PARA SANTIFICAR EL DOMINGO

PARA AQUELLOS QUE NO TIENEN LA POSIBILIDAD DE ASISTIR A LA SANTA MISA

Recordamos a nuestros queridos lectores la posibilidad santificar el día Domingo a través de Nuestro Blog.

En la parte superior del mismo se encuentra una pestaña o página donde están los diferentes medios para realizar la Santificación del Día Domingo o Fiestas de Precepto, además de contar con los Sermones de los Queridos Padres: Juan Carlos Ceriani y  Basilio Méramo.

A continuación, los propios del:

DOMINGO IV DESPÚES DE PENTECOSTÉS

thIntroito

El Señor es mi luz, y mi salvación, ¿a quién he de temer? El Señor es el defensor de mi vida: ¿quién me hará temblar? Los enemigos, que me atribulaban, han flaqueado y caído.  Si se levantaren contra mis ejércitos: no temblará mi corazón. Gloria al Padre…

Colecta

Te suplicamos, Señor, hagas que el mundo siga, por orden tuya, un curso pacífico para nosotros; y que tu Iglesia se alegre con tranquila devoción. Por N.S.J.C.

Epístola.

(Romanos, VIII, 18-23)

Hermanos: Creo que las penas de este tiempo no son comparables con la futura gloria que se revelará en nosotros. En efecto, el anhelo de las criaturas espera la revelación de los hijos de Dios. Porque las criaturas están sujetas a la vanidad, no de grado, sino por causa de Aquel que las sometió con la esperanza; pues también las mismas criaturas serán redimidas de la esclavitud de la corrupción, y alcanzarán la libertad de la gloria de los hijos de Dios. Porque sabemos que hasta ahora todas las criaturas están gimiendo con dolores de parto. Y no solo ellas, sino que también nosotros, que tenemos las primicias del espíritu, gemimos dentro de nosotros esperando la adopción de los hijos de Dios, la redención de nuestro cuerpo, en Jesucristo, Nuestro Señor.

Gradual

Sé propicio, Señor, con nuestros pecados, para que nunca digan las gentes: ¿Dónde está su Dios? Ayúdanos, oh Dios, Salvador nuestro; y por el honor de tu nombre, líbranos, Señor.

Aleluya.

Aleluya, aleluya. Oh Dios, que te sientas sobre el trono, y juzgas con equidad: sé el refugio de los pobres en la tribulación. Aleluya.

Evangelio

(San Lucas, V, 1-11)

En aquel tiempo, las turbas irrumpieron sobre Jesús para oír la palabra de Dios. Y Él estaba junto al lago de Genesaret. Y vio dos naves, que estaban cerca del lago, y los pescadores habían bajado, y lavaban las redes. Y, subiendo a una de las naves, que era de Simón, rogó a éste que la apartara un poco de tierra. Y, sentándose, enseñó desde la nave a las turbas. Y, cuando cesó de hablar, dijo a Simón: Rema mar adentro, y lanzad vuestras redes para pescar. Y respondiendo Simón, le dijo: Maestro, hemos estado trabajando toda la noche, y no hemos pescado nada: pero, confiado en tu palabra, lanzaré la red. Y habiendo hecho esto pescaron una gran cantidad de peces: y se rompía la red. E hicieron señas a los compañeros, que estaban en la otra nave, para que vinieran, y les ayudaran. Y vinieron, y llenaron las dos naves de tal modo, que casi se sumergían. Viendo lo cual Simón Pedro, se arrojó a las rodillas de Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy un hombre pecador. Porque el temor se había apoderado de él, y de todos los que estaban con él en la pesca de los peces que habían capturado: y también de Santiago y de Juan, hijos del Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Y dijo Jesús a Simón: No temas: desde hoy serás ya pescador de hombres. Y, llegadas a tierra las naves, dejándolo todo, le siguieron a Él.

Ofertorio.

Ilumina mis ojos, para que nunca duerma en la muerte, para que nunca diga mi enemigo: He prevalecido contra él.

Secreta.

Aplácate, Señor, te lo suplicamos, con la aceptación de nuestras oblaciones, y compele propicio hacia ti nuestras rebeldes voluntades. Por N.S.J.C.

Prefacio

Prefacio de la Santísima Trinidad:

 Latín

Vere dignum et justum est, æquum et salutare, nos tibi semper, et ubique gratias agere: Domine sancte, Pater omnipotens, æterne Deus. Qui cum unigenito Filio tuo, et Spiritu Sancto, unus es Deus, unus es Dominus: non in unius singularitate personæ, sed in unius Trinitate substantiæ. Quod enim de tua gloria, revelante te, credimus, hoc de Filio tuo, hoc de Spiritu Sancto, sine differentia discretionis sentimus. Ut in confessione veræ, sempiternæque Deitatis, et in personis Proprietas, et in essentia unitas, et in majestate adoretur æqualitas. Quam laudant Angeli atque Archangeli, Cherubim quoque ac Seraphim: qui non cessant clamare quotidie, una voce dicentes

Sanctus Sanctus Sanctus…

 
Castellano

En verdad es digno y justo, equitativo y saludable, que te demos gracias en todo tiempo y lugar, oh Señor santo, Padre todopoderoso y eterno Dios. Quien, con tu Hijo unigénito y el Espíritu Santo, eres un solo Dios, eres un solo Señor: no en la unidad de una sola persona, sino en la Trinidad de una sola sustancia. Porque cuanto creemos, por habérnoslo Tú revelado, acerca de tu gloria, lo creemos igualmente de tu Hijo, y del Espíritu Santo, sin diferencia ni distinción. De modo que, al reconocer una sola verdadera y eterna Divinidad, sea también adorada la propiedad en las personas, la unidad en la esencia y la igualdad en la majestad. A la cual alaban los Ángeles y los Arcángeles, los Querubines y los Serafines, que no cesan de cantar diariamente, diciendo a coro

Sanctus Sanctus Sanctus…

Comunión.

El Señor es mi sostén, y mi refugio, y mi libertador. Tú, oh Dios mío y auxiliador mío.

Poscomunión.

Te suplicamos, Señor, hagas que los Ministerios recibidos nos purifiquen y nos protejan con su virtud. Por N.S.J.C.

Introito

Gradual

Aleluya

OFERTORIO

COMUNION