RADIO CRISTIANDAD: EN DESAGRAVIO A LA INMACULADA CONCEPCIÓN

EN DESAGRAVIO

A LA INMACULADA CONCEPCIÓN

Monseñor Williamson, en su Comentario Eleison 373, del 6 de septiembre de 2014, incurrió en un grave error:

Uno de los dogmas católicos más importantes es el del pecado original, por el cual todos los seres humanos (excepto Nuestro Señor y Su Madre) tienen una naturaleza seriamente herida desde el nacimiento por nuestra misteriosa solidaridad con Adán, el padre de toda la humanidad, cuando él cayó con Eva en el primero de todos los pecados humanos en el Jardín del Edén.

Es un grave error sostener que por el pecado original todos los seres humanos (excepto Nuestro Señor y Su Madre) tienen una naturaleza seriamente herida desde el nacimiento.

Lo correcto es decir que por el pecado original todos los seres humanos (excepto Nuestro Señor y Su Madre) tienen una naturaleza seriamente herida desde la concepción misma.

Los blogs que publicaron ese Comentario Eleison se han hecho partícipes del mismo error.

En vano hemos esperado una retractación por parte de Monseñor Williamson y de sus propugnadores.

Ante la ausencia de retracción, y con ocasión de la Fiesta de la Aparición de Nuestra Señora en Lourdes, Radio Cristiandad hace público desagravio por la escandalosa declaración de Monseñor Williamson.

Según el señor Obispo, Nuestra Señora sería Inmaculada, no desde el primer instante de su concepción, sino desde su nacimiento.

Sabemos que el 8 de diciembre de 1854, por su bula Ineffabilis Deus, el Papa Pío IX proclamó el dogma de la Inmaculada Concepción:

Para honra de la Santa e Individua Trinidad, para gloria y prez de la Virgen Madre de Dios, para exaltación de la Fe católica y aumento de la cristiana religión, con la autoridad de Nuestro Señor Jesucristo, con la de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, y con la nuestra: declaramos, afirmamos y definimos que ha sido revelada por Dios, y de consiguiente, que debe ser creída firme y constantemente por todos los fieles, la doctrina que sostiene que la Santísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de culpa original, en el primer instante de su concepción, por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Jesucristo, Salvador del género humano.

Sabemos que la advocación de Nuestra Señora de Lourdes hace referencia a las dieciocho apariciones de la Santísima Virgen María a Santa Bernadette Soubirous, en 1858, en la gruta de Massabielle, a orillas del río Gave de Pau, en las afueras de la población de Lourdes, Francia, en las estribaciones de los Pirineos.

Ante la reiterada petición de Bernardette de que revelara su nombre, el 25 de marzo de 1858, en su decimosexta aparición, la Señora le dijo: Que soy era Immaculada Councepciou (Yo soy la Inmaculada Concepción).

lourdes

Monseñor Williamson, los clérigos, religiosos y blogs que lo sostienen están en grave deuda.

¡Retráctense y reparen antes de que sea demasiado tarde!