HA FALLECIDO EL P. LUIGI VILLA – REQUIESCAT IN PACE

Estimados,

esta madrugada, a las 03,00 hs. en Italia, ha fallecido el Pbro. Luigi Villa, verdadero Sacerdote, defensor incansable del honor de N.S. Jesucristo y de Su verdadera Iglesia.

El Ing. Franco Adessa me ha informado de esta noticia, en parte triste para los que todavía estamos en este mundo, al perder a un verdadero Testigo del Señor, pero también de alegría por saber que ha terminado para él la parte que le fue destinada en esta Batalla.

Creo no equivocarme al considerar que él ha tenido que llevar adelante la parte más dura en esta Lucha por haber sido, si no el primero, el más aguerrido y constante en la denuncia sin cuartel de los atropellos perpetrados en la Iglesia desde Juan XXIII hasta nuestros días: la revista “Chiesa viva”, de edición mensual, con sus investigaciones y números especiales; la cantidad de libros dedicados al accionar destructivo de esos heréticos ocupantes de la sede romana; los folletos…

Todo ello, respondía a un recto objetivo, cuya necesidad veía con toda claridad y urgencia: invitar a aquéllos que aún tienen autoridad en la Iglesia para que asuman sus deberes para con Dios y las almas e intenten remediar el estado ruinoso al que ha sido conducida. Éstos son quienes tienen el deber de actuar en el nivel “cuasi-jerárquico” al que pertenecen: al menos por tener aún el “poder de orden”, no pueden excusarse de decir la verdad al pueblo fiel e intentar hacer lo que deben…

De nada valen recursos quietistas a una intervención directa del Señor, omitiendo lo que uno mismo está obligado a hacer.

Que el Señor va a intervenir, no hay duda: castigará con todo rigor a todos aquéllos que se han cruzado de brazos refugiándose en estériles oraciones, cuando eran ellos (por la misma autoridad recibida del Señor en la Iglesia) quienes tenían obligación de actuar.

Por mi parte, doy gracias al Señor, mediante esta humilde manifestación pública, por haberme permitido conocer a este Gran Sacerdote, cuyos libros no sólo me han abierto los ojos a la tremenda realidad eclesial que vivimos, sino que han hecho algo más importante: me han dado elementos de estudio y reflexión, los cuales me habían sido negados (como a tantos otros fieles) por muchos de los que uno tenía como “sacerdotes serios”, con total deshonestidad intelectual de su parte.

Dios los bendiga.

– Hna. María de Luján –

——————-

Nuestras condolencias para el Ing. Franco Adessa, y nuestro apoyo a toda la obra llevada adelante.

Invitamos a nuestros lectores a visitar http://www.chiesaviva.com/ para conocer los dossiers exclusivos e impactantes del P. Luigi Villa.

– Radio Cristiandad