo contrario; y por esa razón es que no puedo aceptar tan desigual comparación, en la que el presidente electo norteamericano no lleva precisamente la mejor parte, y en la que no existe paridad o equivalencia posible.

Fantasean algunos, sin dudas. Más que fruto de una febril imaginación podría serle adjudicado a la ingesta de alucinógenos. “Se la fuman verde”, me soplan…

Pero en realidad, parece que se la fuman verde. Hay cálculo; hay ingenierización y hay diseño y cuidadosa planificación, para que más tarde los medios masivos de comunicación repitan las consignas, para un muy conveniente direccionamiento de las masas y de la sociedad.

El siguiente comentario es interesante:

“Los estadounidenses siempre han estado obsesionados con la “ley y el orden”. Una vez que Trump entre en la Casa Blanca en enero, a menos que haya una crisis nacional o se declare una Tercera Guerra Mundial, dará al pueblo estadounidense toda la ley y el orden que sus corazones deseen. Les dará suficiente cuerda para colgarse, pero está cansado de haberse colgado a sí mismo, o como Stalin lo expuso tan sucintamente sobre el capitalismo americano: “Cuando colguemos a los capitalistas ellos nos venderán la cuerda que usemos”. Es interesante señalar que la cuerda no sólo fue vendida al pueblo estadounidense por las facciones neoliberales como Obama y los Clinton, sino también por las familias oligárquicas como la familia Bush, que han contribuido a la venta de esa cuerda al pueblo estadounidense para colgarse en los postes más cercanos.”

Hay que ser un completo ignorante o un ingenuo irredento para no comprender que el sistema electoral estadounidense ha sido y es abusado y controlado por la elite capitalista/financiera de Norteamérica.

trump6

Trump es una parte de la mentira de todo un sistema que tiene dos partidos políticos hegemónicos del ejercicio de la política, que se reparten y usufructúan el poder pero siempre subsumidos debajo de intereses superiores.

Skull and Bones, Bohemian Groves, son dos sectas, a esta altura conocidas, con gran presencia en las universidades; son logias de corte masónico en donde potenciales dirigentes futuros hacen sus primeras armas mientras se encaminan hacia los puestos dirigenciales y de poder.

trump7

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2013/07/130722_eeuu_bohemian_grove_club_campamento_millonarios_sonoma_jg

https://es.wikipedia.org/wiki/Skull_%26_Bones

Trump “parece” de distinta proveniencia; pero, ¿es así?

Desde su postulación se ha dicho que TRUMP es un hombre de negocios sin experiencia previa en la política, lo cual es cierto. Para muchos TRUMP es un enemigo de la élite mundialista o globalista que estaba detrás de la candidatura de Hillary Clinton. Suponen que TRUMP es un enemigo de la élite y que esta última trató desesperadamente de impedirle acceder al poder y que al no haberlo conseguido está desesperada, confundida, declinante, etc.

Sin embargo, en las últimas horas nos vamos enterando de algunas cosas; que, por ejemplo, Trump ya no parece tan opuesto a las disposiciones del “obamacare”, el escandaloso asunto de la administración de la Salud Pública que, de modo tan controvertido, impuso Barak Obama.

trump8

Estoy completamente seguro que, de a poco, Trump se mostrará cada vez menos antiabortista; cada vez menos “nacionalistero”; cada vez menos verborrágico cuando se trate de criticar y condenar las políticas que ejecutaron las anteriores administraciones Clinton, Bush y Obama. Y, por supuesto, un poquito menos antiglobalista.

Y, de a poco, Trump mostrará que trabaja para la misma gente. Los titiriteros de la Élite.

Apenas hace unas pocas horas Trump se manifestaba orgulloso de que una de sus hijas se haya convertido al judaísmo en 2009…, según parece estará muy orgulloso también de que algunos de sus nietos sean judíos.

http://www.palestinalibre.org/articulo.php?a=60171

Aunque, en rigor, el nietito de Trump no es judío ni lo será nunca. Nadie es judío, si su madre no lo es, e Ivanka Trump solo es una “conversa” a la religión judaica. Y la raza…, la raza cuenta. Cuenta el útero judío para ser judío, según creen los mismos judíos, obviamente.

Pero, no obstante…

http://itongadol.com/noticias/val/88921/ivanka-trump-esta-feliz-de-ser-judia.html

Trump se ha manifestado orgulloso de serle “leal a Israel desde que nací”…

http://www.enlacejudio.com/2015/07/04/donald-trump-he-sido-leal-israel-desde-naci/

En fin.

Es muy gracioso que organizaciones como el Ku Klux Klan, se manifiesten públicamente con entusiasmo por la llegada de Trump a la presidencia de su país. Claro que tal vez se trata del hecho de que Trump es blanco y desplazará del sillón de Washington al negro Obama. Por ese lado se entiende.

Pero mucho más gracioso, me parece, es que haya sectores del tradicionalismo católico (a esta altura lo de católico…) que levanten las cabezas con cierta expectativa y esperanza por el triunfo de Trump.

Los entusiasma, quizás, el hecho de que Trump ha manifestado una cierta simpatía por Vladimir Putin, y este último parece también tenerla por Trump.

trump9

Claro; el líder “cristiano” (cismático ortodoxo, pero… cristiano y esperanza de muchos tradis) Vladimir entusiasma al occidente cretino que cree todavía en restauraciones, y si resulta que, además, un exitoso empresario norteamericano, con algo de apariencia de conservador, le hace yunta, bueno…, un pobrecito católico conservador/tradi deprimido en su condición de paria de este mundo, constreñido a tener ningún protagonismo en el mundo en que vivimos, se llena de alegría, porque tal vez, en una de esas…, quién te dice que se vean reivindicados él y su creencia. Y así se cumplan las “proféticas” insinuaciones de AKITA…, y den frutos cadenas interminables de rosarios y oraciones.

Para colmo, se vienen a sumar algunos acontecimientos de las últimas semanas. Por ejemplo: lo del BREXIT; la derrota de “Podemos” en España; las derrotas judiciales de los K; un rechazo en aumento a las inmigraciones en Europa. Todas cosas contrarias a los anhelos de la progresía con Bergoglio a la cabeza.

Sin embargo Bergoglio, de puertas adentro, continúa acumulando hechos que no permiten augurar ningún retroceso de la Revolución; como su ecumaníaca presencia en la Conmemoración Luterana en Lundt; o sus disposiciones draconianas para separar a elementos más o menos conservadores de sus funciones en dicasterios romanos.

Pues bien.

Los TITIRITEROS son los mismos. Los TÍTERES cambian, emiten sus discursos y son funcionales al engaño durante el lapso que les es otorgado por los “dioses” que gobiernan desde el Olimpo de la Élite económico/financiera.

Una vez más, y en poco tiempo, veremos que se trata de otro caso de “gatopardismo”, y que “algo cambia, para que todo siga igual”.

Se trata de un engaño; de una trampa.

La TRAMPA de los que manejan a TRUMP que son los mismos que manejan a HILLARY, por supuesto.

Ah, por cierto; si acaso prosperase la hipótesis de política ficción de los que creen que podría ocurrir que un magnicidio se interponga más tarde o más temprano en el camino de TRUMP, nada cambia las cosas.

trump10

El confeso agnóstico y sodomita Abraham Lincoln fue asesinado; y era republicano.

El confeso católico-liberal John F. Kennedy, también; y era demócrata.

Y absolutamente nada cambió. Ni antes ni después.

Orcos contra orcos; guerra civil del Misterio de Iniquidad.