OSKO: EN DERREDOR DEL CASO DEL FALSO OBISPO MORAN

LOS DE LA FALSA RESISTENCIA…

¿Leen lo que escriben, entienden lo que publican, relacionan los argumentos, saben de analogías, y, por sobre todas las cosas…, PIENSAN?

 

http://syllabus-errorum.blogspot.com.ar/2016/03/el-p-pfeiffer-y-el-falso-obispo-moran.html#more

http://syllabus-errorum.blogspot.com.ar/2016/03/el-p-pfeiffer-y-el-falso-obispo-moran_30.html

http://syllabus-errorum.blogspot.com.ar/2016/04/mensaje-del-p-chazal-al-p-hewko-acerca.html

 

Los enlaces que aparecen más arriba conducen a algunos de los artículos publicados en Syllabus, que los toma (no podía ser de otra manera) de Non Possumus.

Ellos relatan el “affaire” MORAN; un aparentemente falso sacerdote y falso obispo y demás falsedades relacionadas, con el que los Padres Pfeiffer y Hewko estuvieron (¿están?) en connivencia y comunión, en trabajos conjuntos y compartiendo misas, sacramentos y otras yerbas (hasta algunos hablan de consagración episcopal en secreto del Padre Pfeiffer).

Pues bien. Se trata de una situación que alcanza ribetes escandalosos, indudablemente.

Otro sacerdote enrolado en la Falsa Resistencia williamsoniana ha escrito un trabajo donde denuncia estas cuestiones haciendo especial hincapié en la irregular situación de William “Ambrose” MORAN, desnudando sus orígenes muy, muy, muy siniestros.

De hecho, se trata de un personaje dudosísimo y, como se sabe, en cuestiones de sacramentos y en especial de órdenes religiosas los fieles deben aplicar un criterio tradicional que preserva de errores peligrosos.

Ese precepto, digamos, indica que SACRAMENTOS DUDOSOS, SON SACRAMENTOS NULOS…

Como si dijéramos: “Discúlpeme, usted, pero, hasta que este asunto no se aclare como corresponde, yo a sus misas no voy, ni recibo de sus manos ningún sacramento; prefiero pasarla sin los mismos, que ensartarme con falsos sacramentos, y peor aun, comunicar en las cosas sagradas con un cismático, o un hereje, como dicen que es usted.”

Esa sería la manera, más o menos coloquial, que correspondería aplicar en un caso como el de MORAN.

De la misma manera que, si nos encontramos frente a un disque Pontífice dudoso, se impone el axioma PAPA DUBIUS, PAPA NULLUS (axioma que los “rebeldes” resistentes, tan poco tradicionales ellos, se niegan a tomar en cuenta).

Ahora bien.

Veamos algunos de los argumentos del Padre ORTIZ, y luego hagamos la correspondiente aplicación de los mismos.

Dice el Padre Ortiz:

a) Hemos descubierto muchas graves inconsistencias acerca de la vida anterior de Ambrose Moran que abren el camino para cuestionar legítimamente la autenticidad y validez de sus afirmaciones. Consultamos el confiable testimonio de las autoridades religiosas (católicas y ortodoxas) y muchos documentos y las entrevistas disponibles en internet respecto a la vida y afirmaciones de William Moran.

Abro aquí un interrogante: ¿cuáles serían las “autoridades religiosas (católicas y ortodoxas) confiables” de las que habla el Padre Ortiz? No lo dice. Nada dice al respecto; pero es completamente evidente que se trata de HEREJES, o sea, “gente Novus Ordo” y cismáticos ortodoxos. Vaya confiabilidad a la que se remite este “resistente” y “tradicionalista”.

b) ¿Recibió Moran las Órdenes válidas? Expusimos en la tercera parte de este estudio que todos los HECHOS PROBADOS tomados conjuntamente, nos llevan a concluir que todas las Órdenes recibidas por Moran fueron de manos de Obispos ortodoxos cismáticos, y nunca de un Obispo Católico.

c) ¿Es Moran católico? Esta pregunta es muy importante, independientemente de que Moran haya recibido Órdenes “válidas” de los ortodoxos cismáticos, él debe ser un Católico en buena posición por la profesión de la integridad de la Doctrina católica y por no ser excluido por el Derecho Canónico para ejercitar LÍCITAMENTE las funciones sacerdotales. Respondiendo a esta pregunta, probaremos que Moran no es Católico y como consecuencia sería un grave pecado para cualquier católico, sacerdote o laico, el participar o recibir “cosas sagradas” de él (oraciones públicas, bendiciones o Sacramentos) o ayudar a Moran a dar estas “cosas sagradas”.

Y termina el P. Ortiz diciendo:

Ahora podemos afirmar, siguiendo toda la evidencia de los hechos presentados, y consultando la Teología y el Derecho Canónico, que William, conocido como Ambrose Moran no es católico.

Moran apostató de la fe católica al unirse a varias denominaciones ortodoxas cismáticas, adhiriéndose a sus errores, y recibiendo de ellos Órdenes dudosas, tal vez inválidas y afirmando tener dignidades eclesiásticas.

También utilizó documentos eclesiásticos alterados y falsificados, pretendiendo que recibió las Santas Órdenes y dignidades católicas por parte de católicos.

Como consecuencia, Moran incurrió en muchas censuras y penas severas para aquellos que salen de la Iglesia Católica y cometen tales crímenes.

Todos los católicos, sacerdotes y laicos, tienen la grave obligación de evitar recibir de él los ritos sagrados; de lo contrario incurrirán en penas previstas por el Derecho Canónico por communicatio in sacris.

Si Moran quiere regresar a la Iglesia Católica, será solamente con la condición de que rechace públicamente sus errores y acciones, e incluso entonces él solo regresaría como laico, no siendo capaz de ejercitar ningunas Órdenes Santas.

Por lo tanto, Moran no tiene ninguna “misión” que cumplir entre los Católicos Tradicionalistas; es una persona muy peligrosa.

 

RELACIONAR ES PENSAR

Pero hay algunos que parecen no querer hacerlo y lo peor de todo es que creen que nadie lo hace.

Si se leen cuidadosamente los argumentos del Padre Ortiz, de la Resistencia Falsa y Falaz williamsoniana, se podrá ver como esos argumentos pueden ser aplicados perfectamente a ELLOS MISMOS con relación a los MODERNISTAS que gobiernan Roma; a Bergoglio, a la jerarquía conciliar, al hecho de permanecer en COMUNIÓN con esa secta y sectarios.

El punto en cuestión es para mí completamente evidente.

Si toda la Falsa Resistencia se hace las siguientes pregunta y consideraciones:

¿Es Moran católico? Esta pregunta es muy importante, independientemente de que Moran haya recibido órdenes “válidas” de los ortodoxos cismáticos, él debe ser un Católico en buena posición por la profesión de la integridad de la Doctrina católica y por no ser excluido por el Derecho Canónico para ejercitar LÍCITAMENTE las funciones sacerdotales. Respondiendo a esta pregunta, probaremos que Moran no es Católico y como consecuencia sería un grave pecado para cualquier católico, sacerdote o laico, el participar o recibir “cosas sagradas” de él (oraciones públicas, bendiciones o Sacramentos) o ayudar a Moran a dar estas “cosas sagradas”.

Debemos preguntarles entonces si:

a) Bergoglio y la jerarquía conciliar ¿SON CATÓLICOS?

b) ¿Puede el Padre Ortiz asegurar que las Órdenes de los conciliares son absolutamente válidas y, en caso de que lo sean, esas Órdenes son indudablemente legítimas?

c) Los conciliares… ¿son católicos de buena posición por la PROFESIÓN DE LA INTEGRIDAD de la Doctrina Católica?

Dejo, exprofeso, de lado las cuestiones canónicas, pues ellas son en las actuales circunstancias absolutamente irrelevantes ya que se encuentran caídas en abstracto por resultar de una inaplicabilidad fáctica concreta e indiscutible.

Restrinjo este razonamiento a las cuestiones de FE, tal y como las plantea el Padre Ortiz y la Falsa Resistencia.

Y aquí aparece la chicana, el veneno, y el guiño de parte del Padre Ortiz y de los Falsos Resistentes;… justamente aquí se ve la “macana” o el “macaneo”.

En efecto, dice el Padre Ortiz:

Irónicamente, la asociación de estos Padres con Moran es peor que asociarse con las personas que los mismos padres afirman combatir… Peor que asociarse con Mons. Fellay y la neo-FSSPX, quienes por lo menos condenan el ecumenismo, pero Moran ha practicado el ecumenismo la mayor parte de su vida al “cambiar de iglesias” continuamente… Peor que asociarse con los sedevacantistas, quienes yerran al declarar vacante la Sede de Pedro, pero Moran, como todos los ortodoxos, negó el dogma de la Primacía del Papa… Peor que asociarse con la gente del novus ordo, quienes afirman pertenecer a la Iglesia Católica, pero Moran ha vivido confortablemente, la mayor parte de su vida, como un ortodoxo cismático.

Le pregunto al Padre Ortiz:

La asociación de estos Padres con Moran ¿es incluso PEOR que sostener que un evidentemente herético jerarca conciliar como es Bergoglio, continúa siendo Verdadero y Legítimo PAPA?

Respondo: No lo es, ni por asomo. El tipo de engaño y de PELIGROS para la supervivencia de la fe a la que inducen los de la Falsa Resistencia, se torna en UNIVERSAL, puesto que se induce a muchas personas a que persistan en la creencia de que un HEREJE Y APÓSTATA PÚBLICO Y CONTUMAZ debe ser tenido por Pontífice de la Iglesia Universal.

Procurar que muchos fieles sigan creyendo que un evidente cismático y hereje como Bergoglio sea tenido como Pontífice de la Iglesia Católica es mucho peor y más grave.

Sostener que la Iglesia Católica es LO MISMO o LA MISMA que la iglesia conciliar que lo ha invadido TODO es criminal.

Pero el Padre Ortiz llega al colmo cuando dice que es aun peor que asociarse con los sedevacantistas que yerran al declarar vacante la Sede de Pedro…

¿ARGUMENTOS DEL PADRE ORTIZ para fundamentar este punto? NINGUNO. Solamente su parecer.

Lo único que dice es que la actitud de los Padres Hewco y Pfeiffer sería peor que asociarse con “la gente del Novus Ordo, quienes afirman pertenecer a la Iglesia Católica,… “

Astutamente inserta esa referencia porque no se le escapan las conclusiones que se seguirían.

En efecto…

El Padre Ortiz cree que con esa frase salva la situación. Pero no la salva de ningún modo como verá toda persona honesta.

Porque:

1) No es posible evitar la communicatio in sacris con los herejes novus ordo toda vez que se sostiene la necesidad de permanecer en comunión, “una cum famulo tuo Giorgius Marius”, en cada misa que rezan los sacerdotes de la Falsa Resistencia.

2) Porque si Bergoglio es el PASTOR UNIVERSAL, deberán respetarlo, todos, los sacerdotes y obispos de la Falsa Resistencia y los fieles de ésta.

3) ¿Es que acaso el Padre Ortiz está sugiriendo que Jorge Mario Bergoglio es “un Católico en buena posición por la profesión de la integridad de la Doctrina católica”?

4) Porque, AL MENOS DE MANERA IMPERFECTA, PARCIAL, o como se les dé la gana expresarlo, ellos siguen y seguirán en comunión con el hereje modernista que se finge católico, mientras funge su impostura herética pseudo papolátrica.

5) Porque agitar el “cuco” sedevacantista no es ningún argumento válido.

 

Lo triste del caso es que se torna evidente la impostura que no puede ser otra cosa que DELIBERADA.

La mención al sedevacantismo (brevísima, por cierto) no hace más que demostrar de dónde viene el Padre Ortiz y hacia dónde va.

Toda herejía tuvo su versión “ligth”.

Así el arrianismo tuvo su “semi-arrianismo”. El donatismo tuvo su “semi-donatismo”, etc etc.

El modernismo TIENE su “semi-modernismo”.

Ah… ¿los Novus Ordo son semi-modernistas…?

NO. Ellos son MODERNISTAS A SECAS y aun peores que los modernistas condenados por San Pío X.

Entonces… ¿quiénes son los semi-modernistas?

Los semi-modernistas, son ciertos TRADIS que dicen defender la Tradición y la Fe Católica íntegra, pero continúan intentando mantener a los fieles unidos con los MODERNISTAS de la más peligrosa secta anti-católica que haya existido jamás.

Y esos semi-modernistas, son todos los que sostienen que los herejes y cismáticos que detentan el poder en Roma y en todas y cada una de las Sedes Episcopales otrora católicas y hoy MO-DER-NIS-TAS, a lo largo y a lo ancho del mundo entero, siguen siendo autoridades y tienen jurisdicción en la Iglesia Católica.

El semi-modernismo resulta ser el ala conservadora y pseudo-tradicional que tergiversa la realidad y que, en el colmo de la más refinada perversión, se apropia de la memoria del Arzobispo Monseñor Marcel Lefebvre.

Esos son muchísimo más peligrosos, ahora sí, que la gente Novus Ordo, los cismáticos a la manera ortodoxa, e inclusive los protestantes que se pusieron ellos mismos deliberadamente fuera de la Iglesia hasta cambiando de denominación.

Los peores MODERNISTAS son los actuales.

Pero los peores enemigos de la Iglesia de Cristo y de la supervivencia de La Fe, hoy, son los que les enseñan a los fieles que los MODERNISTAS ACTUALES siguen siendo católicos y que tienen autoridad y jurisdicción dentro de la Iglesia Católica.