PARA SANTIFICAR EL DOMINGO

PARA AQUELLOS QUE NO TIENEN LA POSIBILIDAD DE ASISTIR A LA SANTA MISA

Recordamos a nuestros queridos lectores la posibilidad santificar el día Domingo a través de Nuestro Blog.

En la parte superior del mismo se encuentra una pestaña o página donde están los diferentes medios para realizar la Santificación del Día Domingo o Fiestas de Precepto, además de contar con los Sermones de los Queridos Padres: Juan Carlos Ceriani y  Basilio Méramo.

A continuación, los propios del:

DOMINGO XVII DESPÚES DE PENTECOSTÉS

17domingo

Introito

Justo eres, oh Señor, y rectos son tus juicios; obra en tu siervo según tu misericordia. Dichosos los que viven sin mancilla, que andan según la ley del Señor. Gloria al Padre…

Colecta

Te rogamos, Señor, que concedas a tu pueblo la gracia de verse libre de las asechanzas del demonio, y de servirte a Ti, único Dios, con pureza de alma. Por N.S.J.C.…

Epístola.

(Carta del Apóstol San Pablo a los Efesios, IV, 1-6)

Hermanos: Os ruego, pues, yo, el prisionero en el Señor, que caminéis de una manera digna del llamamiento que se os ha hecho, con toda humildad de espíritu y mansedumbre, con longanimidad, sufriéndoos unos a otros con caridad, esforzándoos por guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz. Uno es el cuerpo y uno el Espíritu, y así también una la esperanza de la vocación a que habéis sido llamados; uno el Señor, una la fe, uno el bautismo, uno el Dios y Padre de todos, el cual es sobre todo, en todo y en todos. El cual es bendito por todos los siglos de los siglos. Amén.

Gradual

Feliz la nación, cuyo Dios es el Señor; el pueblo, a quien eligió el Señor por herencia propia. Por la palabra del Señor se fundaron los cielos, y el concierto de sus astros por el soplo de su boca.

Aleluya.

Aleluya, aleluya. Escucha, oh Señor, mi oración; y llegue hasta Ti mi clamor. Aleluya.

Evangelio

(San Mateo, XXII, 35-46)

En aquel tiempo: Se llegaron a Jesús los fariseos, y uno de ellos, doctor de la Ley, le preguntó para tentarlo: Maestro, ¿cuál es el mandamiento principal de la Ley? Jesús le respondió: Amarás al Señor Dios tuyo de todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Éste es el principal y primer mandamiento. El segundo es semejante a éste, y es: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. En estos dos mandamientos está cifrada toda la Ley y los Profetas. Estando aquí juntos los fariseos, Jesús les hizo esta pregunta: ¿Qué os parece a vosotros del Cristo o Mesías?, ¿de quién es hijo? Le dicen: de David. Les replicó: Pues ¿cómo David en espíritu profético lo llama su Señor, cuando dice: Dijo el Señor a mi Señor: siéntate a mi diestra, mientras tanto que yo pongo tus enemigos por peana de tus pies? Pues si David lo llama su Señor, ¿cómo sabe que sea hijo suyo? A lo cual nadie pudo responderle una palabra: ni hubo ya quien desde aquel día osase hacerle más preguntas.

Ofertorio.

Yo, Daniel, rogué a mi Dios, diciéndole: Señor, escucha las súplicas de tu siervo; que tu rostro brille sobre tu santuario. Dígnate oír propicio, oh Dios, y atiende a este pueblo, sobre el cual ha sido invocado tu nombre.

Secreta.

Oh Señor, suplicamos humildemente a tu Majestad que hagas que estos santos misterios que celebramos nos libren de las faltas pasadas y de las venideras. Por N.S.J.C.…

Prefacio

Prefacio de la Santísima Trinidad:

 Latín

Vere dignum et justum est, æquum et salutare, nos tibi semper, et ubique gratias agere: Domine sancte, Pater omnipotens, æterne Deus. Qui cum unigenito Filio tuo, et Spiritu Sancto, unus es Deus, unus es Dominus: non in unius singularitate personæ, sed in unius Trinitate substantiæ. Quod enim de tua gloria, revelante te, credimus, hoc de Filio tuo, hoc de Spiritu Sancto, sine differentia discretionis sentimus. Ut in confessione veræ, sempiternæque Deitatis, et in personis Proprietas, et in essentia unitas, et in majestate adoretur æqualitas. Quam laudant Angeli atque Archangeli, Cherubim quoque ac Seraphim: qui non cessant clamare quotidie, una voce dicentes

Sanctus Sanctus Sanctus…

 
Castellano

En verdad es digno y justo, equitativo y saludable, que te demos gracias en todo tiempo y lugar, oh Señor santo, Padre todopoderoso y eterno Dios. Quien, con tu Hijo unigénito y el Espíritu Santo, eres un solo Dios, eres un solo Señor: no en la unidad de una sola persona, sino en la Trinidad de una sola sustancia. Porque cuanto creemos, por habérnoslo Tú revelado, acerca de tu gloria, lo creemos igualmente de tu Hijo, y del Espíritu Santo, sin diferencia ni distinción. De modo que, al reconocer una sola verdadera y eterna Divinidad, sea también adorada la propiedad en las personas, la unidad en la esencia y la igualdad en la majestad. A la cual alaban los Ángeles y los Arcángeles, los Querubines y los Serafines, que no cesan de cantar diariamente, diciendo a coro

Sanctus Sanctus Sanctus…

Comunión.

Haced votos al Señor Dios vuestro; y cumplidlos, todos los que en torno suyo traéis ofrendas a este Dios terrible, que quita la vida a los príncipes, terrible para todos los reyes de la tierra.

Poscomunión.

Que por estos santos Sacramentos, Dios Todopoderoso, se curen nuestros vicios, y consigamos los remedios eternos. Por N.S.J.C.…

Introito

Gradual

Aleluya

OFERTORIO

COMUNION