¿UNA NUEVA FORMA DE EVANGELIZAR? o ¿ UNA NUEVA FORMA DE CORROMPER?

“Ser la esposa de todo un Dios, ¡Qué título…! ¡Qué privilegio!”

Confidencias de la madre Genoveva a Santa Teresita del Niño Jesús

Lamentablemente, luego de que el Concilio Vaticano II se instalase como una enfermedad dentro de la Iglesia, se ha ido perdiendo el verdadero sentido de lo que es la gracia de la vocación religiosa…

Todo esto lo podemos ver a diario con los escándalos posconciliares, que muchas veces nos da vergüenza tener que mostrar, una mezcla en realidad de sentimientos, pero no hacemos nada con ese dicho que menciona: ojos que no ven, corazón que no siente. Al enemigo hay que desenmascararlo.

Por eso nuestro título, ¿es esta a caso una nueva forma de evangelizar, o en realidad es una manera de corromper dando el mal ejemplo y llevando a las almas a la perdición?

Sor Cristina trae atmósfera de discoteca a la JMJ-2016

637_Cristina-04Además de sus otros shows-musicales realizados en Cracovia siguiendo un modelo protestante, Sor Cristina Succia aprovechó su estancia en la JMJ-2016 para llevar a la juventud a un ambiente de discoteca.

A pesar de que la letra de la música no eran particularmente censurable, el conjunto del espectáculo pretende enviar el mensaje a los jóvenes de que no hay nada malo en ir a las discotecas y conciertos de rock.

Sin embargo, la gente va a estos clubes no a practicar la virtud de la castidad, sino más bien a buscar medios para violarla. Por lo tanto, lo que hizo Cristina, con la plena aprobación de las autoridades religiosas, fué para dar otra “bendición” de la iglesia conciliar a las costumbres inmorales del mundo.

Vea este breve vídeo 

692_Disc-02“No hay un solo mandamiento de la ley de Dios que el baile no haga quebrantar… […] ¡Dios mío!, ¿es posible que estén en esto tan cegados, que lleguen a creer que no hay peligro en el baile, siendo así que es la maroma con que el demonio arrastra más almas al infierno? El demonio da vueltas alrededor de un baile, como un muro rodea un jardín… Las personas que entran en un baile dejan a su ángel de la guarda en la puerta, y el demonio lo sustituye; así resulta que en la sala hay tantos demonios como danzantes”.

Santo Cura de Ars

Fuente de la Noticia:

http://www.traditioninaction.org/RevolutionPhotos/A692-Disco.htm