PADRE JUAN CARLOS CERIANI: ACOTACIONES AL ELEISON 473

LA RESISTENCIA FLÁCCIDA ABSORBIDA POR LA IGLESIA OFICIAL

En su momento, septiembre de 2014, señalé varias concordancias entre Monseñor Fellay y el Obispo de Kent.

Comencé por recordar que el 9 de noviembre de 2012, en París, durante una conferencia a los sacerdotes del Distrito de Francia de la FSSPX, Monseñor Fellay había deslizado esta enigmática expresión:

Os voy a hacer reír, pero realmente pienso que nosotros, los cuatro obispos, somos de un mismo parecer.

Hacía menos de un mes que el Obispo que nunca se retracta había sido expulsado de la F$$PX…

Luego afirmé que aquello que en su momento pareció una broma, resultó ser una realidad, tanto en el pasado como en el presente, y que presagiaba un futuro siniestro.

La tercera entrega de aquellas de septiembre de 2014 fue dedicada al tema de ir a Roma…

https://radiocristiandad.wordpress.com/2014/09/06/p-juan-carlos-ceriani-monsenor-fellay-monsenor-williamson-discrepancias-y-concordancias-iii/

Ese ir a Roma está resaltado en verde porque en este punto Monseñor Fellay y el Obispo que nunca se retracta  (y no se ha retractado…) son de un mismo parecer: los Prelados estuvieron y están dispuestos a ir, si la Roma modernista y anticristo los llama…

La séptima entrega analizó el tema de la famosa regularización canónica…, con el mismo resultado…

https://radiocristiandad.wordpress.com/2014/09/11/p-juan-carlos-ceriani-monsenor-fellay-monsenor-williamson-discrepancias-y-concordancias-vii/

Por lo tanto, en cuanto a ir a la Roma apóstata y anticristo y recibir de ella una regularización canónica, total concordancia entre Monseñor Fellay y el Obispo de Kent.

Sólo hay una discrepancia: uno iría corriendo y el otro volando…

corriendo volando

—00—

Pues bien, el último Comentario Eleison del Obispo británico, número 473, del 6 de agosto pasado, Monseñor Fellay – I, confirma todo lo dicho.

El Comentario en cuestión termina de esta manera:

Y, en cuanto a esa Fe, el Papa actual y los oficiales Romanos que dominan a su alrededor, han perdido su agarre en la Verdad como siendo una, objetiva, no contradictoria y exclusiva, y con ello ellos han perdido su afianzamiento en la verdadera Fe, por no decir, han perdido la verdadera Fe. Eso significa que si el Papa Francisco en efecto aprobara oficialmente a la Fraternidad, de ninguna manera sería un signo de que la Fraternidad restauraría la Iglesia a la cordura sino más bien de la Iglesia oficial absorbiendo a la Fraternidad dentro de su locura.

En resumen, dice claramente lo siguiente:

El Papa actual y los oficiales Romanos que dominan a su alrededor han perdido la verdadera Fe. Eso significa que, si el Papa Francisco en efecto aprobara oficialmente a la Fraternidad, sería un signo de que la Iglesia oficial ha absorbido a la Fraternidad dentro de su locura.

Recordemos…:

Si…, si…, si… por algún milagro, el Papa Francisco me llamase la semana próxima y me dijese:

— Excelencia, usted y yo hemos tenido nuestras divergencias, pero en este momento lo autorizo a fundar una sociedad. Siga usted adelante por el bien de la Iglesia.

— Santo Padre, ¿puede, usted, poner esto por escrito? ¿Le molestaría que vaya a Roma a buscar el documento con su firma?

— Pero, por supuesto.

— Muy bien, entonces yo estaría en el próximo avión hacia Roma. ¡Yo estaría en el próximo avión hacia Roma!

En resumen, dice claramente lo que sigue:

Decimejorge y los oficiales Romanos que dominan a su alrededor han perdido la verdadera Fe. Eso significa que, si Decimejorge, en efecto, aprobara oficialmente a la Resistencia Fláccida williamsoniana, autorizándola a fundar una sociedad, el Obispo de Kent tomaría el primer avión hacia Roma para buscar el documento con la firma franciscana, y ésto sería un signo de que la Iglesia oficial ha absorbido a la Resistencia Fláccida dentro de su locura.

Total concordancia entre ambos Obispos…

Si…, si…, si… por algún milagro…

¿Que es necesario un milagro?

Pero, si el Obispo de Kent dice que ellos se producen en torno a la nueva misa bastarda, y los Padres Bouchacourt y Trejo testifican martirios en la iglesia conciliar en medio de la celebración de la cena montiniana…, ¿qué impide que Decimejorge también realice milagros?…

¡El Pseudoprofeta los hará a granel!…

¿Que lo único que falta como motivo de credibilidad son las profecías?… El Obispo de Kent dispone de un arsenal de ellas…

—00—

Pero hay más aún…

En la novena de aquellas entregas traté uno de los temas que presagian un futuro siniestro. Me referí al concepto de Iglesia de ambos Obispos, que coinciden en cuanto a los efectos, pero difieren solamente en cuanto a los ejemplos que dan.

Los textos y la actitud de ambos Obispos muestran a las claras la concordancia entre ellos en cuanto al concepto de Iglesia, a sus relaciones pasadas con la iglesia conciliar y al siniestro futuro que se sigue como consecuencia de todo ésto.

https://radiocristiandad.wordpress.com/2014/09/13/p-juan-carlos-ceriani-monsenor-fellay-monsenor-williamson-discrepancias-y-concordancias-ix/

Hemos visto que el Comentario Eleison que analizamos dice:

Eso significa que si el Papa Francisco en efecto aprobara oficialmente a la Fraternidad, de ninguna manera sería un signo de que la Fraternidad restauraría la Iglesia a la cordura, sino más bien de la Iglesia oficial absorbiendo a la Fraternidad dentro de su locura.

Resulta, entonces, que la Esposa Inmaculada de Jesucristo está loca y necesita ser restaurada…

Los locos sin cura son otros, evidentemente…

Ya vemos de dónde el pobre Padre René Trincado saca sus extravagantes ideas de que Elías vendrá a restaurar a la Iglesia…

El que no recuerde, puede ver aquí:

https://radiocristiandad.wordpress.com/2015/11/25/padre-ceriani-el-padre-trincado-no-puede-retractarse/

Sobran las acotaciones…

—00—

Pero las cosas se complican con las versiones oficiales, realizadas por el Obispo de Kent o corregidas por él…

Señalo, al pasar, que la versión oficial francesa del Comentario Eleison oscurece aún más la situación…

En efecto, el original inglés dice:

That means that if Pope Francis did indeed approve officially of the Society, it would by no means be a sign of the Society restoring the Church to sanity, but rather of the official Church absorbing the Society into its insanity.

Sin embargo, la versión oficial francesa ofrece esta variante:

Cela signifie que si en effet le Pape François approuvait officiellement la FSSPX, cela n’indiquerait d’aucune façon que la FSSPX ramènerait à l’ordre l’Église, mais plutôt que l’Église absorberait dans son propre désordre la Fraternité.

Se ha suprimido la palabra oficial.

¿Quién lo hizo? ¿Por qué? ¿No se ha dado cuenta el señor Obispo?

No es la primera vez que la versión francesa presenta otro matiz del pensamiento episcopal kentiano… Pero, ¿piensa en inglés o en francés?

La traducción al castellano de esa versión espuria diría:

Esto significa que si el Papa Francisco en efecto aprobase oficialmente la FSSPX, esto no indicaría en modo alguno que la FSSPX traería nuevamente la Iglesia al orden, sino más bien de la Iglesia absorbería la Fraternidad dentro de su propio desorden.

Aquí la cuestión de la noción de Iglesia se cubre de densos nubarrones negros…

Ahora bien, ni Monseñor Faure, ni Monseñor Ferreira da Costa, ni ninguno de los sacerdotes de la Resistencia Fláccida han denunciado los graves errores contenidos en este Comentario Eleison, que reiteran los ya emitidos por el Obispo que nunca se retracta

Todas estas cosas son ya un signo de que la Iglesia oficial (la conciliar, la bastarda, la anticristo…) ha absorbido a la Resistencia Fláccida dentro de su locura…

Los próximos Eleison (Monseñor Fellay – II… Monseñor Fellay – III…) pronostican nuevas locuras…

El sitio del Elenco de los errores del Obispo de Kent tiene material de sobra para aumentar su lista…

—00—

Y que Los impotentes y adláteres no nos vengan con citas o actos de Monseñor Marcel Lefebvre…, pretendiendo con ellas justificar al kentiano…

Ya el Padre Rioult nos ha advertido, respecto del digno Arzobispo, que tuvo que hacer frente casi solo a una situación inaudita, hasta el punto de ser más de una vez desconcertado por ella y de decir o hacer cosas contradictorias.

No sólo debemos imitarlo en su magnánima gesta, sino también debemos evitar incurrir en sus comprensibles errores o contradicciones, así como hemos de llevar hasta sus últimas consecuencias sus aciertos.

Padre Juan Carlos Ceriani