OSKO: UNA LECTURA MUY DIFERENTE

ENTREVISTA A DOM TOMÁS DE AQUINO

ENTREVISTA

Deben de estar de moda las entrevistas armadas; o es que les gustan a todos.

A mí no me agradan. Me cansaron…

Empezando por las de Scalfari a Bergoglio.

Pero ya antes me habían cansado las de Fellay y su inefable “sonrisa colgate” y sus caiditas de ojos.

Esta de Non Possumus al futuro Obispo tiene sus cosas; pero tampoco es para hacer un libro ni demasiadas anotaciones.

Así que aquí va una selección de textos de la entrevista. No pongo las preguntas de la entrevistadora. Trascribo solamente las respuestas (en color azul) del Monje de Brasil, porque de todos modos se entiende y porque, además, si alguno quiere leerlo completo se va a Non Possumus y allí lo puede hacer.

Debo decir que no está mal del todo. Tiene algunitas cosas; que para eso las expongo, y van acompañadas de mis inevitables comentarios.

—-o—-

Roma no quiere volver a la Tradición.

¿No quiere? ¿Solamente eso?

Dom Tomás de Aquino debe dar por presupuesto que está hablando de la Roma neomodernista, cismática y apóstata. Pero, debido a las innumerables ambigüedades al respecto de quien lo va a consagrar obispo, es necesario que Dom Tomás explicite la cosa.

Entonces, la Roma neomodernista, cismática y apóstata, no sólo no quiere volver a la Tradición, sino que esa Roma es HOMICIDA. Es Roma anticristo, y quiere destruir completamente todo vestigio de Tradición; para ser más preciso, Roma es un HOSTIS, un enemigo aniquilador.

Dirá algunos que lo aclara inmediatamente, cuando dice:

Evidentemente, tanto esta nueva consagración como la de Mons. Faure podrán ser criticadas, mas para quien considera atentamente las razones, se trata de consagraciones motivadas por el mismo motivo que las de 1988: el hecho de que la cátedra de San Pedro está ocupada por enemigos de Nuestros Señor. Es un hecho doloroso, pero es un hecho.

No critico esta consagración en sí misma. Critico el hecho de que, llevándola a cabo, Mons. Williamson contraría sus propias palabras. Se contradice. Lo mismo que Don Aquino.

Admite que la cátedra de San Pedro está ocupada por ENEMIGOS de Nuestro Señor (no lo digo yo ahora, lo dice el futuro obispo). Pero, según ellos, enemigos que son católicos al mismo tiempo que son modernistas. No se entiende.

Digo que no se entiende porque los enemigos de Nuestro Señor de quienes hablan, son modernistas. Y los modernistas son herejes. Y los herejes no son católicos… ¿o sí?

Bueno, para Dom Tomás de Aquino NI o SO…, no sé bien; pero seguro que no es ni SÍ, ni NO.

De la misma forma que Mons. Lefebvre no era sedevacantista, así la Resistencia no es sedevacantista, aunque en su seno haya, como por lo demás siempre hubo en la Fraternidad San Pío X, simpatizantes de esta tesis.

Lo que Dom Tomás de Aquino no va a decir (POR AHORA) es que él mismo es SIMPATIZANTE de la posición sedevacantista. Mons. de Castro Mayer era sedevacantista explícito; Mons. Lefebvre lo era de modo práctico, y sedevacantistas hubo y hay en la Falsa Resistencia, en la FSSPX, y en todas partes; y cada vez hay más.

Los de la Falsa Resistencia, como la administradora de Non Possumus, lo saben perfectamente y lo deploran. No comprenden qué pasa, que a pesar de tantos libros y artículos (los de Avrillée realmente se han esforzado aunque infructuosamente) cada vez hay más sedevacantistas.

¿La razón de ese fenómeno? Fácil: es natural, se basa en hechos; en lo que vemos, escuchamos y leemos y en una correcta lectura de los signos de los tiempos.

La Resistencia, dice Dom Tomás de Aquino, “no es sedevacantista”… pero cada vez hay más, aun en la llamada Resistencia. Esa es la realidad.

Pienso que la posición de Mons. Lefebvre a ese respecto es la más sensata y la más prudente. El Papa no puede usar de su autoridad para destruir la Iglesia. Luego, nosotros no le obedecemos en esta obra. Nosotros nos negamos a tener parte en la destrucción de la Iglesia. En cuanto a decidir si el Papa perdió su pontificado por causa de esto, es una cuestión disputada. No tenemos las premisas para sacar una conclusión que excluya todas las dudas. Ahora bien, en la duda, es mejor no afirmar que la sede está vacante y considerarlo como Papa.

Esta respuesta de Don Aquino, a la pregunta de ¿Cuál es su posición frente al sedevacantismo?… lo dice todo.

Primero, donde dice que la posición de Mons. Lefebvre, respecto del sedevacantismo, es la más sensata y la más prudente, se equivoca. Debería decir ERA, en lugar de ES.

Sencillo de explicar por supuesto. Monseñor Lefebvre TENÍA esa posición prudencial y sensata EN VIDA, y su vida se extinguió hace nada menos que 25 AÑOS.

No estoy diciendo que AHORA Monseñor Lefebvre tiene otra posición; digamos…, yo no creo que a Monseñor le importe demasiado, en este preciso momento de su existencia en el Más Allá, si la sede está o no está vacante.

Lo que estoy diciendo es que Dom Tomás de Aquino se pasa por alto el detalle, nada pequeño, antes bien requisito indispensable, de 25 años sin Mons. Lefebvre; en los cuales algunas cosas han ocurrido y que hacen que aquella posición del Arzobispo, que fuera tan sensata y prudencial entonces, hoy se haya transformado en TODO LO CONTRARIO.

¿Hace falta recordar que la víbora (así lo llamaba él) ha pasado por San Pedro vestidito de blanco, y aún hoy en día lo hace?

¿Es necesario hacer referencia a Decimejorge?

Hoy, aquella posición no es NI SENSATA, NI PRUDENCIAL.

¿Pruebas?

FELLAY, y el suicidio colectivo de la FSSPX…

Williamson, y su viaje en avión a Roma para buscar la tan preciada regularización…

Faure, y su ida a Roma con Williamson y sus expertos teólogos…, que cada día son menos…

El mismo Arzobispo Lefebvre lo decía: “Van a perder la FE, nuestros tradicionalistas van a perder la FE... ” y lo decía cuando CONMINABA a los sacerdotes de la Tradición a comenzar a plantearle a los fieles la posibilidad de que el que fungía como Papa (Wojtyla) NO FUERA PAPA…

Dom Tomás de Aquino… ¡¡¡TELÉFONO!!! Llamada de Monseñor Lefebvre desde el pasado, para hacerlo reflexionar un poco.

Si en lugar de Non Possumus le hubiese entrevistado Tim Sebastian…

El sedevacantsimo ES UNA CUESTIÓN DISPUTADA, afirma Dom Tomás de Aquino.. ¡PERFECTO! Claro que lo es. Pero entonces, eso significa que se trata de una posición teológica LEGÍTIMA (dadas las circunstancias); tanto o más legitima que su contraria, que podríamos denominar “sedeplenismo”. Mientras que, consecuentemente, la posición ANTI-SEDEVACANTISTA queda, entonces, demostrado lo que es: un intento desesperado y NO-CATÓLICO, que sale en defensa de LA LEGITIMIDAD de las autoridades modernistas heréticas y apóstatas de Roma.

En cuanto a la posición de Mons. Lefebvre, invitamos a los lectores a ver el video del Padre Cekada, ya que, hoy por hoy, los enemigos de la Verdad soslayan cuidadosamente muchas declaraciones de Mons. Lefebvre que iban en dirección irrevocable hacia el sedevacantismo.

Se equivoca en un punto clave Dom Tomás de Aquino, o sencillamente lo utiliza como una excusa. Él dice que “no tenemos las premisas para sacar una conclusión que excluya todas las dudas”. Pues bien…, eso no es verdad. 50 años de continuidad en la promoción de la heterodoxia doctrinal son más que suficiente premisa de la cual partir. Más que premisa se trata de una prueba.

Porque mucho más efectivos que todas las premisas que se pudieran aportar, son los HECHOS.

El mismo hecho de que estemos hablando de ésto, es una prueba.

¿Ir a Roma? Sólo si fuese para preguntar si las autoridades romanas aceptan Quanta Cura, Syllabus, Pascendi, etc., pero creo que por ahora la respuesta ya fue dada y ella es negativa.

Dom Tomás de Aquino no es ningún ingenuo…, aunque aquí lo parezca. Su POR AHORA… puede esperar…, digamos…, otros 50 años más, si los hubiera, y él lo sabe.

Pero, por otra parte, la Roma actual acepta Quanta Cura, Syllabus, Pascendi, etc… Los acepta como documentos antiguos de la Iglesia, pero inaplicables hoy.

La Roma actual NO RECHAZA esos documentos ni la existencia de épocas en las cuales esos documentos tuvieron vigencia y fueron útiles.

Pero la Roma actual, ya no cree en ellos. La Roma actual niega que puedan ser aplicados hoy porque la Roma actual cree (son modernistas, no olvidar) que el Magisterio los ha superado. Para la Roma actual, han quedado fuera de moda.

Porque la Roma actual cree en otra cosa distinta de lo que enseña la Fe Católica.

Ergo… LA ROMA DE HOY ES APÓSTATA Y NO ES CATÓLICA.

Esto es lo que debería decirse.

Esto es lo que dijo Monseñor Lefebvre, aunque, por lo mismo que hemos dicho más arriba y tantas otras veces, no haya sido consecuente después.

Esto es lo que Dom Tomás de Aquino se reserva.

Esto se llama restricción mental.

Como buen monje (pensábamos que era benedictino y no jesuita) sabe utilizarla y responde de un modo evasivo.

Tal vez la libertad y justa independencia del monasterio inquietase a Mons. Fellay. Mons. de Galarreta dio como motivo las vocaciones para el monasterio, pues mientras yo fuese prior los Padres en Brasil no mandarían vocaciones.

Si yo fuese Tim Sebastian obligaría a Dom Tomás a precisar las fechas… Porque tanto él como el profesor Nougué juegan con ellas… Pasan del 2007 al 2012… En el tema del sedevacantismo y Monseñor Lefebvre eliminan 25 años… En el caso de la situación del monasterio con la FSSPX saltan 5 años…

Le pregunto a Dom Tomás de Aquino: ¿Cuándo tuvo lugar esa visita de Monseñor de Galarreta y el Padre Bouchacourt?

Bueno…, volviendo a la cuestión…, de la libertad y justa independencia del monasterio que invoca Dom Tomás de Aquino, pronto tendrán novedades los de la Falsa Resistencia. Esa es la parte buena, digamos, de todo este enredo.

Dom Tomás de Aquino muy probablemente proseguirá (cuando le parezca oportuno) la misma conducta que llevara Monseñor de Castro Mayer; a quien menciona en cuanta oportunidad encuentra para hacerlo; y es importante que los lectores no pierdan de vista que Monseñor de Castro Mayer ERA SEDEVACANTISTA.

… hay una semejanza entre la admiración de Mons. Gérard por el entonces Cardenal Ratzinger y la admiración o, al menos, la consideración que Mons. Fellay tiene por Benedicto XVI.

Pues bien. Este punto es uno que la Falsa Resistencia se resiste a ver en toda su real importancia.

Ratzinger no es un simple nombre.

Ratzinger es un personaje clave en esta cuestión.

Si bien el ciclo biológico de Ratzinger está prácticamente terminado, él ha dejado una herencia doctrinal que lo trasciende.

Es cierto que Mons. Fellay ha cometido un error en ese sentido…

Pero se trata del mismo error que en que ha incurrido permanentemente Mons. Williamson, que sigue sosteniendo una “consideración” por Ratzinger.

Esto es notorio y evidente para Dom Tomás de Aquino, ya que ha sido testigo presencial de un ridículo intento del obispo inglés que él mismo tuvo que corregir en público.

Tim Sebastian…, venga con sus apuntes, por favor… Recuerde a Dom Tomás lo sucedido en su propio monasterio en agosto de 2012… El vídeo todavía puede ser encontrado en la red, a pesar de que el Prior ha mandado retirarlo del sitio en que fue publicado originariamente.

Esto prueba que Dom Tomás de Aquino ve mucho más claramente que Mons. Williamson y que Mons. Faure la real situación de la iglesia conciliar. ¡¡La verdadera situación!!

Yo definiría la Resistencia como la fidelidad a Mons. Lefebvre y a Mons. Antonio de Castro Mayer. La Resistencia es la Tradición, o es la parte más sana de la Tradición o, al menos la parte de la Tradición que rechaza más claramente la idea de un acuerdo práctico sin que Roma haya vuelto a la Tradición.

Dom Tomás de Aquino… aquí no…; aquí no está siendo sincero.

La Resistencia (como él la llama), si nos atenemos a lo que conocemos de lo que se encuentra enrolado en lo que ese nombre significa, no es, de ningún modo, la parte más sana de la Tradición.

Precisamente porque NO ES la parte de la Tradición que rechaza más claramente la idea de un acuerdo práctico sin que Roma haya vuelto a la Tradición.

En ese párrafo de Dom Tomás de Aquino habría que distinguir muchas cosas que son pasadas por alto.

Se desprendería de las palabras del aquinate brasiliensis que las cosas tienen un perfil casi idílico, falso.

Hay aristas numerosísimas que se pasan por alto.

Por señalar sólo una, recuerdo la Carta de todos los Superiores de la FSSPX en julio de 1988.

Allí se decía que jamás quisieron pertenecer a ese sistema que se califica a sí mismo de Iglesia Conciliar y se define por el Novus Ordo Missæ, el ecumenismo indiferentista y la laicización de toda la sociedad.

Allí de declaraba que no tenían ninguna parte, nullam partem habemus, con el panteón de las religiones de Asís.

Allí se sostenía que no pedían nada mejor que el ser declarados ex communione del espíritu adúltero que sopla en la Iglesia desde hace veinticinco años; ser excluidos de la comunión impía con los infieles.

Allí se afirmaba que los fieles tienen absoluto derecho de saber que los sacerdotes a los cuales se dirigen no están en comunión con una iglesia falsificada, evolutiva, pentecostal y sincretista.

Más allá de la falta de coherencia posterior en muchos de los firmantes y de los cinco Obispos (incluyendo a Mons. Lefebvre), ese texto es significativo y demostrativo = nullam partem con una iglesia falsificada.

Nullam partem… Ni acuerdos prácticos…, ni acuerdos teóricos…, por más explicaciones que se quieran dar al asunto…

Decía que en el párrafo de Dom Tomás de Aquino habría que distinguir muchas cosas que son pasadas por alto. Y una de ellas es que parte de la Tradición, les guste o no les guste, es un amplio sector que se encuentra en muchas partes y en muchos sectores (aunque verdaderamente me pregunto CÓMO HACEN para estar en ciertos lugares… Respuesta: claro, para tener los sacramentos…) tanto en la FSSPX, en la Falsa Resistencia, y hasta en sectores conservadores.

Y ese amplio sector (más amplio de lo que desearían FELLAY, TISSIER, DE GALARRETA, WILLIAMSON, FAURE, SALSA/SISCOE y muchos más) está integrado por personas católicas que sostienen, con mayor o menor fortaleza y convicción, que la Sede se encuentra Vacante.

Los hay en todas partes, como admite Dom Tomás de Aquino, que debería reconocer que todo sedevacantista, naturalmente, se opondrá seriamente a todo entendimiento con Roma y los supuestos papas conciliares…, a menos que NO sea un sedevacantista.

De manera que no es cierto lo que dice Dom Tomás de Aquino.

Interesante que me haya echo relacionar todo ésto con la, por cierto que evidente e inevitable conclusión, de que solamente la posición Sedevacantista preserva definitivamente del peligro de un acercamiento a Roma, que significaría la muerte de la Fe.

Frente al tremendo peligro que significa para la preservación de la Fe, y por tanto la salvación de muchas almas, acercarse a la Roma Apóstata, queda claro cual es la parte más sana de la Tradición; y yo creo que Dom Tomás de Aquino, LO SABE.

¿Será necesario que Tim Sebastian le arranque la confesión?