OSKO: UN POCO EN SOLFA

¿ME LO EXPLICA MEJOR…, Don Tomás?
(en defensa de un amigo)

http://nonpossumus-vcr.blogspot.com.ar/2016/02/dom-tomas-de-aquino-osb-en-defensa-de.html

Me lo tomo en solfa, con papas fritas y vermouth con hielo. Y por eso prefiero hacer una suerte de sátira del asunto. Sé lo que va a ocurrir. Lloverán críticas por eso. Pero… aquí va…

—-0000—-

“¿Me lo explica mejor…, Don Tomás?”, le dije pensativo.
Y… “Se”, contestó Don Tomás, exultante por estar en vísperas de su elevación al episcopado de la Iglesia Remanente.
” I explicar novamente, mais de forma diferente. Vou usar a figura de uma sobre a qual você e outros como você exagera “; dijo.
A lo que le respondí: “¿YO? Pero, si yo no dije nada, todavía.”
Implacable, el tocayo del buey mudo me espetó: ” Você é um sedevacantista; desrespeitoso e fanático; deve deixar de foder.”
“EPA !!!”, le dije… “¿qué forma de expresarse es esa, docto amigo?”
Con el rostro inflamado contestó: “Bem, porque é me cantando…”.
Yo, de portugués no entiendo un pito; de modo que dejemos el diálogo anterior (que creo que contiene términos indecorosos, y vayamos al texto que me dejó Dom Tomás, que ya está traducido.
Dice así:

Los ataques a Bergoglio se basan en sus escritos y en sus palabras. Examinemos algunos escritos. Sus críticos más tenaces alegan que es preciso ver el conjunto y concluir la heterodoxia de Bergoglio. Se yo fueses a comentar cada acusación, una por una, esto tomaría un tiempo del cual no dispongo. Examino aquí apenas una idea del Santo Padre.
Él suele decir que las “ovejas” dominadas por el mundanismo moderno perdieron, como castigo, el verdadero sentido de la Misericordia Divina; se convirtieron en egoístas que solamente piensan en términos de egoísmo, pero no siempre perdieron el deseo de ser buenos; no se hicieron malos deliberadamente; en su conciencia ellos se creen buenos. Por eso han recibido “una recompensa a su deseo de ser buenas personas”.
¿Se debe concluir, de ahí, que el Mundanismo es bueno? No, en modo alguno. ¿Mas se debe concluir que Bergoglio dice que el Mundanismo es bueno? No, en modo alguno. ¿Pero entonces no se debe concluir que hay algo de bueno en el Mundaniso? Sí; si Nuestro Señor se anduvo dando unas vueltas por este mundo debe ser porque el mundo no es tan malo y la adhesión a algo que no es tan malo, eso sería el Mundanismo, tampoco lo es. ¿Mas esto no es absurdo? En modo alguno. ¿Pero hablando de eso no se está induciendo a los fieles a que se conviertan en mundanos? No. ¿Mas diciendo que algunos, en conciencia, no querían ser mundanos, y entonces no incurrieron en faltas respecto de Dios y su justicia, no se está diciendo un absurdo? No, tampoco. Personas como Don Vito Corleone, o La Reina Isabel I, o Stalin, y hasta el mismo Nerón (todos ellos asesinos reconocidos) amaban este mundo, y la mayor parte de sus seguidores e imitadores hicieron lo mismo antes de que conocieran la gravedad de sus actos. Podemos pensar que, entre muchas personas, algunos asesinos mundanos andan por ahí llevando vidas bien hechas y hoy sacan provecho de sus actos anteriores. Mons. Lefebvre y Mons. Antonio [Castro Mayer] nunca negaron esta posibilidad. Mas esto es una herejía, dirán algunos, o, al menos, un cambio de discurso. No creo. Esto es un aspecto de la confusión en la cual vivimos. Esto sí: “Han disminuido las verdades entre los hijos de los hombres”, dice el Salmo (11, 2).
Felices los que recibieron la gracia de comprender el problema actual. Yo, por ejemplo, soy bastante amigo de un antiguo asesino serial que comprendió su malignidad desde el inicio, pero que no se dio cuenta hasta mucho después de todo eso, sólo lo comprendió después. Le llevó cerca de cuatro años tomar la decisión de no asesinar una vez por semana (más o menos; no quiero equivocarme). Y sólo la tomó después que “DecimeJorge” vino de Roma para hablarle del asunto, y lo misericordeó y le dijo “Tranquilo; Dios te ama igual”, por lo que escuché por ahí que dicen que le dijo. ¿Era este pobre hombre una mala persona? No. ¿Un mal católico? No, tampoco. ¿Sacó él algún fruto de sus crímenes semanales (Bueno, está bien; admito que a veces salía todos los días)? Creo que sí (de hecho, a veces se quedaba con valiosas pertenencias de sus víctimas, como se supo después) ¿Era una recompensa por su deseo de ser mejor y porque su conciencia no lo acusaba? Es difícil responder. Tal vez. Mas él, en un punto entendió que no debía seguir masacrando vecinos puesto que se da mal ejemplo (y es bastante costoso) Fue entonces que él no lo hizo más. Cambió. Cambió de ciudad (se mudó a Río de Janeiro), cambió su afición por la tanatología (ahora preside Asesinos Anónimos), y cambió de identidad, para escapar de la justicia.
¿Qué concluir de eso? Yo concluyo que no hay por qué lanzar a Bergoglio (y al ex-asesino serial igualmente) a la hoguera. Ni uno ni otro son condenables. Uno demoró en entender que no debía andar matando por ahí y el otro trató de dar una explicación misericordiosa para este hecho. Tanto el uno como el otro me parecen igualmente buenos e igualmente anti mundanos, pues ambos condenaron el egoísmo y la mundanidad y hoy defienden la vida (ante todo las suyas propias).

Hno. Tomás de Aquino, OSB