PADRE CERIANI: POR SI NO ENTENDIERON

LOS VERGONZOSOS PASOS HACIA LA INFIDELIDAD

Mucho se ha escrito en estos últimos días en torno de una entrevista concedida por Monseñor Fellay.

Veamos algunas citas:

Del blog Amor de la Verdad:

https://moimunanblog.wordpress.com/2016/03/03/un-fellay-mignon/

Tim Sebastian acribilla con sus preguntas al Obispo Fellay en “zona de conflicto”

No hay otra manera de decirlo: Fue un completo desastre de proporciones colosales para la Sociedad de San Pío X.

En una entrevista para el programa acertadamente llamado “zona de conflicto” de la emisora internacional alemana Deutsche Welle, el agresivo periodista laicista Tim Sebastian se sentó con el superior general de la FSSPX, el obispo Bernard Fellay, acribillándole sobre diversos temas que iban desde la acusación de antisemitismo hasta la extraña comprensión de la Sociedad acerca de la autoridad papal. El resultado fue tan embarazoso como se preveía tanto para  la FSSPX en general como en particular para su excelencia.

Realizada la entrevista en la sede de la FSSPX en Menzingen, Suiza, Mons. Fellay claramente estaba en su propio terreno, y tal vez esto le dio una falsa sensación de seguridad. Sin embargo, desde el primer minuto de la entrevista, estaba claro que esto no iba a ser un amistoso encuentro para tomar el té, ni un cálido “diálogo” entre hermanos separados –iba a ser un combate de boxeo con el Sr. Sebastián dominando el cuadrilátero desde la campana inicial.

Knock out 1

Del blog El Ariete Católico:

http://elarietecatolico.blogspot.com.ar/2016/03/sobre-la-vergonzosa-entrevista-de-mons.html

¡Qué desventura! Ver la cabeza oficial de la Tradición de la Iglesia humillada ante el arrogante judío es el clímax del desastre, signo apocalíptico, desesperanza ante lo humano de la Iglesia; también declive, hundimiento total de la Fraternidad San Pío X. Agonía de la misma Iglesia ahora colgada del hilo de la Resistencia.

M. Fellay y los miembros de su cúpula, sin honor, sin vergüenza, sin pudor y llenos de mentiras se han entregado al enemigo ancestral de Cristo. ¡Qué afeminamiento! No han sabido morir de pie, como hombres en el campo de batalla. Da angustia contagiosa al ver el rostro atemorizado y cobarde de Fellay ante su victorioso enemigo.

¡Qué tristeza! Los últimos cristianos no se prepararon para morir mártires como los primeros. No supieron que había que enfrentar un tiempo extraordinario, una bestia global; no entendieron que la prostitución de sus jerarquías con los reyes de la tierra ya estaba anunciada. ¿Qué ejemplo queda?

Sebastian-Fellay 1

No podían faltar Los Impotentes y el Elenco de Errores Kentianos:

http://nonpossumus-vcr.blogspot.com.ar/2016/03/increible-interrogatorio-judaico-mons.html

http://syllabus-errorum.blogspot.com.ar/2016/03/increible-interrogatorio-judaico-mons.html

¡¡¡ INCREÍBLE INTERROGATORIO JUDAICO A MONS. FELLAY !!!

Esto es algo tremendamente vergonzoso y nunca visto en la FSSPX.

Mons. Fellay se deja humillar miserablemente al permitir ser sometido a un verdadero interrogatorio, en lo que parece ser una exigencia para la integración a la iglesia conciliar. Lo sucedido no se explica de otro modo.

Esta “entrevista” al “líder de los tradicionalistas”, más se parece a una toma de declaración ante una inquisición hebrea.

El insolente entrevistador lo presiona y lo acorrala sin darle respiro (ver la cara de aflicción del obispo en el video). Monseñor sólo quiere parecer simpático y no logra hilar nada coherente en sus respuestas, frecuentemente interrumpidas por el interrogador.

Fellay parpadea

Esto es algo tremendamente vergonzoso y nunca visto en la FSSPX…

Así dicen los fláccidos…

Pero, ¿es tan así?

No estoy tan seguro de ello…

Por eso, Radio Cristiandad publicó dos artículos al respecto:

https://radiocristiandad.wordpress.com/2016/03/04/43556/

Para los poco avisados o analistas simplistas, el titular de la Neo-F$$PX fue “derrotado” ignominiosamente por el reportero y mostró el lado flaco de su desempeño y de la entidad que preside.

¡Nada más apartado de la realidad!

(…)

En ese verdadero “ping-pong” diseñado entre reportero y entrevistado, Monseñor Fellay revela la complicidad de Monseñor Williamson, al repudiar la tibia defensa de la interpretación genuina del Holocuento hecha por el Obispo de Kent en su oportunidad. Puede verse que tanto uno como otro prelado, por caminos sinuosos y aparentemente divergentes, acaban por hacerle el juego a los defensores del Sanedrín.

Fellay parpadea 1

https://radiocristiandad.wordpress.com/2016/03/05/osko-en-referencia-a-una-entrevista-de-fellay/

Se trata de una entrevista amañada; es decir “armada” previamente. Una más. Una de tantas.

El periodista aparece particularmente agresivo, y Fellay se comporta como un verdadero idiota.

Pues bien, el blog Non Possumus y algunos otros atacan a Fellay por eso. Lo ven como un incapaz; y la lectura que hacen es la de un tipo que concede todo, que se calla, se deja vapulear para no poner en peligro sus conversaciones con Roma.

(…)

Se hace necesario dirigirles este mensaje que, por supuesto, van a desoír:

Termínenla con FELLAY; él es conciliar en un 95%.

Pero no se puede ocultar que la Falsa Resistencia TAMBIÉN es conciliar… ¿En qué proporción? ¿Solamente en un 5%?

Yo creo…, ya que son complementarias, que la Falsa Resistencia tiene ese triste lugar que completa el 100 % de estupidez… (perdón) de “conciliarismo” y total apostasía de la Fe.

(…)

Si FELLAY cree que Bergoglio es Francisco, y cree que la Roma actual sigue siendo la Sede de Pedro, y cree que la iglesia oficial y conciliar es la Iglesia Católica, entonces FELLAY NO PUEDE HACER OTRA COSA QUE LO QUE ESTÁ HACIENDO.

Y si los monseñores Williamson y Faure, más el eventualmente monseñoreado monje brasileño, creen lo que cree FELLAY, TAMPOCO PODRÁN HACER OTRA COSA. Y es por eso que terminarán llegando al mismo sitio, tarde o temprano.

Sebastian-Fellay 2

Cabe preguntar, entonces: ¿realmente se trata de algo tremendamente vergonzoso y nunca visto en la FSSPX?

Para no alargarnos innecesariamente, consideremos un solo ejemplo.

Comencemos por leer las declaraciones de Monseñor Fellay:

Conflict Zone: Usted fue excomulgado.

– Sí, provisionalmente…

Conflict Zone: Pero la excomunión fue levantada.

– Sí.

Conflict Zone: Es una sanción automática de la Iglesia, ¿no? Excomulgar.

Para una persona sí, pero no al grupo, el grupo nunca fue excomulgado.

Conflict Zone: Ustedes fueron advertidos que si seguían adelante con las consagraciones serían excomulgados.

– Sí.

Conflict Zone: Y ustedes siguieron adelante y lo hicieron y se pusieron en contra de la Iglesia.

– Sí.

Conflict Zone: Y usted no se arrepiente por haber hecho esto.

– No, no lo creo.

Fellay parpadea

Concedemos que esto es algo tremendamente vergonzoso…

Pero, ¿se trata de algo nunca visto en la FSSPX?

En realidad, estas declaraciones constituyen los pasos póstumos de una felonía elaborada hace años…; y llevada a cabo por los cuatro Obispos de la FSSPX… ¡Los cuatro!

Recordemos algunos de los anteriores pasos.

 

I.- Carta de agradecimiento a Benedicto XVI de los cuatro Obispos de la FSSPX

A Su Santidad el Papa Benedicto XVI

Santo padre,

Es por medio de la acción de gracias que nosotros deseamos expresar a Vuestra Santidad nuestro profundo reconocimiento por el acto de Su paternal bondad y de Su coraje apostólico por el cual Ella ha hecho inoperante la medida que nos afectó hace ya veinte años en seguida de nuestra consagración episcopal.

(…)

La Virgen María Inmaculada visiblemente ha guiado los pasos de Vuestra Santidad a nuestro reencuentro, ella le mantendrá su graciosa intercesión. Es con esta seguridad que nosotros pedimos fielmente al Pastor Universal que bendiga a cuatro de sus hijos más unidos al Sucesor de Pedro y a su encargo de pastorear los corderos y las ovejas del Señor.

Menzingen, 29 de enero de 2009, en la fiesta de San Francisco de Sales

II.- Carta de Monseñor Richard Williamson de Kent al Cardenal Castrillón

A Su Eminencia Cardenal Castrillón Hoyos

Su Eminencia

En medio de esta tormenta de los medios de comunicación causados por imprudentes señalaciones mías en la televisión Suiza, pido a Usted aceptar, solo como es propio del respeto, mi sincero pesar por haber causado a Usted y al Santo Padre tan innecesarios angustia y problemas.

Para mí, todo lo que interesa es la Verdad Encarnada, y los intereses de Su única verdadera Iglesia, solo a través de la cual podemos salvar nuestras almas y dar eterna gloria, en nuestro pequeño camino, a Dios Todopoderoso. Por tanto, tengo un sólo comentario, del profeta Jonás, I, 12: “Agarradme y tiradme al mar, y el mar se os calmará, pues sé que es por mi culpa por lo que os ha sobrevenido esta gran borrasca.”

Por favor acepte también, y transmita al Santo Padre, mi sincero personal agradecimiento por los documentos firmados el pasado Miércoles y hechos públicos el Sábado. Muy humildemente ofrezco una Misa por los dos.

Sinceramente suyo en Cristo

III.- Declaración de Monseñor Richard Williamson de Kent, del 26 de febrero de 2009, publicada el 4 de marzo por la agencia Zenit.

https://es.zenit.org/articles/peticion-de-perdon-de-monsenor-williamson-a-victimas-del-holocausto-y-la-iglesia/

El Santo Padre y mi superior, el obispo Bernard Fellay, han pedido que reconsidere las declaraciones que hice en un canal de televisión de Suecia hace cuatro meses, pues sus consecuencias han sido muy fuertes.

Observando estas consecuencias, puedo decir verdaderamente que lamento el haber hecho estas declaraciones, y que si hubiera sabido con antelación todo el daño y las heridas que han provocado, especialmente a la Iglesia, pero también a los supervivientes y seres queridos de las víctimas de injusticia bajo el Tercer Reich, no las hubiera hecho.

En la televisión sueca sólo di una opinión (”Creo que…”, “Creo que…”) de una persona que no es historiador, una opinión formada hace veinte años en virtud de los datos que entonces estaban disponibles, y que desde entonces había expresado raramente en público.

De todos modos, los eventos de las últimas semanas y el consejo de miembros de la Fraternidad de San Pío X me han persuadido de mi responsabilidad por tanta angustia causada. A todas las almas que quedaron honestamente escandalizadas por lo que dije, ante Dios, les pido perdón.

Como dijo el Santo Padre, todo acto de injusta violencia contra un hombre hiere a todo el género humano.

 

IV.- Carta de Monseñor Richard Williamson de Kent al señor Jesse Gómes Jr.

El futuro Obispo de Kent ha rechazado reiteradamente a quienes le pedían que encabezase una rebelión en la FSSPX contra Mons. Fellay. Quien más se ha obstinado en convencerle ha sido el Dr. Jesse Gómez Jr., a quien el señor Obispo respondió con un contundente “NO” en febrero de 2009:

“No, no, mil veces no “, en palabras de la vieja canción. Dado el poder de algunas personas en el mundo de hoy, el juego debe ser jugado, en cierta medida, de acuerdo con sus normas. Yo no culpo a ningún colega o superior por tratar de conseguir un futuro viable para la FSSPX en su conjunto de los restos causada por unas pocas palabras malas escogidas en la televisión sueca. No estoy diciendo esas palabras fueron o son falsas. Sólo estoy diciendo que no puede servir para repudiar al presente líder de la FSSPX.

Yo podría oponerme si se trata de frenar un mal acuerdo con Roma, pero no creo que sea la situación actual. Si fuera el caso, creo que podría confiar decirlo, porque la Fe estaría en juego, y estoy obligado a decir lo que pienso. Confíe en mí cuando digo que la FSSPX no está traicionando o abandonando.

Sea paciente. Rece el Rosario para evitar la confusión en una situación en la que el diablo está jugando con innumerables corazones y mentes.

Les envío mi bendición, y a todos tus amigos, pero no para la idea de colocarme a la cabeza de una nueva organización. De ninguna manera.

Rece el rosario, Dios lo bendiga.

V.- Salida de Buenos Aires, en 2009, del futuro Obispo de Kent:

Aeropuerto 1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aeropuerto 2

https://www.youtube.com/watch?v=IbdkQGJOSM4

Aeropuerto 3

 

 

 

 

 

 

 

 

Aeropuerto 4

Aeropuerto 5

Aeropuerto 6

 

 

 

 

 

 

Aeropuerto 7

El amenazante terminó como ya sabemos…

Knock out 2

VI.- En el siguiente enlace se pueden escuchar y leer las respuestas del futuro Obispo de Kent al sitio Los Impotentes:

https://radiocristiandad.wordpress.com/2013/02/27/entrevista-de-non-possumus-a-monsenor-williamson-saque-ud-sus-conclusiones/

Tomado de:

http://nonpossumus-vcr.blogspot.com.ar/2013/02/entrevista-exclusiva-monsenor.html

Los Impotentes: Y usted agradeció el levantamiento de las falsas excomuniones…

Monseñor de Kent: Pffff… (nota del estenógrafo: gas vocal)

Los Impotentes: Eso también es algo que…

Monseñor de Kent: Sí… Sí… Sí… Creo que lo que escribí y pensé en aquel momento era, igualmente, incompleto. Pero quería, quería no apartarme de Monseñor Fellay, quería aprobar a los compañeros. Esto ha jugado un papel, creo, lo que escribí y pensé en aquel momento. Quería no ver que… que… Pffff (gas vocal).

Los Impotentes: Sí…

Monseñor de Kent: Quería esperar en un mejoramiento por el lado de Roma y… Pffff (gas vocal) Pero, cuando el 16 de diciembre Monseñor Fellay escribió a Roma para pedir el levantamiento de las excomuniones, no me mostró esta carta. Nosotros cuatro pedimos, y no me mostró…

Los Impotentes: Usted no firmó, ¿verdad? Eso sí lo sabía. No pidió el levantamiento…

Monseñor de Kent: No firmé y no vi esta carta. No me mostró esta carta. No me escribió diciendo: voy a escribir esta carta, ¿aprueba usted? No. No. Escribió sin mi conocimiento y sin mi aprobación. Y, si me hubiere mostrado, yo no pienso que hubiera aprobado, porque él tomaba demasiado en serio estas excomuniones. Monseñor Lefebvre siempre había pensado desde el 88 que estas excomuniones son vacías, no tienen ninguna substancia porque no hubo ningún crimen y lo demás está en el Derecho Canónico. Pero Monseñor Fellay… Ahhh… Ahhh…

Esta actitud no la aprobaba en aquel momento, pero después del levantamiento, él escribió una carta de agradecimiento al Papa. Y esta carta, yo la firmé; porque hubo en esta carta de agradecimiento, después del levantamiento, una frase, hubo una reserva que me permitió firmar esta carta de agradecimiento.

Pero, leyendo esta carta de agradecimiento, es implícita una seriedad de lo que hizo el Papa. Es decir, es implícito tomar en serio las excomuniones, lo que es un error. Sí, es un error. Pero, dado el punto de vista del Papa, hizo algo… Pffff (viento bocal) algo… Pffff (viento bocal)… Pffff (viento bocal)… Actuó con coraje en frente de los otros prelados de Roma… ¿qué sé yo?… Hubo algo que aprobar en su comportamiento.

Pero, de todas formas, no digo que todo lo que pensé y escribí en aquel momento era justo, era completo. No. ¿Me equivoqué? Tal vez en parte, sí. En parte.

Si así respondió a la mujer “propia tropa”, que maneja el blog de Los Impotentes… imaginemos la paliza que le pegaría hoy Tim Sebastian…

Knock out 3

Estos seis ejemplos sí que constituyen algo tremendamente vergonzoso…, y nunca visto en la FSSPX…

>><< 

Para terminar, insisto en el tema de los Dos combates… Dos tácticas…

En efecto, es cada vez más evidente que la lucha contrarrevolucionaria abarca dos combates que han de desarrollarse en dos tiempos distintos: un combate de resistencia, conservador, y un combate para restablecer el Reino de Cristo Rey.

En primer lugar debemos combatir para conservar las últimas posiciones que nos quedan.

Por sobre este compromiso conservador se entablará el combate por el restablecimiento del Reino de Nuestro Señor Jesucristo.

Estas dos contiendas tienen sus tiempos y tendrán, en un momento, los mismos combatientes. Es importantísimo no confundir ambos combates, es necesario distinguirlos, porque ellos tienen objetivos diferentes y, por lo mismo, también poseen tácticas distintas.

Muchas veces, el comportamiento erróneo de los jefes y de los soldados tradicionalistas se debe a que existe una incomprensión respecto a estos dos combates y a sus objetivos. Es decir, muchas veces se piensa que existe un solo combate y se confunden los objetivos de la batalla de conservación con los fines de la lucha posterior, se mezcla la parte que les corresponde a los hombres con la acción que deben llevar a cabo Cristo Rey y su Madre Santísima.

Por lo tanto, es de la mayor importancia considerar las tácticas de estas dos confrontaciones superpuestas.

¿Cómo combatir la batalla defensiva, de mantenimiento?

Ante todo, hay que hacer dos advertencias previas:

1ª) Esta batalla apunta solamente a objetivos secundarios y no le es proporcionada ninguna asistencia divina extraordinaria.

2ª) Además, ella posee particularidades que dependen de sus raíces históricas e imponen tres límites a los combatientes, que deben ser respetados:

1º) La misión de las fuerzas contrarrevolucionarias no es de ruptura, sino de resistencia, para conservar los restos.

La tendencia espontánea de nuestras filas es hacia la restauración. Pero, la batalla que debemos librar no es una refriega de ruptura, de arremetida. Los medios con los que contamos no son proporcionados para intentar romper el asedio.

Nuestra misión es vigilar, conservando los restos que van a perecer. Si intentásemos la ruptura, equivocaríamos la táctica.

2º) Las fuerzas contrarrevolucionarias son, humanamente, impotentes.

La batalla de mantenimiento es llevada a cabo por una minoría, vigorosa y valiente ciertamente, pero humanamente impotente. El dispositivo revolucionario es inexpugnable. El enemigo ha tejido un asedio cerrado que, si bien es artificial, se impone de una manera absoluta. Las fuerzas contrarrevolucionarias son incesantemente neutralizadas, mutiladas y aniquiladas.

3º) Las fuerzas contrarrevolucionarias están constreñidas por los medios de la «legalidad» revolucionaria.

Los contrarrevolucionarios tienen consciencia de defender los derechos de Dios contra el poder de la Bestia. Es de esa fuente que extraen su ardor y su confianza. Pero se imaginan demasiado fácilmente que esta posición de principio les da sobre el Estado laico una preeminencia jurídica.

Es demasiado tarde para exigir del Estado laico el reconocimiento de los derechos de la Iglesia, para pretender del Estado apóstata el reconocimiento de los derechos de Jesucristo, para esperar del Estado sin Dios el reconocimiento de los derechos de Dios.

En el combate que llevamos a cabo, somos constreñidos a los medios de la «legalidad» revolucionaria, que, por añadidura, será cada día más rigurosa, reduciendo cada vez más nuestros medios de defensa.

La batalla ulterior, la que tendrá por objetivo arrancar el poder a la Bestia y restituírselo a Cristo Rey, es obra personal de Dios. Sin embargo, el Divino Maestro espera que el pequeño número intervenga por la oración y la penitencia para remover el obstáculo que se opone a la acción divina, e incluso, en una cierta medida, para desencadenarla.

La situación es tal que, al mismo tiempo, participamos de un combate de conservación y de un combate preparatorio por medio de la súplica. Es necesario ser hombres de acción para asumir la custodia de los restos, y ser hombres de oración para participar de la batalla de súplica.

Estas dos actitudes son difíciles de conciliar, y eso explica las divergencias en la apreciación de las prioridades. ¿Qué hay que privilegiar, la acción o la oración? Este problema de la cohabitación del hombre de acción y del hombre de oración se resuelve sabiendo que hay un tiempo para la oración, que debe preceder a la acción, y un tiempo para la acción, que debe seguir a la oración. Además, hay que ser muy activos en la contemplación y muy contemplativos en la acción: permanecer y al mismo tiempo salir; salir y al mismo tiempo permanecer.

Mientras combatimos conservando nuestros puestos de resistencia, por la oración y la penitencia obtendremos la decisión divina de hacer misericordia, adelantaremos el triunfo del Corazón Inmaculado de María y el restablecimiento definitivo del Reino de Cristo Rey.

 

Padre Juan Carlos Ceriani