PARA SANTIFICAR EL DOMINGO

PARA AQUELLOS QUE NO TIENEN LA POSIBILIDAD DE ASISTIR A LA SANTA MISA

Recordamos a nuestros queridos lectores la posibilidad santificar el día Domingo a través de Nuestro Blog.

En la parte superior del mismo se encuentra una pestaña o página donde están los diferentes medios para realizar la Santificación del Día Domingo o Fiestas de Precepto, además de contar con los Sermones de los Queridos Padres: Juan Carlos Ceriani y  Basilio Méramo.

A continuación, los propios del:

DOMINGO DÉCIMOQUINTO DESPUÉS DE PENTECOSTÉS

domingo-15-despues-de-pentecostes

Introito

Inclina, Señor, tu oído hacia mí, y óyeme; salva, oh Dios mío, a tu siervo, que espera en Ti; ten piedad de mí, Señor; porque a Ti clamo todo el día. Alegra el alma de tu siervo; porque a Ti, Señor, elevo mi alma. Gloria al Padre…

Colecta

Haz, Señor, que tu continua misericordia purifique y proteja a tu Iglesia; y, ya que sin Ti no puede mantenerse salva, sea siempre gobernada por tu gracia. Por NSJC…

Epístola.

(Gálatas, V, 25-26; VI, 1-10)

Hermanos: Si vivimos por el Espíritu, por el Espíritu también caminemos. No seamos codiciosos de vanagloria, provocándonos unos a otros, envidiándonos recíprocamente. Hermanos, si alguien fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales enderezad al tal con espíritu de mansedumbre, mirándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado. Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y así cumpliréis la Ley de Cristo. Pues si alguien piensa que es algo, él mismo se engaña en su mente, siendo como es nada. Mas pruebe cada cual su propia obra, entonces el motivo que tenga para gloriarse lo tendrá para sí mismo solamente, y no delante de otro. Porque cada uno llevará su propia carga. El que es enseñado en la Palabra, comparta todos los bienes con el que le instruye. No os engañéis: Dios no se deja burlar; pues lo que el hombre sembrare, eso cosechará. El que siembra en su carne, de la carne cosechará corrupción; mas el que siembra en el Espíritu, del Espíritu cosechará vida eterna. No nos cansemos, pues, de hacer el bien, porque a su tiempo cosecharemos, si no desmayamos. Por tanto, según tengamos oportunidad, obremos lo buena para con todos, y mayormente con los hermanos en la fe.

Gradual.

Es bueno alabar al Señor, y salmodiar a tu Nombre, oh Altísimo. Para anunciar por la mañana tu misericordia, y tu verdad por la noche.

Aleluya.

Aleluya, aleluya. Porque el Señor es un Dios grande, es el Rey de toda la tierra. Aleluya.

Evangelio

(San Lucas, VII, 11-16)

En aquel tiempo Jesús se encaminó a una ciudad llamada Naím; iban con Él sus discípulos y una gran muchedumbre de pueblo. Al llegar a la puerta de la ciudad, he ahí que era llevado fuera un difunto, hijo único de su madre, la cual era viuda, y venía con ella mucha gente de la ciudad. Al verla el Señor, movido de misericordia hacia ella, le dijo: No llores. Y se acercó y tocó el féretro, y los que lo llevaban se detuvieron. Entonces dijo: Muchacho, Yo te digo: ¡Levántate! Y el que había estado muerto se incorporó y se puso a hablar. Y lo devolvió a la madre. Por lo cual todos quedaron poseídos de temor, y glorificaron a Dios, diciendo: Un gran profeta se ha levantado entre nosotros y Dios ha visitado a su pueblo.

Credo.

Ofertorio.

Esperé con paciencia al Señor, y me miró; y oyó mi súplica; y puso en mi boca un cántico nuevo, un himno a nuestro Dios.

Secreta.

Guárdennos, Señor, tus Sacramentos, y nos defiendan siempre contra las incursiones diabólicas. Por NSJC…

Prefacio de la Santísima Trinidad::

Latín

Vere dignum et justum est, æquum et salutare, nos tibi semper, et ubique gratias agere: Domine sancte, Pater omnipotens, æterne Deus. Qui cum unigenito Filio tuo, et Spiritu Sancto, unus es Deus, unus es Dominus: non in unius singularitate personæ, sed in unius Trinitate substantiæ. Quod enim de tua gloria, revelante te, credimus, hoc de Filio tuo, hoc de Spiritu Sancto, sine differentia discretionis sentimus. Ut in confessione veræ, sempiternæque Deitatis, et in personis Proprietas, et in essentia unitas, et in majestate adoretur æqualitas. Quam laudant Angeli atque Archangeli, Cherubim quoque ac Seraphim: qui non cessant clamare quotidie, una voce dicentes

Sanctus Sanctus Sanctus…


Castellano

En verdad es digno y justo, equitativo y saludable, que te demos gracias en todo tiempo y lugar, oh Señor santo, Padre todopoderoso y eterno Dios. Quien, con tu Hijo unigénito y el Espíritu Santo, eres un solo Dios, eres un solo Señor: no en la unidad de una sola persona, sino en la Trinidad de una sola sustancia. Porque cuanto creemos, por habérnoslo Tú revelado, acerca de tu gloria, lo creemos igualmente de tu Hijo, y del Espíritu Santo, sin diferencia ni distinción. De modo que, al reconocer una sola verdadera y eterna Divinidad, sea también adorada la propiedad en las personas, la unidad en la esencia y la igualdad en la majestad. A la cual alaban los Ángeles y los Arcángeles, los Querubines y los Serafines, que no cesan de cantar diariamente, diciendo a coro

Sanctus Sanctus Sanctus…

Comunión.

El pan que Yo daré, es mi carne por la vida del mundo.

Poscomunión.

Te suplicamos, Señor, hagas que la virtud de este don celestial santifique nuestras almas y cuerpos; para que no dominen en nosotros nuestros sentidos, sino que siempre nos prevenga el efecto de este Sacramento. Por NSJC…

Introito

Gradual

Aleluya

OFERTORIO

COMUNION