PARA SANTIFICAR EL DOMINGO

PARA AQUELLOS QUE NO TIENEN LA POSIBILIDAD DE ASISTIR A LA SANTA MISA

Recordamos a nuestros queridos lectores la posibilidad santificar el día Domingo a través de Nuestro Blog.

En la parte superior del mismo se encuentra una pestaña o página donde están los diferentes medios para realizar la Santificación del Día Domingo o Fiestas de Precepto, además de contar con los Sermones de los Queridos Padres: Juan Carlos Ceriani y  Basilio Méramo.

A continuación, los propios del:

SAN FELIPE Y SANTIAGO EL MENOR

APÓSTOLES

felipeysantiago

Introito

Clamaron a Ti, oh Señor, en el tiempo de su tribulación y Tú les oíste desde el cielo aleluya, aleluya. Gozaos justos en el Señor; a los rectos de corazón les está bien el alabarle. Gloria al Padre…

Colecta

Oh Dios, que cada año nos alegras con la solemnidad de tus Apóstoles Felipe y Santiago, concédenos propicio que, pues festejamos sus méritos, nos enfervoricen sus ejemplos. Por nuestro Señor…

Conmemoración del Vº Domingo de Pascua:

Oh Dios, de quien proceden todos los bienes, danos, a los que te suplicamos, la gracia de que, con tu inspiración, pensemos lo que es recto, y de que, con tu dirección, lo hagamos. Por nuestro Señor…

Epístola.

(Sabiduría V, 1-5)

Entonces los justos se presentarán con gran valor, contra aquellos que los angustiaron y les robaron sus fatigas. A cuyo aspecto se apoderará de éstos la turbación, y un temor horrendo; y han de asombrarse de la repentina salvación de ellos, que no esperaban. Arrepentidos, y arrojando gemidos de su angustiado corazón, dirán dentro de sí: “Estos son los que en otro tiempo fueron el blanco de nuestros escarnios y el objeto de oprobio. ¡Insensatos de nosotros! Su vida nos parecía una necedad, y su muerte una ignominia. Mirad cómo son contados en el número de los hijos de Dios, y cómo su suerte es estar con los santos.

Aleluya.

Aleluya, aleluya. Los cielos pregonan tus maravillas, oh Señor, y tu fidelidad la asamblea de los santos. Aleluya. Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, ¿y tú no me has conocido, Felipe? El que me ha visto, ha visto a mi Padre. Aleluya.

Evangelio

(San Juan XIV, 1-13):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: No se turbe vuestro corazón; creed en Dios, creed también en Mí. En la casa de mi Padre hay muchas moradas; y si no, os lo habría dicho, puesto que voy a preparar lugar para vosotros. Y cuando me haya ido y os haya preparado el lugar, vendré otra vez y os tomaré junto a Mí, a fin de que donde Yo estoy, estéis vosotros también. Y del lugar adonde Yo voy, vosotros sabéis el camino”. Díjole Tomás: “Señor, no sabemos adónde vas, ¿cómo, pues, sabremos el camino?” Jesús le replicó: “Soy Yo el camino, y la verdad, y la vida; nadie va al Padre, sino por Mí. Si vosotros me conocéis, conoceréis también a mi Padre. Más aún, desde ahora lo conocéis y lo habéis visto”. Felipe le dijo: “Señor, muéstranos al Padre, y esto nos basta”. Respondióle Jesús: “Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, ¿y tú no me has conocido, Felipe? El que me ha visto, ha visto a mi Padre. ¿Cómo puedes decir: Muéstranos al Padre? ¿No crees que Yo soy en el Padre, y el Padre en Mí? Las palabras que Yo os digo, no las digo de Mí mismo; sino que el Padre, que mora en Mí, hace Él mismo sus obras. Creedme: Yo soy en el Padre, y el Padre en Mí; al menos, creed a causa de las obras mismas. En verdad, en verdad, os digo, quien cree en Mí, hará él también las obras que Yo hago, y aun mayores, porque Yo voy al Padre y haré todo lo que pidiereis en mi nombre, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.”

Ofertorio.

Los cielos pregonan tus maravillas, oh Señor, y tu fidelidad la asamblea de los santos. Aleluya, aleluya.

Secreta.

Acoge, Señor, propicio las ofrendas que en la solemnidad de tus Apóstoles Felipe y Santiago te presentamos, y aleja de nosotros todos los males que merecemos. Por nuestro Señor.

Conmemoración del Vº Domingo de Pascua:

Recibe, Señor, las preces de los fieles con las oblaciones de las hostias, para que, por estos actos de nuestra piadosa devoción, pasemos a la celeste gloria. Por nuestro Señor…

Prefacio

Prefacio de los Apóstoles y Evangelistas

 Latín:

Vere dignum et iustum est, aequum et salutare: Te, Domine, suppliciter exorare, ut gregem tuum, Pastor aeterne, non deseras: sed per beatos Apostolos tuos, continua protectione custodias. Ut iisdem rectoribus gubernetur, quos operis tui vicarios eidem contulisti praeesse pastores.

Et ideo cum Angelis et Archangelis, cum Thronis et Dominationibus, cumque omni militia caelestis exercitus, hymnum gloriae tuae canimus, sine fine dicentes:

 Español:

En verdad es digno y justo, equitativo y saludable, el suplicarte humildemente, Señor, que no desampares, Pastor eterno, tu rebaño, sino que por la intercesión de tus Santos Apóstoles, lo guardes con tu continua protección; a fin de que sea gobernado por los mismos directores que estableciste, para que fuesen sus Pastores.

Y, por tanto, nos unimos con los Ángeles y Arcángeles, con los Tronos y Dominaciones, y con toda la milicia del ejército celestial cantando el himno de tu gloria, diciendo sin cesar:

Sanctus, Sanctus, Sanctus…

Comunión.

Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, ¿y tú no me has conocido?, Felipe, el que me ha visto, ha visto a mi Padre, aleluya: ¿No crees que Yo soy en el Padre, y el Padre en Mí?, aleluya.

Poscomunión.

Saciados, Señor, con los saludables misterios, te rogamos que seamos ayudados por las oraciones de aquellos cuya festividad celebramos. Por nuestro Señor…

Conmemoración del Vº Domingo de Pascua:

Danos, Señor, a los saciados con la virtud de la mesa celestial, el desear lo que es recto y el conseguir lo deseado. Por nuestro Señor…

Aclaración: 

Los solesmes son del Domingo V despúes de Pascua

Introito

Aleluya

Aleluya

OFERTORIO

COMUNION