¿PROFECÍA DE LA SALETTE EN MARCHA?

“Durante este tiempo, nacerá el Anticristo, de una religiosa hebrea, de una falsa virgen que tendrá comunicación con la antigua serpiente madre de la impureza”. “Su padre será un obispo. Al nacer vomitará blasfemias y tendrá dientes: en una palabra, será un demonio encarnado; lanzará gritos espantosos y hará prodigios y no se alimentará sino de impurezas… a la edad de 12 años llamará la atención por las ruidosas victorias que alcanzará…” Mensaje de Nuestra Señora en la Salette

ROMA.- NOTA DE AFP y EFE: Una religiosa salvadoreña que se quejaba de dolores abdominales fue hospitalizada de urgencia en Rieti, 80 km al noreste de Roma, donde finalmente dio a luz a un varón al que bautizó Francisco, como el Papa, indicaron los medios italianos.La monja de 31 años sintió dolores en la noche del martes y los médicos que acudieron al convento para atenderla sospecharon que se trataba de un embarazo, a pesar de la enérgica negativa de la religiosa.En el hospital, una ecografía confirmó el milagro o, según se mire, la obra del diablo, y la religiosa salvadoreña dio a luz a un varón de 3,5 kilos.”No sabía que estaba embarazada, solamente me dolía el vientre”, declaró la monja salvadoreña.
La mujer dijo desconocer su embarazo.

“No sabía que estaba embarazada, solo tenía un fuerte dolor de vientre”, explicó la religiosa, según recogen hoy los medios locales que citan fuentes del hospital donde dio a luz. El parto tuvo lugar durante la noche del pasado martes cuando los servicios de urgencias recibieron el aviso de las monjas del convento de Discípulas de Jesús, que se encargan de un asilo de ancianos, que decidieron llamar al número de emergencias asustadas por los “fuertes dolores en el vientre” que su compañera aseguraba padecer.

Fue entonces cuando la monja fue trasladada en ambulancia al hospital de San Camilo de Lellis, en Rieti, donde dio a luz a un niño de tres kilos y medio. Cuando los servicios sanitarios llegaron al convento de Rieti el resto de religiosas aseguraron estar convencidas de que se trataba de un “dolor estomacal” y afirmaron no estar al corriente de su estado de buena esperanza.

“¿Pero cómo es posible? No podríamos imaginar algo como esto”, aseguraron las religiosas del convento italiano. Según los medios locales, la monja, que está recuperándose del parto, aseguró que va a ocuparse de su hijo y ya está recibiendo ropa y otros regalos para el bebé.

Por su parte, sor Herminia, la madre superiora de las Discípulas de Jesús de Rieti, aseguró que la monja salvadoreña “ha hecho todo sola” y subrayó que el resto de religiosas del convento no se habían dado cuenta de nada. “No ha sabido resistir a la tentación pero no ha hecho ningún mal a nadie. No entiendo por qué se presta tanta atención a esta historia”, añadió sor Herminia.