PADRE CERIANI: SCHMIDBERGER REPUGNANTE

“Un perro que vuelve a lo que vomitó”

“Una puerca lavada que va a revolcarse en el fango”

El Padre Franz Schmidberger, antiguo Superior General de la FSSPX, antiguo Primer Asistente y en diversas oportunidades Superior del Distrito y del Seminario de Alemania de la misma, es actualmente Director de dicha casa de estudios.

El 19 de febrero escribió unas “Reflexiones sobre la Iglesia y la posición de la FSSPX en su seno”, las cuales llegaron al conocimiento público y fueron objeto de comentarios en diversos sitios, unos a favor y otros en contra.

Yo mismo le dediqué un artículo en Radio Cristiandad y también acotaciones en los Especiales de este mes de abril.

Para lo escrito, ver aquí:

https://radiocristiandad.wordpress.com/2016/04/19/padre-ceriani-refutando-la-declaracion/

Muy resumidamente escribí:

De la Declaración del Padre Franz Schmidberger, entresacamos los siguientes pensamientos (lo que va en rojo me pertenece):

* En 1975 la Fraternidad fue enviada al exilio (sin comillas).

* Queremos regresar del “exilio” (con comillas) en el cual estamos actualmente.

* ¿Dónde más podría estar la Fraternidad para que pueda realizar tal conversión?

* Una nueva situación no facilitará nuestra posición.

* En nuestro caso es Roma quien presiona por una solución y se acercó a nosotros (lo mismo que sucedió en 1987-1988…, los efectos serán los mismos…).

* Monseñor Lefebvre aceptó completamente el hecho de que la Fraternidad estaba en una situación excepcional.

* Cualquier situación anormal tiende por sí misma a la normalización.

* Parece haber llegado la hora de normalizar la situación de la Fraternidad (todo lo anormal es excepcional, pero no todo lo excepcional es anormal).

* No debemos perder de vista el peligro de que los fieles y algunos cofrades se acostumbren a la situación anormal y la vean como normal.

* Si los fieles o los cofrades se sienten cómodos en esta situación de libertad respecto a la dependencia de la jerarquía, entonces esto implica una pérdida gradual del sensus ecclesiae.

* Caerían muchas barreras que tienen los católicos fieles pero temerosos.

Y las confronté con dos textos de la autoría del propio Padre Schmidberger:

¿Cómo se puede aceptar esta infame Declaración enfrentada con los dichos del propio autor?

Leamos las Anotaciones del Padre Schmidberger, Superior General de la FSSPX, a la Declaración de Dom Gérard, julio de 1988 (Fideliter N° 65, septiembre-octubre 1988, págs 20-21).

¿Cómo se puede aceptar esta infame Declaración enfrentada con la Carta Abierta a Cardenal Gantin, del 6 de julio de 1988?

Todo esto fue comentado en los Especiales del día jueves 21 de abril

<<>> 

El viernes 22 por la mañana nos encontramos con la gran sorpresa de que el Padre Schmidberger había divulgado una Declaración sobre sus Reflexiones.

La publicamos en el blog y la comentamos en los Especiales de ese viernes 22 de abril.

Ver aquí:

https://radiocristiandad.wordpress.com/2016/04/22/padre-franz-schmidberger-sin-verguenza-o-sinverguenza/

Me parece importante insistir por escrito sobre algunos puntos de esta Declaración.

<<>> 

El Padre Schmidberger dice que su documento tiene un carácter puramente privado.

No estoy de acuerdo, y la continuidad de los hechos me da la razón.

En efecto, un acto puede ser Interno o Externo.

Es interno aquel que permanece en el fuero de la conciencia y no es manifestado de ninguna manera; de modo que no puede ser conocido sino por Dios.

Es externo cuando es manifestado; de modo que puede ser conocido.

Ahora bien, el acto externo, a su vez, puede ser Oculto o Público.

Acto externo oculto es aquel que no está divulgado y puede juzgarse prudentemente que no adquirirá divulgación. El Padre Schmidberger parece querer analogar sus Reflexiones con un acto externo oculto, al cual denomina privado.

Acto externo público es aquel que está divulgado.

La publicidad puede resultar de dos capítulos: o porque ya está divulgado el acto, o porque hay peligro de divulgación.

Si hay peligro de divulgación, el acto externo ya es público…

Ahora bien, el peligro de divulgación es conocido en la F$$PX…

¿Solamente conocido? Podemos preguntarnos si dicho peligro de divulgación es explotado por los actuales Superiores de la misma…

La divulgación de las Reflexiones schmidbergerianas parece ser un caso de ello…

monitos¿Por qué sugiero ésto?

Lea el siguiente párrafo.

<<>> 

El Padre Schmidberger declara:

Ha sido comunicado a un pequeño círculo de personas, en total nueve personas: al Superior General, a otro obispo de la Fraternidad, a otros sacerdotes del Seminario de Zaitzkofen, y a un laico no nombrado.

Comenté cumplidamente este texto en los Especiales.

¿Hay, realmente, un entregador?

De ser así, ¿quién habrá sido el infidente divulgador?

¿El Superior General?

¿El señor Obispo?

¿Uno de los seis sacerdotes del seminario?

¿El laico consagrado, perdón, no nombrado?

Nos imaginamos las escenas de los encuentros de Schmidberger con cada uno de los implicados: ¿Seré yo, Franz?

Destaco que uno de los Obispos de la F$$PX ha sido dejado de lado. Ha de ser porque uno necesitaba estas reflexiones y el otro no…, a uno había que “hacerle el coco”…

¿Será Monseñor Tissier, quien un mes más tarde entró en la variante de los otros dos?

Enfatizo que el laico no nombrado parece tener mayor importancia que el otro Obispo, los dos Asistentes del Superior General y los Superiores de Distritos y Seminarios…

¿Se tratará de Maxi?

laicoUn laico ciertamente innombrable…

¿Hay otros en la F$$PX?

<<>> 

Ahora viene lo mejor:

Asumo naturalmente los comentarios que hice, y los tengo por pertinentes en la situación actual de la Iglesia y de la Fraternidad.

Por lo tanto, confiesa desdecirse de lo que escribió y subscribió en 1988; y no porque haya cambiado para bien la situación de la iglesia conciliar, antes bien, a pesar de que ella ha empeorado ostensiblemente…

curaMe digo y me desdigo. Me llaman camaleón

<<>> 

¡Claro! No podía faltar la bravata:

Además, yo no me abstengo de pensar ni de Sentire cum Ecclesia.

¿Acaso en 1988 no pensaba o no sentía con la Iglesia?

Hay quienes afirman que no…

papita1¡Bravo, Franz! Yo sabía que eres amigo del Emérito

<<>> 

Bien dice el Apóstol San Pedro:

Mejor les fuera no haber conocido el camino de la justicia que renegar, después de conocerlo, el santo mandato que les fue transmitido. En ellos se ha cumplido lo que expresa con verdad el dicho: “Un perro que vuelve a lo que vomitó” y “una puerca lavada que va a revolcarse en el fango”.

Padre Juan Carlos Ceriani