MIÉRCOLES SANTO

“Entonces se fue uno de los Doce, llamado Judas Iscariote, a los príncipes de las Sacerdotes y les dijo: ¿Qué me queréis dar y yo os lo entrego?”. Mt. 26, 14-15

4judas-monedas

El Miércoles Santo fue el día malhandado de la traición de Judas. Por eso quedó en la Iglesia el miércoles quedó como día de dolor y de penitencia, como muy bien se ve en las Semanas de las Cuatro Témporas del año.

Judas, avaro y cruel, por treinta monedas vendió a su Maestro, ahorcándose él después, preso de desesperación, no pudiendo evitar lo que ya, tan malvadamente había  preparado.

¡ Es la historia de siempre! Los dineros mal adquiridos, vendiendo honras, despojando a la Iglesia y a las Órdenes Religiosas, negociando con la infamia y los vicios, no lucen. El demonio es el único que saca partido de eso, para perdición de sus poseedores.