OSKO: DE BLOGS PSEUDO-TRADI

LA HONDA APOSTASÍA

Cierto ignaro personaje que ha adoptado el alias de “Pericón” recomienda la lectura de un artículo publicado en “LA HONDA DE DAVID” que, según este afamado simpatizante de danzas autóctonas, daría todas las respuestas a los “ataques” realizados contra la F$$PX por dos fuerzas enemigas.

Una de esas fuerzas sería “Non Servian”; una evidentea alusión a Non Possumus…; de esa no vamos a ocuparnos, por supuesto.

La otra sería una tal “Radio Mendacidad”…; la referencia es obvia también; y en el artículo el autor se refiere en varias oportunidades al Padre Juan Carlos Ceriani.

Redundante, como siempre, el intento de denostar, tanto por el articulista como por ciertos comentaristas que aparecen al pie del escrito, que es breve, por cierto.

Ahora bien. Dejando de lado que el davídico personaje circunscribe la cuestión mayoritariamente a la inquina personal que lo mueve, lo cual tiene mucho que ver con la mediocridad personal y la falta de argumentos, allí se dice que nunca el sacerdote (Ceriani) ha demostrado la vacancia de la Sede Apostólica… ¡Vaya! Esto es verdad.

Por supuesto que no lo ha demostrado. Es que nunca se propuso hacerlo, ni creo que lo haga alguna vez. Me pregunto si acaso existen razones que harían necesario que hiciese tal cosa.

Oportunamente, el Padre Ceriani, manifestó que él se sentía imposibilitado de asumir que el señor Jorge Mario Bergoglio fuese el Vicario de Cristo en la tierra. (Un razonamiento que me pareció en aquel momento, y me lo sigue pareciendo, es perfectamente católico). Que no era difícil precisar las razones por las cuales no podía seguirlo (ídem paréntesis anterior); y que los fieles que se benefician de su ministerio eran libres, desde ese momento, de quedarse o de irse en busca de otros sitios y sacerdotes (ídem de nuevo).

¿Qué había cambiado? NADA. Lo único ocurrido era que la situación se volvía un poco más enrarecida que en los años anteriores. Bergoglio realmente era una cosa difícil de asimilar para todo aquel que todavía sostuviese que la Sede NO estaba vacante.

Entonces, de esto, y nada más que esto, (bah…, parecido, aunque distintas fueron sus palabras) fue de lo que se habló con el Padre Ceriani en oportunidad (hace ya tres larguísimos años) de la asunción del bicho (perdón, dicho, no bicho…) personaje en cuestión.

Podría decirse que Bergoglio era y es una cosa intragable para cualquiera que se reconozca católico, sin aditamentos.

Tanto es así que muchos han abierto los ojos gracias a la irrupción de Bergoglio en el firmamento donde refulgen las estrellas máximas de la iglesia conciliar.

Pero, es sabido que somos animales de costumbre; de manera que, con el correr de los días, casi todos comenzaron a acostumbrarse a tener un “papa” demoledor de la fe, anticristo, engendro del infierno, etc. etc.

Claro; debemos entender que en ninguna parte del CIC dice que, si el pueblo cristiano se enterase que un Papa esta poseído por el demonio, él deja ipso facto de ser Papa.

La pregunta sería: ¿Puede ocurrir que un Papa fuese poseído?

Claro que puede ocurrir. ¿Por qué no?

Tampoco dice en ninguna parte que, si llega a ser de conocimiento público que un Papa contrajo el SIDA, deja por eso de ser Papa.

¿Puede ocurrir esto? Pues…, esto tal vez parezca un poco más difícil que lo de la posesión, pero yo no lo descartaría.

Tampoco prevé el CIC, qué ocurriría si el Papa viviera secretamente en concubinato con una jovencita de 22 años, y lo que se seguiría de eso; pues…, seguramente, no se seguiría nada de nada.

Qué se yo… Hay cientos de diferentes eventos o circunstancias extrañas o anómalas que podrían ocurrir que el CIC no tiene previstas.

Imagínense un texto del CIC que dijera: “Cuando el Papa pierda la fe por escribir una encíclica tipo “Laudato Si” o algo parecido a eso; o por lavarle las patas a un sodomita varón disfrazado de mujer, o por andarse por ahí besando coranes, pierde su cargo IPSO FACTO y sin necesidad de declaración alguna, ni nada de nada de nada. Lo perdió y punto. Va vía… a su casa. O como dicen hoy: SU RUTA.”

Ahora bien. La cuestión es muy otra: ¿Qué pasa con la Fe?

¿Qué pasa cuando la cuestión es que estamos ante algo que no necesita ser probado, y que implica que SEIS supuestos Papas, con toda su jerarquía a cuestas, se encuentran entre aquellos que profesan doctrinas, y llevan a la práctica hechos que previamente han sido condenados en numerosas oportunidades y solemnemente por la Iglesia Católica?

A esos parece ser todavía necesario llamarlos a la reflexión.

Los que esperan solucionar el dilema actual por medio de un vetusto libro (vetusto por desactualizado e inaplicable, y esto por varias razones) de leyes pensadas para épocas completamente normales de la Iglesia, el mundo y La Iglesia EN el mundo, terminan en la siguiente conclusión:

Que ningún Papa podría perder su cargo jamás. No importara nunca si hace lo que debe hacer o lo que se le dé su “santísima” reverenda gana. Porque siempre habrá “vendíttori di Fiume” que encontrarán un retuerzo más en el CIC que les otorgue “otra vida”, como en los videogames.

Sin embargo, el axioma es claro: LA SILLA DE PEDRO EXIGE LA CONDUCTA DE PEDRO.

Y otra más claro aún: PAPA DUBIUS PAPA NULLUS.

Claro que si se diese el espectáculo del vejete disfrazado de blanco caminando de la mano con su enamorada por los jardines de Castelgandolfo, o posando cual “sagrados” tortolitos para una sesión de foto de la revista “Vanidades”, muchos valientes cristianos llamarían a una cruzada contra tan abominable pecado lúbrico y lujurioso y por el desprecio de la tradiciones bimilenarias.

Yo digo…, todo parece un chiste. Una broma grotesca. Como grotesco es Bergoglio y quienes al tiempo que lo llaman anticristo, hereje, mentiroso, etc. etc., defienden su pontificado como legítimo y válido.

La lectura que hacemos algunos, en referencia a esa cuestión es bastante llana y sencilla.

Para resumir diré que 25 años han pasado desde la muerte de Mons. Lefebvre y que los referentes fraternitarios se niegan a considerar LO QUE SIGNIFICA, además de ésto, que desde el Concilio Vaticano II hayan transcurrido la friolera de 50 años.

Pero además…, también evitan considerar la Universal Apostasía en que se ha sumergido el mundo entero con la venia, aval, complicidad y la consecuente deriva de TODOS y TODAS hacia un mundo Global y Unido en vaya uno a saber qué cosa, que por supuesto es profunda, natural y visceralmente ANTICRISTIANA.

En esas estamos. La inmensa mayoría de los que se consideran TRADIS, o cercanos a ellos, rechazan sistemáticamente considerar la cuestión Apocalíptica, lo que es en sí mismo todo un gravísimo signo de los tiempos.

Ahora bien.

Si nos tomamos la libertad de considerar cualesquier situación FUERA DE CONTEXTO, es obvio para todo ser pensante, que las conclusiones a las que arribará cualquier pensamiento que evite contextualizar la información, serán EQUIVOCADAS, ERRONEAS, y/o FALSAS.

¿Entonces?

Sencillamente, cuando contextualizamos todo lo ocurrido y lo que ocurre; cuando vemos los signos de los tiempos, e incluso, cuando observamos la historia humana en conjunto, vemos que todo “juega en favor” de la tesis y conclusión teológica (perfectamente legítima y católica) de que la Sede de Pedro PUEDE hallarse en estado de VACANCIA.

Y que dada semejante POSIBILIDAD existe una conclusión que se IMPONE; un razonamiento perfectamente tradicional: PAPA DUBIUS, PAPA NULLUS. Ergo… NO PODEMOS SEGUIRLO, NI TENERLO POR TAL. Antes bien, es necesario e imprescindible para guardarnos del pecado de herejía no tener nada que ver con él.

¿Es necesario acaso demostrar que Bergoglio ES UN HEREJE CONSETUDINARIO?

Se dirá… “pero nosotros no lo seguimos”. “nosotros no lo acompañamos”… “Estamos en contra de los errores que enseña y profesa Bergoglio”.   Y eso será muy cierto; pero hoy… NO BASTA.

Hoy es necesario mucho más que aquello que hacíamos hace 30 o 20 años atrás, porque la situación es mucho peor que la de aquella época. Negarlo es propio de obtusos.

Solamente puede verse con claridad aquello de lo que estamos hablando y viendo con nuestros propios ojos, si se mira el contexto que, gracias a Dios, para preservación de la Verdadera Fe y la subsistencia de la Verdad, es asequible (todavía), si se mantienen las inteligencias dentro de un marco de HONESTIDAD INTELECTUAL.

En tal sentido; la cuestión canónica que tanto gustan alegar los que creen que Bergoglio es Papa, carece de fuerza y solvencia, además de competencia, para ser aplicada en la hora actual.

El CIC, y todo lo que prevé el CIC, ha quedado SUPERADO por la realidad que vivimos, ya que mucho de lo que podía prever ese conjunto de leyes y normas ha caído en abstracto.

Nadie se sentó a razonar y luego escribir un conjunto de LEYES ECLESIÁSTICAS con la mirada puesta en el momento en el cual se desatase la APOSTASÍA UNIVERSAL.

Y nadie lo hizo por la sencilla razón de que está anunciado y escrito proféticamente que nadie lo haría y que dicha apostasía universal sería tooooooda una sorpresa, en cuanto al modo, a la forma, a la llegada, a la materialización de la misma.

Pero sí hay algo que nos puede guiar y dar luces certísimas: “Si un ángel del cielo o yo mismo, os predicare un evangelio diferente, sea ANATEMA”. O sea… iba a ocurrir, y de un modo asombroso, y había que estar preparados para rechazarlo.

El punto es entonces el siguiente, que se deslinda mediante la consideración de dos (Y SÓLO DOS) opciones:

  1. a) Estamos en medio de la APOSTASÍA UNIVERSAL anunciada por Nuestro Señor y las SSEE…
  2. b) No estamos en medio de la APOSTASÍA UNIVERSAL anunciada por Nuestro Señor y las SSEE…

Nada tiene que ver el asunto de ciertas cuestiones culturales y/o políticas como se pretende en el artículo de marras, y en algunos comentarios pretendidamente fundados.

Es innegable que existen personas que están muy fuertemente influenciadas por ciertos pensamientos de características ideológicas; pero… eso no se aplica en el caso con que se nos pretende involucrar.

Antes bien. La posición de Radio Cristiandad ha sido y es completamente diferente.

En lo personal, me remito a lo ya manifestado.

Pero hay más.

Véase el mundo actual. Véanse los procesos que han llevado a la actual situación del mundo y de lo que se denomina iglesia conciliar. Véanse los personajes que, más allá de un impresentable Bergoglio, representan esa secta. Véase, sin ir muy lejos el último (llamado) Sínodo de los Obispos…

Es anterior, pero no puedo sino recordar a todos los “obispos” conciliares danzando bajo las atentas mirada y órdenes de un sodomita en una cercana fiestucha JMJ, llevada a cabo en Brasil, hace muy poco tiempo.

Es sintomático; el mismo Blog “La Honda de David” ha atacado con ferocidad propia del más obseso sedevacantista al pseudo-papa y pseudo-jerarcas vaticanos. Igualmente proceden los blogs de la Falsa Resistencia… que, no obstante eso, comparten la misma creencia de que Bergoglio es Sucesor de Pedro.

Todo lo demás, la mención de Mons. Lefebvre y su manera de actuar por aquellos años, es absolutamente prescindible, porque, repito, MUCHAS COSAS gravísimas han ocurrido desde aquellos lejanos años.

Y es necesario también reiterar que el mismo Mons. Lefebvre declaraba hacia el fin de sus días que era necesario comenzar a hablar con los fieles respecto de la posibilidad de que “El Papa NO SEA el Papa”… y de los “anticristos que gobiernan Roma”; y ésto NO SE LO INVENTÓ el Padre Ceriani.

De manera que se hace necesario reiterar que nos parece un alarde de deshonestidad intelectual el proceder de los seguidores de Bergoglio/Fellay.

Los seguidores de Bergoglio/Fellay ocupan un amplio espectro que va desde las posiciones más ranciamente revolucionarias hasta las más contradictoriamente conservadoras; viajan juntos de manera inefable, en un inexplicable viaje que culminará finalmente en los lomos de la Bestia Bermeja, donde está asentada la Ramera apocalíptica.

Van juntos, aunque es cierto que entre ellos no faltan mordidas y arañazos.

Los orcos son orcos, y entre ellos se lastiman.

En cuanto a nosotros…

Señalar la deriva de la FSSPX es parte del esquema de trabajo necesario e imprescindible. Lo mismo hacemos respecto de la otra “voie de garage” o “vía muerta” de la Falsa Resistencia.

Ambos vectores se dirigen, a distintas velocidades por supuesto, en la misma dirección y concluirán en el mismo sitio.

Únicamente la comprensión completa de la verdadera situación que padecemos permite apartarse de esas dos sendas que llevan rumbo de colisión, o mejor dicho, de asimilación, con la apostasía.

Apartarse de ellos, evitar al hereje, huir de los idólatras, como Bergoglio e tutti quantti, solamente es posible, si se entiende que la ROMA ETERNA no se halla en el Vaticano; que el PONTIFICADO tampoco tiene su lugar allí ni en la figura nefasta del seductor Bergoglio; que la Verdad no está allí, sino todo lo contrario: LA MENTIRA; que la Verdadera Iglesia de Cristo, la Iglesia Católica Apostólica y Romana es la Mujer del Apocalipsis, que HA SIDO APARTADA Y LLEVADA AL DESIERTO DONDE SERÁ ALIMENTADA POR UN TIEMPO… que es imposible conocer ahora, pero que sabremos reconocer algún día.

Que los signos de los tiempos son elocuentes…

Que no se trata de ningún NATURALISMO, y menos de POLÍTICA.

Que el mundo es lo que es, y ocurren las cosas que vemos y no lo que nos parece; que la realidad es también completamente asequible a algunos de nuestros sentidos y, mucho más importante que eso, es razonablemente entendible.

Que estamos transitando tiempos apocalípticos, y que quienes no se preparen para aceptarlo y entenderlo se perderán, lamentablemente.

Ahhh… Que hay algunos a los que les es dado un espíritu de engaño para que todo aquel que no ame la verdad se pierda.

Y, finalmente, que si los tiempos no fuesen acortados ninguno se salvaría.

Se trata, entonces, de fidelidad a las Sagradas Escrituras, y no a las lucubraciones de algunos hombres más interesados en sostener sus propias ideas respecto de la Iglesia y de la realidad, que lo que están interesados en LA VERDAD.