OSKO: NO SE TRATA DE UNA MERA CUESTIÓN DE GUSTOS

SI BERGOGLIO BENDICE A MADURO… ¡pobre Maduro!

bergoglio-bendice-a-maduro

El artículo de reciente publicación en el blog de Radio Cristiandad hace referencia a la visita de Maduro, Presidente de Venezuela, al Vaticano donde fue recibido por Bergoglio.

El chiste fácil sería hacer una apuesta de que Maduro posiblemente no dure en el poder más allá de algunas pocas horas, dada la mundialmente reconocida cualidad de “yetatore” que caracteriza al inquilino de la casa Santa Marta.

Francamente creo que esta vez los autores del artículo, que son los de TRADITION IN ACTION, no estuvieron finos ni acertados; ver AQUÍ.

Radio Cristiandad lo publicó AQUI.

Ya dije que no me gusta.

Y no me gusta; no hay nada que hacer.

Francamente me parece que no es para nada conveniente hacerle eco a la propaganda de los MASS MEDIA y de la élite GLOBAL.

Yo no sé quién es Maduro… No sé si realmente es tan comunista…, o si no lo es…

Más abajo me explico.

Es un político…, y de ésos, limpio no hay ninguno. No lo hay en Venezuela, ni en ninguna parte.

Y además, quiero decir que en el abanico político, que va desde lo que llaman extrema derecha hasta el punto que denominan extrema izquierda, es exactamente la misma cosa.

La corrupción de la política y de los que la hacen me hace pensar que es absurdo entrar en falsas dialécticas que enfrentan a FALSAS OPCIONES, oficialistas y de oposición; son todos exactamente iguales.

¿Opresión tiránica? Ajá… ¿Y DÓNDE NO? Presagian opinólogos acreditados que con Hillary Clinton será igual o peor. Ya lo es con el negro Obama. Y es desde el país de estos dos últimos desde donde se incentiva la campaña contra Venezuela, o contra su gobierno actual.

Precisamente la OPRESIÓN es global, gracias a los EEUU y sus aliados.

Ellos lo hacen todo el tiempo, del modo en que Hillary, cuando fungía como Secretaria de Estado de los EEUU; ella es la responsable de la nefasta, criminal y sangrienta “Primavera Árabe”.

Del mismo modo que los EEUU son también responsables (aunque no sólo ellos) de la barbarie que es consecuencia de sus intervenciones ocurridas en Irak, Siria, Líbano, Libia, y un larguísimo etcétera., intervenciones de las cuales es el principal instigador y beneficiario, el estado sionista de Israel.

De modo que…, no me interesan las razones que pudiera alegar la eufemísticamente llamada “Comunidad Internacional”, que es tan sólo una entelequia que sirve a los intereses ya denunciados, tanto como lo hacen las distintas organizaciones mundiales y mundialistas. La “comunidad internacional” significa Estados Unidos y sus socios, esto es, el colectivo democrático y liberal occidental y sus antiguas colonias que tienen el estatus de socios menores.

Nada hay en ese colectivo que pudiera ser defendible.

Por otro lado, TRADITION IN ACTION dice que “Maduro no tiene en cuenta ningún aspecto de la democracia y brutalmente encarcela a sus opositores políticos y vence a las gentes en las calles”.

Bueno…, las llamadas “democracias” hacen exactamente lo mismo, si conviene a los intereses lobbistas o de los actores antes mencionados, que son los que promueven el llamado “Pensamiento Único”.

En general, las democracias son una ficción; un fraude. Las cosas funcionan de un modo muy distinto del que creen los que no saben ver detrás de las bambalinas.

Partamos de la base de que la DEMOCRACIA MODERNA es FUNCIONAL A LA REVOLUCIÓN (como todos los políticos; por lo menos yo no conozco a ninguno que no lo sea); de manera que tampoco se trata de un argumento verdadero ni conveniente, si de la defensa de la Verdad se trata todo este asunto.

En el mundo actual hay lugar para muchas o todas las maneras de pensar, siempre y cuando que no sea Católica y/o no se oponga a la “Verdad Oficial”, que es la permitida y que es un deber profesar.

Aclaro: cuando digo Revolución estoy diciendo Misterio de Iniquidad. En ese sentido…, TODOS los políticos juegan del mismo lado, en el mismo bando. Más allá de que, como son todos orcos, también suelen “amasijarse” entre ellos.

Las guerras de orcos son siempre inevitables, pero todos ellos trabajan para el Infierno.

En cuanto a las cuestiones de si Maduro es comunista, no sé…; puede que lo sea. ¿Importa? A mí me parece que no.

¿Por qué importaría? ¿Por el asunto de la Propiedad Privada? Ajá…, me preocupa mucho más la Fe.

Por eso, lo que es importante en todo caso es que Bergoglio NO BENDICE, porque NO PUEDE; y no puede porque no es lo que todo el mundo piensa que es.

Eso, creo yo, es lo que debería decirse; es mucho más importante que si Maduro es o no comunista y si respeta o no a la democracia…

Yo tampoco respeto la democracia; y eso no me convierte en comunista.

Me causó gracia el párrafo que afirma que Bergoglio “no pierde una sola oportunidad de atacar la “ideología” cuando significa la defensa de la propiedad privada, la libre empresa y el capitalismo”… Es de una ingenuidad sin límites.

Señores; esa no es la cuestión, ni por ahí pasa nada importante.

Voy a decirlo de un modo suave: la inmensa mayoría de los hombres de negocios y de grandes empresas únicamente le rinden culto a un señor: EL DINERO.

Hay excepciones, seguramente y serán honrosísimas, pero es incontestable que el mundo entero marcha en otra dirección.

Y el DINERO es MAMMON. Las riquezas; y es por las riquezas, por el afán desmedido de DINERO que los corazones de los hombres se han trocado en cloacas de inmundicia.

Y cuando se llega a ese punto ya no importa demasiado cuál sea la ideología que profesan…; porque, en realidad, ante todo profesan el amor a sí mismos, y el amor al dinero.

Es el AMOR AL DINERO el que mueve al MUNDO.

La “Libre empresa”, tanto como el llamado “Capitalismo” y sus principales instrumentos de dominación, a saber, el “Libre Mercado” y los “Mercados de Capitales”, más la incontrolable y completamente independiente organización Financiara Internacional, son serviles y funcionales al GLOBALISMO MUNDIALISTA. Por lo tanto, son parte, o están integrados mejor dicho, al cuerpo místico del ANTICRISTO.

Con casi toda seguridad, digo que posiblemente MADURO también. Por lo que, entonces, me parece mucho mejor que dejemos que se maten en su particular guerra de Orcos, porque nosotros no tenemos ni arte ni parte allí.

Bergoglio no bendice… MALDICE.

Por lo que, si el orco Bergoglio “bendice” al orco Maduro…, peor para Maduro.