SÁNCHEZ MALAGÓN: IN MEMORIAM

PADRE MATEO CRAWLEY BOEVEY

14 Noviembre 1875 – 4 de Mayo 1960

p. mateo

Hace 56 años y un mes voló al Cielo el alma del Apóstol del Sagrado Corazón, fundador de la ENTRONIZACIÓN DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS EN LOS HOGARES y de la ADORACIÓN NOCTURNA EN EL HOGAR. Autor de los preciosos libros la HORA SANTA y JESÚS REY DE AMOR. Tan sencillos en su forma, como conmovedores en su fondo.

De estos dos medios (Entronización y Adoración) se sirvió para predicar la devoción al Corazón de Jesús durante toda su vida, tal como se lo prometió al Señor en Paray- le-Monial el año 1907.

p. mateo 1

Entronización del Sagrado Corazón de Jesús en el hogar

En esta santa empresa le alentaron insistentemente San Pío X, Benedicto XV, Pío XI y Pío XII. A pesar de sus achaques, recorrió todo el mundo, constituyéndose al fin misionero  de misioneros, por orden expresa de Pío XI.

El bien que hizo a las almas fue inmenso.

Al plebiscito mundial acerca de la REALEZA DE JESÚS, propugnado por el Padre Mateo, se debe la institución de la fiesta de CRISTO REY, y a su propaganda por toda España en pro del monumento en el Cerro de los Ángeles, la solemne Entronización del Corazón de Jesús, allí mismo presidida, por el Rey Alfonso XIII, el 30 de mayo de 1919.

Así fue trabajando, siempre con gran fervor y entusiasmo, por el Rey de Amor, recorriendo inmensas distancias, hasta que cayó gravemente enfermo en Canadá, donde quedo hospitalizado unos diez años.

Al fin, en 1956, algo repuesto, pudo trasladarse a Valparaíso, su ciudad de adopción. Allí, en 1898, había ingresado en la Congregación de los Sagrados Corazones, y allí también había cantado su primera Misa.

Dios le llamó para darle el premio merecido por sus trabajos en favor del Corazón de Jesús, cuando se hallaba ocupado en redactar sus memorias. Sucedió esto el 4 de mayo de 1960. Todo sea para mayor gloria de los Sagrados Corazones y el TRIUNFO DEFINITIVO DE CRISTO REY en el mundo entero.

p. mateo 2

1996-2016 veinte años de la Entronización del Sagrado Corazón en el hogar

ACTO DE RENOVACIÓN DE LA CONSAGRACIÓN

(Para todos los días)

Dulcísimo Jesús humildemente arrodillados a Vuestros pies, renovamos la consagración de nuestra familia a Vuestro Divino Corazón.

Sed siempre nuestro Rey, tenemos puesta en Vos nuestra confianza plena y total.

Que vuestro Espíritu impregne nuestros pensamientos, nuestros deseos, nuestras palabras y nuestras obras; bendecid nuestras empresas, participad en nuestras alegrías, en nuestras penas y en nuestros trabajos; concedednos conoceros mejor, amaros más y más, serviros sin desfallecer.

Que de un extremo de la tierra al otro resuene esta exclamación:

SEA SIEMPRE AMADO, BENDECIDO Y GLORIFICADO EN TODO LUGAR EL CORAZÓN TRIUNFANTE DE JESÚS, así sea.