OSKO: SOBRE UN TEXTO DEL PROFESOR ROBERTO DE MATTEI

HACIA EL INEVITABLE SEDEVACANTISMO

(Non Possumus y un lapsus de sedevacantismo implícito)

Sí; un texto del Profesor De Mattei, prestigioso vaticanista, ensayista, periodista y autor de numerosos libros; pero también un texto que acaba de ser publicado por el vocero de la FAL$A RE$I$TENCIA, Non Possumus.

Breves palabras respecto de la FAL$A RE$I$TENCIA: Cada vez más FALSA y cada vez menos RESISTENCIA.

¿Pruebas?:

  1. Los dos últimos ELEISON COMMENT, que se debaten entre la nada y la incomprensión, suya y propia, de una realidad que ha desbordado las cabezas episcopales de dicho sector.
  2. La constante incongruencia entre sus afirmaciones y sus proyectos. Ejemplo: por un lado Mons. WIlliamson declara la defunción completa, definitiva e invariable de todo emprendimiento de carácter Pero por el otro avala, y junto a los otros dos obispos, crean la SSAJM.

El texto de De Mattei puede verse aquí:

http://nonpossumus-vcr.blogspot.com.ar/2016/10/roberto-de-mattei-pero-que-iglesia.html

Y está tomado de http://adelantelafe.com/iglesia-pertenece-papa-bergoglio/, que es un sitio conservador.

Y ahora los pertinentes comentarios que se limitarán apenas a un par de aspectos; quizás podría decirse que a uno solo de ellos, siempre en derredor del párrafo que sigue:

“Todo esto nos lleva a preguntarnos qué pasará el 31 de octubre en Lund. Sabemos que la conmemoración consistirá en una celebración común fundada en la guía litúrgica católico-luterana Common Prayer (Oración en común), elaborada conforme al documento Del conflicto a la comunión. Conmemoración conjunta luterano-católica romana de la Reforma en el 2017, redactado por la Comisión luterana-católico romana sobre la unidad. Hay quienes temen con razón una intercomunión entre católicos y luteranos, la cual sería sacrílega, porque los luteranos no creen en la transustanciación. Pero sobre todo se dirá que Lutero no es un heresiarca, sino un reformador injustamente perseguido, y que la Iglesia debe recuperar los «dones de la Reforma». Quienes se obstinan en considerar justa la condena de Lutero y herejes y cismáticos a sus seguidores debe ser objeto de severas reprensiones y excluido de la Iglesia del papa Francisco. Pero, ¿a qué iglesia pertenece Jorge Mario Bergoglio?”

En la milenaria ciudad de Lund, Suecia, se llevarán a cabo las celebraciones, conmemoraciones (o como sea que den en llamarlas) por los 500 años de la llamada REFORMA. En realidad, tanto la dicha REFORMA como sus inminentes e inquietantes celebraciones son un jalón más, aunque nada menor, de los tantos del Misterio de Iniquidad en su avance revolucionario.

inevitable1

Es clara y evidente la expectativa de la iglesia conciliar respecto de este asunto y se encamina sin lugar a dudas a reavivar el esfuerzo en el camino ecumenista, que es parte de la venenosa herencia del Concilio Vaticano II.

Asunto nefasto por donde se lo quiera mirar.

Será una conmemoración conjunta entre luteranos y conciliares, o modernistas que se llaman católicos a sí mismos, pero que por obvias razones no lo son más allá de que ostenten públicamente los uniformes o algunos de los signos externos que hace mucho tiempo atrás fueron representativos del ejército católico.

Es como si individuos pertenecientes a la guerrilla marxista, atea y apátrida, desfilaran una luminosa mañana del mes de Mayo, por la Plaza del mismo nombre, ostentando los uniformes de los soldados, cabos, sargentos, tenientes, capitanes, mayores, coroneles y generales del Ejército Argentino.

Cuando vemos circulando en cercanías de la Plaza de San Pedro a tantos señores vestidos de escarlata con birretes y todo, estamos viendo un espectáculo semejante. Algo como lo del ejemplo anterior, pero muchísimo peor.

Son, en realidad, un verdadero ejército de ocupación que, para asegurarse la adhesión de muchos y facilitarse el trabajo, se disfrazaron de católicos; pero no lo son. No importa qué tan conscientes sean del papel de monigotes revolucionarios que desempeñan. Son MODERNISTAS, que es una herejía peor que todas las demás herejías, si es que valen algo las palabras del último Papa Santo (San Pío X, obviamente…, JP2, es tan santo como yo; y yo soy como las pulgas; o sea…).

inevitable2

De todo el párrafo de De Mattei interesa la última parte.

Allí dice:

Quienes se obstinan en considerar justa la condena de Lutero y herejes y cismáticos a sus seguidores deben ser objeto de severas reprensiones y excluidos de la Iglesia del papa Francisco. Pero, ¿a qué iglesia pertenece Jorge Mario Bergoglio?”

Yo, a esta altura, ya no entiendo más nada.

De Mattei se dará cuenta (quiero pensar que sí) del peso, valor y significado de sus propias palabras.

¿Se dará cuenta de que está haciendo una pregunta que no sería posible hacerle a San Pedro? Bueno…, no digamos San Pedro. Digamos León XIII, o Pío XII…, o Celestino, o Adriano, o Pablo IV (lea bien, amigo lector, 4to. dije, y no 6to…, porque al 6to Pablo no lo puedo incluir en la lista de Papas).

Ahora bien.

De Mattei se pregunta y Non Possumus le hace eco (y a ambos se los hace Syllabus, como casi siempre) ¿a qué iglesia pertenece Jorge Mario Bergoglio?

Preguntarse y preguntar “¿A qué Iglesia pertenece Jorge Mario Bergoglio?”, sólo puede significar una cosa: se trata de una declaración de SEDEVACANTISMO EXPLÍCITO.

Se trata, por lo menos, de una pregunta que INDUCE y LLEVA al SEDEVACANTISMO.

Por lo menos puede decirse que promueve lo que solemos llamar SEDEVACANTISMO PRÁCTICO.

Casi que me parece innecesario explicar las razones o el por qué de lo que estamos diciendo aquí.

Supongamos que nos dedicamos a la crianza de perros pastores de fina raza.

inevitable3

Y supongamos que también nos dedicamos a la crianza de chanchos y que ambos criaderos se encuentran aledaños y separados por un alambre de flamante instalación.

Resulta que una mañana, al observar muy tempranamente nuestro criadero de perros pastores, descubrimos asombrados, la presencia de un chanchito entre los simpáticos perritos.

Caray. Estoy bastante seguro de algunas cosas.

Estoy casi seguro de que el chanchito en cuestión, tal vez no saque por barata su furtiva incursión. Marcada diferencia entre los perros pastores de fina raza y los católicos que, cuando el concilio, no sacaron corriendo a los modernistas infiltrados, sino que cedieron todas las posiciones.

Estoy seguro de que no dudaré ni por un instante acerca de si ese chancho tal vez pudiera ser un perro. Cosa ésta en la que también fallaron y fallan muchos que se dicen católicos.

Estoy completamente seguro de que ni por casualidad me diré a mí mismo, que “no importa, dejémoslo ahí, pueden estar juntos; el cerdito tiene cuatro patas, dos ojos, dos orejas, una cola, una cabeza…, igualito que los perros pastores de fina raza”. En predicar cosas así parecen ser especialistas los de la FAL$A RE$I$TENCIA cuando admiten la existencia de híbridos, como los frutos buenos/podridos.

Estoy recontra seguro de que la cuestión no me parecerá divertida ni, menos, normal.

Pero de lo que estoy mucho, pero muchísimo más seguro, es de que no me preguntaré ¿de qué chiquero proviene ese chanchito? La respuesta sería obvia. Y seguro también de que llamaré a la peonada para que “excomulguen” de inmediato al atrevido cerdito del hábitat de los perros pastores de fina raza, evitando de inmediato una convivencia inaceptable.

inevitable4

Y después veremos qué fue lo que pasó. Por qué agujero en el alambrado se pasó al animal, y si acaso pudiera ser que me hayan hecho la “chanchada” de “meterme el perro” (valga la redundancia) cuando me vendieron el alambre, o cuando lo montaron.

El asunto es que el chancho pertenece al chiquero, de eso no habrá, ni hay dudas.

Y en el asunto que nos ocupa estamos hablando precisamente de un CHANCHO.

El chancho en cuestión ha dado a lo largo de TODA su chancha vida, señales más que elocuentes de ser un chancho y de pertenecer al chiquero aledaño al criadero de perros pastores de fina raza.

Uno puede perdonarle a De Mattei que todavía dude un poco respecto de si Bergoglio pudiera llegar a ser un perro pastor de fina raza…, pero Non Possumus, ¿todavía tiene esa duda?

En realidad, no está bien perdonarle nada a De Mattei.

Es más, tampoco sería perdonable instalar un criadero de perros pastores de fina raza, alambrado mediante, pegado a un chiquero. Ni cerca deberían estar. Pero bueno. Si no, no hay cuento.

De Mattei debería caer en la cuenta de que el sólo hecho de hacerse la pregunta tiene implicancias definitivas.

Si del pontificado —mediante Bergoglio, el tipo que hoy ostenta el cargo de Papa— se ha llegado a un momento tal en el que alguien (De Mattei o cualquier otro) puede, legítimamente y con argumentos sólidos e irrefutables, formular semejante pregunta, la conclusión no puede ser sino esta: ESE HOMBRE NO PUEDE SER UN VERDADERO PONTÍFICE DE LA IGLESIA CATÓLICA; NO LO ES, NO LO FUE NUNCA.

Si se afirma que Quienes se obstinan en considerar justa la condena de Lutero y herejes y cismáticos a sus seguidores deben ser objeto de severas reprensiones y excluidos de la Iglesia del papa Francisco”, se deberá concluir INEVITABLEMENTE entonces, que la iglesia del llamado papa Francisco NO PUEDE SER LA IGLESIA CATÓLICA; NO LO ES; NO LO FUE NUNCA.

He aquí un razonamiento sencillo y diáfano.

La iglesia conciliar, a la que SÍ pertenece Jorge Mario Bergoglio, NUNCA pudo ser, ni es, ni será jamás, la Verdadera Iglesia de Nuestro Señor Jesucristo; porque si en algún momento NO LO FUE, es porque NUNCA LO FUE.

inevitable5

Todo lo cual significa, dicho más o menos sintéticamente, que dado que el Profesor De Mattei está dispuesto a (por lo menos) poner en duda ambas cosas, es decir: A) la PERTENENCIA de Jorge Mario Bergoglio a la Iglesia Católica y también B) el carácter o la naturaleza o esencia de la iglesia conciliar (esto es una consecuencia inevitable del poner en duda a qué iglesia pertenece Jorge Mario Bergoglio, puesto que es innegable que él preside la iglesia conciliar; él preside todas las cosas que pasan en el Vaticano, sede de la iglesia conciliar desde la década del `60 del pasado siglo)…, entonces, no queda otra posible conclusión que reconocer el ESTADO DE SEDEVACANTISMO EXPLÍCITO en las afirmaciones, en el texto, en las preguntas del Profesor De Mattei.

Y para reforzar la contundencia del argumento, el Prof. De Mattei dice que los obstinados deben ser “excluidos de la Iglesia del Papa Francisco”, o sea EXCOMULGADOS…

Los CATÓLICOS deberían, según el Profesor De Mattei, ser sancionados y excomulgados de la iglesia de Bergoglio, pensamiento este último con el que estoy perfectamente de acuerdo, siempre que el Profesor De Mattei admita las consecuencias que se siguen de una reciprocidad conceptual que, aunque determinaría otro mecanismo a aplicarles a los jerarcas modernistas (que NO sería el de deponerlos de sus cargos ni expulsarlos), demarca los campos semánticos con plenitud, pone en contexto real la situación de una buena vez y clarifica los medios para PRESERVAR LA FE, de cara a lo que consideramos la próxima etapa del proceso de DISOLUSIÓN de la Cristiandad.

Algo similar a lo acontecido en tiempos de Wojtyla, con los cofrades de la FSSPX en el momento de las Consagraciones Episcopales de 1988: católicos fueron “excomulgados” de la iglesia conciliar. Aquellos católicos de aquel tiempo manifestaron sentirse muy gustosos y honrados de saberse “excomunione” del espíritu conciliar y de dicha iglesia herética.

inevitable6

Aunque es cierto que años después muchos de ellos se arrepintieron y ahora están “volviendo a Roma”, tal y como describen las SSEE que el perro vuelve al vómito.

Lo que resulta particularmente llamativo es que Non Possumus publique un documento que por lo menos INDUCE al sedevacantismo. Lo de Non Possumus es sedevacantismo implícito. Lo de De Mattei para mí ya es explícito.

¿Qué dirá frente a todo ésto el “ni implícito ni explícito”, pero sí compliciter de Mons. Williamson?

“Io… io… pssssss… ¿cómo decir? Está, queda, demostrado que el, la ,lo que debemos hacer es pensar que hay frutos medio buenos y medio podridos, porque se me mezclaron los árboles; ta.… y pedirla, pedirle a Dios, pssssssss… que le enseña al Papa Francis, el ruta, en esto tiempo de tanto confuso”

¿Y, el “semper vago” de Mons. Faure?

“C’est la vie…, mais le pape est le pape”

Y el “circunspecto y prudentísimo” Mons. Don Tomás de Aquino.

“A confusão não tem fim. Ore para que o Santo Padre

“Sobran las palabras”, diría el gaucho, mientras toma su sombrero  “panza de burro” y pesadamente se levanta, desata el “Mala cara” y se va… cabalgando apesadumbrado y mansamente hacia el poniente.

Sobran, sí.

Y faltan hechos.

Porque, como decía el Padre Castellani, las palabras son hembras y los hechos son machos.

Salvo que la identidad de género haya entrado también en la Fláccida…

inevitable7