CARTA DE MARIA DELICIA REARTE DE GIACHINO A LA PRESIDENTE – LA FRAGATA LIBERTAD


A LA SRA PRESIDENTE DRA CRISTINA F. DE KITCHNER

“COMANDANTE EN JEFE DE LAS FFAA

DE LA NACION ARGENTINA”

Ayer apareció “el chivo expiatorio” de uno de los más denigrantes bochornos de las FFAA, que usted debía tener el honor de comandar.

El ignoto ministro de defensa se victimizó y asumió su error…¡ Y QUÉ…? Grave deshonra en su manipulada confesión, que solo viene a reforzar la cínica expresión de su comandante en jefe:” SE PODRÁN QUEDAR CON LA FRAGATA PERO NUNCA CON EL RESPETO, LA SOBERANIA Y LA DIGNIDAD… ¿de quienes?

Sra. sus ofensivas palabras, desconociendo en absoluto el sentido de las mismas me retrotrajo a 1968 cuando esa arrogante FRAGATA LIBERTAD, orgullo de los argentinos, avanzaba majestuosa, hacia el puerto nativo, escoltada por cientos de embarcaciones, haciendo vibrar sus sirenas, con los gavieros inmóviles en los palos, los gallardetes al viento como retazos de todos los mares, las bandas militares saludando a GLORIA, el PABELLON desplegado en cielo de RESPETO, SOBERANÍA Y DIGNIDAD, cobijando a los nuevos GUARDIAMARINAS, que en perfecta formación, en impecable uniforme de gala, con el corazón palpitando de emoción, los rostros curtidos por soles amigos, los ojos deslumbrados buscando en el gentío que los vitoreaba aquellos añorados…

Mientras, en el muelle, orgullosos en la humildad de las grandezas, familiares y amigos, con las gargantas cerradas por la emoción, las lágrimas, las risas, esperando el instante de apretar en sus brazos a quienes todavía iluminados por un mundo desconocido, volvían a la PATRIA, para servirla como lo soñaron bajo otros cielos.

Tuve la gracia de participar de uno de esos días inolvidables, repetidos año a año desde su botadura, en su VIAJE DE INSTRUCCION con las sucesivas promociones y al no haberlo usted vivido, no alcanzará a darse cuenta de la magnitud de su agravio a la PATRIA, a las FFAA , en especial a la alicaída ARMADA ARGENTINA y a los 39.999.999 (me excluyo de sus 40 millones) que considera sus serviles súbditos.

Uno de esos Guardiamarinas en el 1968, era el Sr. CFIM (PM) D. PEDRO EDGARDO GIACHINO, que años después en cumplimiento de su deber, como tantos otros, ofrendara su vida en MALVINAS, por esas tres palabras que pronunciara usted tan alevosamente para regocijo de una nutrida corte de adulones que de pie aplaudiera semejante dislate.

RESPETO, SOBERANÍA Y DIGNIDAD, no estaban precisamente en la llegada a Ezeiza de esos hombres derrotados y confusos. El dolor reflejado en sus rostros. La vergüenza escondida en su mirada. Recibiendo el abrazo compasivo de sus seres queridos. Pronunciando una sola frase “MUY TRISTE”. Escondidos, aislados, las ilusiones rotas, la moral destruida. Carroña de buitres revoloteando sobre sus plenas vidas como resultado de la codicia, la ignorancia, la prepotencia de quienes tenían la obligación de protegerlos insuflando un soplo de valor y honor, que ahuyentara la vergüenza. La fragata abandonada, ahora molesta en los puertos ajenos, debe ser relegada al rincón de los trastos viejos, ocupa lugar, no sirve… Es solo un montón de dólares.

Su Capitán, si conserva el honor, se sentirá atado al palo mayor hundiéndose con su nave, en las profundidades de la deshonra. Sus noches en blanco, llenas de fantasmas acusadores: BOUCHARD, BROWN, ESPORA, PIEDRABUENA, serán interminables en su vigilia culpable…

Los otros 44 hombres a bordo, solitarios deambularán las camaretas vacías y pensaran ¿DE QUE “RESPETO, SOBERANIA Y DIGNIDAD” me habla mi comandante en jefe si ya se las quedaron? YA SE FUERON A PIQUE, con nuestros juramentos… Ya se las entregamos a los piratas como trofeo de la decadencia de un país que prostituye su pasado.

El canciller, anuncia que piensa colgar en el árbol navideño de los argentinos, adornada con globos de colores, en su insolencia, una fragata recuperada, violada, mancillada, negociada, sucia… No rescatada con lucha y honor sino con mentiras y tapujos. Pero como los argentinos ya crecimos con una GUERRA, sabemos que PAPA NOEL, no existe…

Sepa, SRA. PRESIDENTE Y COMANDANTE EN JEFE DE LAS FFAA DE LA NACION, que esa NAVE, admirada por el mundo, llorada en silencio por quienes la amaron, enarbolará en sus estertores el PABELLON CELESTE Y BLANCO, que cada uno de los que pisaron con fervor y verdadera vocación ese suelo patrio, embajador de cultura y progreso, los de antes, los de hoy y de siempre, con la gallardía que solo otorgan el RESPETO, LA SOBERANIA, LA DIGNIDAD, de los bien nacidos surcará los mares, atravesará los vientos, morirá junto con las vidas de los que a su bordo soñaron con una PATRIA a quién servir por siempre jamás… hasta las últimas consecuencias…

 

AMADA NAVE INSIGNIA, FRAGATA ARA LIBERTAD

¡¡¡ SALUD !!!

SRA. QUEDO A SU DISPOSICION

MARIA DELICIA REARTE DE GIACHINO

DNI 1605228


Acerca de Fabian Vazquez

La Voz de la Tradición Católica, con la Verdad aunque duela.