PARA SANTIFICAR EL DOMINGO

PARA AQUELLOS QUE NO TIENEN LA POSIBILIDAD DE ASISTIR A LA SANTA MISA

Recordamos a nuestros queridos lectores la posibilidad santificar el día Domingo a través de Nuestro Blog.

En la parte superior del mismo se encuentra una pestaña o página donde están los diferentes medios para realizar la Santificación del Día Domingo o Fiestas de Precepto, además de contar con los Sermones de los Queridos Padres: Juan Carlos Ceriani y  Basilio Méramo.

A continuación, los propios del:

DOMINGO INFRAOCTAVA DE CORPUS CHRISTI

2do-domingo-despues-de-pentecostes

Introito

El Señor se hizo protector mío, y me sacó de la apretura, me salvó porque me amó. Te amaré yo, Señor, fortaleza mía: el Señor es mi sostén, y mi refugio, y mi libertador. Gloria al Padre…

Colecta

Haz, Señor, que tengamos a la vez el perpetuo temor y amor de tu nombre: porque nunca privas de tu gobierno a los que educas en la firmeza de tu dilección. Por N.S.J.C.

Epístola.

(I San Juan, III, 13-18):

Carísimos: No os extrañéis de que el mundo os odie. Nosotros conocemos que hemos pasado de la muerte a la vida, porque amamos a los hermanos. El que no ama se queda en la muerte. Todo el que odia a su hermano es homicida; y sabéis que ningún homicida tiene permanente en sí vida eterna. En esto hemos conocido el amor, en que Él puso su vida por nosotros; así nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos. Quien tiene bienes de este mundo, y ve a su hermano padecer necesidad y le cierra sus entrañas ¿de qué manera permanece el amor de Dios en él? Hijitos, no amemos de palabra, y con la lengua, sino de obra y en verdad.

Gradual

 En mi tribulación clamé al Señor, y me escuchó. Señor, libra mi alma de los labios inicuos, y de la lengua engañosa.

Aleluya.

Aleluya, aleluya. Señor, Dios mío, en Ti he esperado; sálvame de todos los que me persiguen, y líbrame. Aleluya.

Evangelio

(San Lucas, XIV, 16-24):

En aquel tiempo dijo Jesús a los fariseos esta parábola: Un hombre dio una gran cena a la cual tenía invitada mucha gente. Y envió a su servidor, a la hora del festín, a decir a los convidados: Venid, porque ya todo está pronto. Y todos a una comenzaron a excusarse. El primero le dijo: He comprado un campo, y es preciso que vaya a verlo; te ruego me des por excusado. 0tro dijo: He comprado cinco yuntas de bueyes, y me voy a probarlas; te ruego me tengas por excusado. Otro dijo: Me he casado, y por tanto no puedo ir. El servidor se volvió a contar todo esto a su amo. Entonces, lleno de ira, el dueño de casa dijo a su servidor: Sal en seguida a las calles y callejuelas de la ciudad; y tráeme acá los pobres, y lisiados, y ciegos y cojos. El servidor vino a decirle: Señor, se ha hecho lo que tú mandaste, y aun hay sitio. Y el amo dijo al servidor: Ve a lo largo de los caminos y de los cercados, y compele a entrar, para que se llene mi casa. Porque yo os digo, ninguno de aquellos varones que fueron convidados gozará de mi festín.

Ofertorio.

Señor, vuélvete, y libra mi alma; sálvame por tu misericordia.

Secreta.

Purifíquenos, Señor, la ofrenda que va a ser dedicada a tu nombre; y háganos adelantar, de día en día, en la práctica de la vida celestial. Por N.S.J.C.…

Prefacio

Prefacio de Navidad

 Latín

Vere dignum et justum est, æquum et salutare, nos tibi semper, et ubique gratias agere: Domine sancte, Pater omnipotens, æterne Deus.

Quia per incarnati Verbi mysterium, nova mentis nostræ oculis lux tuæ claritatis infulsit: ut dum visibiliter Deum cognoscimus, per hunc in invisibilium amorem rapiamur. Et ideo cum Angelis et Archangelis, cum Thronis et Dominationibus, cumque omni militia cælestis exercitus, hymnum gloriæ tuæ canimus, sine fine dicentes.

Sanctus Sanctus Sanctus…

 
Castellano

En verdad es digno y justo, equitativo y saludable el darte gracias en todo tiempo y lugar, Señor santo, Padre todopoderoso, Dios eterno.

Por cuanto, por el misterio de la Encarnación del Verbo, se ha manifestado a los ojos de nuestra alma un nuevo resplandor de tu gloria; a fin de que, llegando a conocer a Dios bajo una forma visible, seamos atraídos por Él al amor de las cosas invisibles. Y, por tanto, nos unimos con los Ángeles y Arcángeles, con los Tronos y las Dominaciones, y con toda la milicia del ejército celestial, cantando el himno de tu gloria, diciendo sin cesar.

Sanctus Sanctus Sanctus…

Comunión.

Cantaré al Señor, que me dio bienes; y alabaré el nombre del Señor Altísimo.

Poscomunión.

Recibidos los sagrados dones, te suplicamos, Señor, hagas que, con la frecuentación de este misterio, crezca el efecto de nuestra salvación. Por N.S.J.C.

Introito

Gradual

Aleluya

OFERTORIO

COMUNION