PARA SANTIFICAR EL DOMINGO

PARA AQUELLOS QUE NO TIENEN LA POSIBILIDAD DE ASISTIR A LA SANTA MISA

Recordamos a nuestros queridos lectores la posibilidad santificar el día Domingo a través de Nuestro Blog.

En la parte superior del mismo se encuentra una pestaña o página donde están los diferentes medios para realizar la Santificación del Día Domingo o Fiestas de Precepto, además de contar con los Sermones de los Queridos Padres: Juan Carlos Ceriani y  Basilio Méramo.

A continuación, los propios del:

DOMINGO XIX DESPÚES DE PENTECOSTÉS

19domingoIntroito

Yo soy la salud del pueblo, dice el Señor; en cualquier tribulación en que clamaren a mí, los oiré, y seré su Señor para siempre. Atiende, pueblo mío, a mi Ley; inclina tu oído a las palabras de mi boca. Gloria al Padre…

Colecta

Omnipotente y sempiterno Dios, aparta propicio de nosotros todo lo adverso, para que, expeditos a la vez de alma y de cuerpo, te sirvamos con corazones libres. Por N.S.J.C.…

Epístola.

(Carta del Apóstol San Pablo a los Efesios, IV, 23-28)

Hermanos: Renovaos en lo íntimo de vuestra alma, y revestíos del hombre nuevo, que ha sido creado según Dios en justicia y en santidad verdadera. Por lo cual, abandonando la mentira, hablad verdad cada cual con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros. Si os encolerizáis, no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo. No deis lugar al diablo; el que hurtaba, no hurte; antes bien trabaje, obrando con sus manos lo que es bueno, para que tenga de dónde dar al que padezca necesidad.

Gradual

Ascienda mi oración, como un incienso, en tu presencia, Señor. La elevación de mis manos sea como el sacrificio vespertino.

Aleluya.

Aleluya, aleluya. Alabad al Señor, e invocad su nombre; anunciad entre las gentes sus obras. Aleluya.

Evangelio

(Continuación del Santo Evangelio según San Mateo [XXII, 1-14])

En aquel tiempo habló Jesús a los príncipes de los sacerdotes y a los fariseos, diciendo: “El reino de los cielos es semejante a un rey que celebró las bodas de su hijo. Y envió a sus siervos a llamar a los convidados a las bodas, mas ellos no quisieron venir. Entones envió a otros siervos, a los cuales dijo: “Decid a los convidados: Tengo preparado mi banquete; mis toros y animales cebados han sido sacrificados ya, y todo está a punto; venid a las bodas”. Pero, sin hacerle caso, se fueron el uno a su granja, el otro a sus negocios. Y los restantes agarraron a los siervos, los ultrajaron y los mataron. El rey, encolerizado, envió sus soldados, hizo perecer a aquellos homicidas: y quemó su ciudad. Entonces dijo a sus siervos: “Las bodas están preparadas, mas los convidados no eran dignos. Id, pues, a las encrucijadas de los caminos, y a todos cuantos halléis, invitadlos a las bodas”. Salieron aquellos siervos a los caminos, y reunieron a todos cuantos hallaron, malos y buenos, y la sala de las bodas quedó llena de convidados. Mas cuando el rey entró para ver a los comensales, notó a un hombre que no estaba vestido con el traje de boda. Le dijo: “Amigo, ¿cómo has entrado aquí sin tener el traje de boda?” Y él enmudeció. Entonces el rey dijo a los siervos: “Atadlo de pies y manos, y arrojadlo a las tinieblas de afuera; allí será el llanto y el rechinar de dientes. Porque muchos son llamados, mas pocos escogidos.”

Credo.

Ofertorio.

Si caminare en medio de la tribulación, me vivificarás Tú, Señor; y, sobre la ira de mis enemigos, extenderás tu mano, y me salvará tu diestra.

Secreta.

Te suplicamos, Señor, nos concedas que estos dones, ofrecidos ante los ojos de tu Majestad, sean saludables para nosotros. Por N.S.J.C.…

Prefacio

Prefacio de la Santísima Trinidad:

 Latín

Vere dignum et justum est, æquum et salutare, nos tibi semper, et ubique gratias agere: Domine sancte, Pater omnipotens, æterne Deus. Qui cum unigenito Filio tuo, et Spiritu Sancto, unus es Deus, unus es Dominus: non in unius singularitate personæ, sed in unius Trinitate substantiæ. Quod enim de tua gloria, revelante te, credimus, hoc de Filio tuo, hoc de Spiritu Sancto, sine differentia discretionis sentimus. Ut in confessione veræ, sempiternæque Deitatis, et in personis Proprietas, et in essentia unitas, et in majestate adoretur æqualitas. Quam laudant Angeli atque Archangeli, Cherubim quoque ac Seraphim: qui non cessant clamare quotidie, una voce dicentes

Sanctus Sanctus Sanctus…

 
Castellano

En verdad es digno y justo, equitativo y saludable, que te demos gracias en todo tiempo y lugar, oh Señor santo, Padre todopoderoso y eterno Dios. Quien, con tu Hijo unigénito y el Espíritu Santo, eres un solo Dios, eres un solo Señor: no en la unidad de una sola persona, sino en la Trinidad de una sola sustancia. Porque cuanto creemos, por habérnoslo Tú revelado, acerca de tu gloria, lo creemos igualmente de tu Hijo, y del Espíritu Santo, sin diferencia ni distinción. De modo que, al reconocer una sola verdadera y eterna Divinidad, sea también adorada la propiedad en las personas, la unidad en la esencia y la igualdad en la majestad. A la cual alaban los Ángeles y los Arcángeles, los Querubines y los Serafines, que no cesan de cantar diariamente, diciendo a coro

Sanctus Sanctus Sanctus…

Comunión.

Tú ordenaste que tus mandamientos fuesen guardados fielmente; ¡ojalá que mis caminos vayan enderezados en la guarda de tus preceptos!

Poscomunión.

Haz, Señor, que tu obra medicinal nos libre clemente de nuestras perversidades y nos apegue siempre a tus mandamientos. Por N.S.J.C.…

Introito

Gradual

Aleluya

OFERTORIO

COMUNION