La batalla final ha comenzado. La Iglesia se enfrenta a las poderosas hordas del mal y del demonio

23/12/09 Ayer SECTOR CATÓLICO recogía una serie de conclusiones sobre el momento actual que estamos viviendo, anunciando a sus lectores, de que, al parecer, estamos en la antesala de lo que se ha venido en llamar el “final de los tiempos!, según apuntan los videntes de las principales apariciones marianas de los últimos años. Sin ánimo de ser tremendistas, sino todo lo contrario, reproducimos a continuación un artículo del padre José María Iraburu, blogger de InfoCatólica, que, como siempre, deja las cosas bastante claras sobre la situación actual que nos ha tocado vivir.

“–¿Con tanto diablo y tanta batalla final no estará usted cayendo en el tremendismo?
–Lo tremendo es que muchos cristianos ignoren que estamos en plena guerra con el diablo.

>>«Aquí estamos en paz, hay tranquilidad y no pasa nada». Ateniéndose a ese juicio, los hombres «comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban; pero en cuanto Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y acabó con todos. Lo mismo pasará el día en que se revele el Hijo del hombre» (Lc 17,28-30). Cuántos cristianos hoy, al menos entre aquellos que gozan de una relativa prosperidad y tienen una mentalidad liberal-mundana, son moderados, también a la hora de considerar los males del mundo, en el que de ningún modo aceptan vivir «como peregrinos y forasteros» (1Pe 2,11), y menos aún como combatientes. Piensan que no hay que dar crédito a los profetas alarmistas, y que los males del mundo actual son, con un poco de paciencia, tolerables. Tranquilos todos. En esta actitud, no pierden su tranquilidad aunque continuamente los medios de comunicación les informen de que crece la criminalidad, la droga, el espiritismo y los cultos satánicos, la promiscuidad sexual, las enfermedades mentales, la violencia, la pobreza de los países pobres, la homosexualidad, la irreligiosidad, el ateísmo y el agnosticismo, el laicismo contrario a Dios en todo, política, leyes, educación, sanidad, etc. ¿Y con todo esto pueden seguir pensando que no estamos en guerra?… Tendremos que encender en la oscuridad la luz del Evangelio.

>>Los invitados descorteses de la parábola, en realidad, no se enteran de qué va esta vida. En realidad hay dos parábolas distintas: Mateo 22,1-10 y Lucas 14,16-24. Son diferentes, aunque sean semejantes, pues las dos comienzan y terminan igual: una invitación y, tras el rechazo, un tremendo castigo, la exclusión del Reino. En la de San Mateo los invitados son malvados y asesinos, que matan a los siervos que les invitan. En la de San Lucas no, como lo indica el P. Leonardo Castellani:

>>«Los que son aquí condenados no son malos y asesinos, como en San Mateo, sino gente común, sin duda ricos, que dan razones valederas para excusarse del Convite; que no valen empero para el Convidador, el cual se enoja fieramente y vocifera un castigo. Tanto el rechazo como el castigo son tremendos, porque el título de la Parábola, el cual está al principio, es “el Reino de Dios”: “dichoso el que coma en el Reino de Dios, dijo uno”; y Cristo le respondió con esta Parábola.

>>«Son los bienes terrenos los que hacen perder el Convite o el Reino de los cielos a estas tres clases de hombres; ellos no son malos: no dice el Evangelista que uno robó diez bueyes, otro estafó una casa y el otro se amancebó; no son malos, pero ningún bien terreno, sea el que sea, debe anteponerse a la búsqueda del Reino (o sea la salvación del alma) e impedir nuestra respuesta afirmativa a Dios. La Parábola tan suavecita [la de Lucas] tiene mucha fuerza, más que la de Mateo; porque es justamente ésa la enfermedad de nuestra época: el entontamiento en pos de los bienes terrenos: la solicitud terrena. “Mirad, no andéis solícitos“ (Mt 6,31)» (Domingueras prédicas, dom. II post Pentec., 1966; abreviado).

>>«En los días que precedieron al diluvio, comían, bebían, se casaban, hasta el día en que Noé entró en el arca; y no se dieron cuenta hasta que vino el diluvio y los arrastró a todos. Así será la venida del Hijo del hombre… Estad vigilantes, pues, porque no sabéis cuándo llegará vuestro Señor» (Mt 24,38-42). Lo que en esta vida se están jugando los hombres es, simplemente, entrar para siempre en el Reino de Dios o verse excluidos de él eternamente. Y los que no se enteran de esto se ven, sin saberlo, en un peligro gravísimo de condenarse. Los invitados descorteses no fueron admitidos en el Reino.

>>Estamos, pues, ahora dentro de una batalla espiritual enorme. Y lo primero que ha de hacer el cristiano es enterarse de ello. Y obrar en consecuencia: «vigilad, pues, en todo tiempo y orad, para que podáis evitar todo esto que ha de venir, y comparecer ante el Hijo del hombre» (Lc 21,36; cf. 18,1).

>>Concilio Vaticano II: “toda la vida humana, la individual y la colectiva, se presenta como lucha, y ciertamente dramática, entre el bien y el mal, entre la luz y las tinieblas» (GS 13b). «A través de toda la historia humana existe una dura batalla contra el poder de las tinieblas, que, iniciada en los orígenes del mundo, durará, como dice el Señor, hasta el día final” (37b).

>>No puede el hombre mantenerse ajeno a esa batalla, en una neutralidad distante y pacifista: «el que no está conmigo está contra mí» (Lc 11,23). Hay dos bloques mundiales enfrentados. De un lado, guiados y dominados por el diablo, están los que afirman: «no queremos que Él reine sobre nosotros» (Lc 19,14). Y del otro, guiados y animados por el mismo Cristo, los que quieren y procuran: «venga a nosotros tu Reino». Unos quieren «ser como dioses, conocedores del bien y del mal» (Gén 3,5) y creen, como dice el Beato Pío IX, que «la razón humana, sin tener para nada en cuenta a Dios, es el único árbitro de lo verdadero y de lo falso, del bien y del mal; es ley de sí misma; y bastan sus fuerzas naturales para procurar el bien de los hombres y de los pueblos» (Syllabus 1864,3; cf. Vat. II, GS 36c). Los otros quieren regirse por la ley de Dios, expresada en la ley natural y revelada plenamente en Cristo: «hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo».

>>Y el hombre, la familia, los pueblos, en medio de estos dos bloques irreconciliables, han de elegir de qué parte van a combatir. No es posible mantener una neutralidad ajena a esa guerra inmensa. Muchos cristianos moderados lo intentan, pero solo consiguen hacerse cómplices del mundo, reforzando en él así las fuerzas del diablo. Todos los discípulos de Cristo hemos de saber que la Iglesia peregrina es necesariamente una Iglesia militante. Y si no lo es, no está con Aquel que dijo: «yo he vencido al mundo» (Jn 16,33).

>>La meditación de las dos banderas, en los Ejercicios espirituales de San Ignacio de Loyola, expone muy claramente la batalla permanente que hay en el mundo entre la luz de Dios y las tinieblas del diablo:

>>«El primer preámbulo es la historia: cómo Cristo llama y quiere a todos bajo su bandera, y Lucifer, al contrario, bajo la suya» (137): los dos campos que se enfrentan son Jerusalén y Babilonia (138). El tercer preámbulo es «pedir conocimiento de los engaños del mal caudillo y ayuda para guardarme de ellos, y conocimiento de la vida verdadera que muestra el sumo y verdadero capitán, y gracia para imitarle» (139). El jefe de los enemigos «hace llamamiento de innumerables demonios y los esparce a los unos en tal ciudad y a los otros en otra, y así por todo el mundo, no dejando provincias, lugares, estados ni personas algunas en particular» (141). Contra él y contra ellos, «el Señor de todo el mundo escoge tantas personas, apóstoles, discípulos, etc., y los envía por todo el mundo, esparciendo su sagrada doctrina por todo los estados y condiciones de personas» (145).

>>Elijan ustedes dónde se sitúan, con quién combaten y contra quién luchan. No demoren su elección, sepan que es necesaria y urgente. Y no se dejen engañar ni por el diablo, ni por la flojera de la carne, ni por las solicitudes del mundo (comían, bebían, se casaban, plantaban, etc.), porque si no entran de lleno a combatir bajo la bandera de Cristo, lo quieran o no, rechazan al Salvador del mundo y se mantienen cautivos del Príncipe de este mundo.

>>La batalla de la Iglesia es contra el diablo, «contra los dominadores de este mundo tenebroso, contra los espíritus malos» (Ef 6,12). Lo sabemos porque Cristo lo enseñó claramente en el Evangelio. Pero además Él nos enseñó también a discernir las señales de la presencia y de la acción del diablo, y la Iglesia sabe hacerlo.

>>Pablo VI: «podremos suponer su acción siniestra allí donde la negación de Dios se hace radical, sutil y absurda; donde la mentira se afirma, hipócrita y poderosa, contra la verdad evidente; donde el amor es eliminado por un egoísmo frío y cruel; donde el nombre de Cristo es impugnado con odio consciente y rebelde (1Cor 16,22; 12,3); donde el espíritu del Evangelio es mistificado y desmentido; donde se afirma la desesperación como última palabra» (15-11-1972).

>>Es evidente que se dan en nuestro tiempo esas señales, especialmente en el Occidente apóstata. La constitución atea de los Estados modernos liberales, sean de izquierda o de derecha –es igual: «no queremos que Cristo reine sobre nosotros»–, la depravación de los espectáculos y de los grandes medios de comunicación, la perversión estatal de la educación, el favorecimiento político de la fornicación juvenil, la normalización legal del aborto, de la homosexualidad, de la eutanasia, la imposibilidad práctica de las fuerzas cristianas para unirse y actuar en el mundo secular, y tantos otros males, son actualmente en nuestras sociedades señales evidentes de la poderosa acción del Príncipe de este mundo.

>>Y son los Papas, con pocos más, los que denuncian esa acción del demonio en el mundo actual. Lo hacen demasiado solos. Es notable la superficialidad naturalista con la que tantos sabiazos católicos –teólogos, historiadores, sociólogos, pastoralistas– describen las coordenadas del mundo moderno, sin tener, al parecer, ni idea de la acción del diablo, que en gran medida causa, explica y mantiene esa siniestra cultura vigente. Casi ninguno menciona al diablo, ni siquiera de paso. Pero no pueden darnos terapias sociales eficaces quienes parten de diagnósticos tan erróneos.

>>Gracias a Dios, los Papas, al menos, y algunos pocos con ellos, anuncian la verdad, la verdad de Dios, la verdad del mundo actual. El Estado moderno apóstata está mucho más sujeto al diablo, por ejemplo, que el Imperio pagano de Roma. Éste era solo un perro de mal genio, comparado con el tigre estatal de liberales, socialistas y comunistas. Al menos en la mayor parte del Occidente apóstata, el Estado es hoy la Bestia mundana, a la que «el Dragón [infernal] le dió su poder, su trono y un poder muy grande» (Apoc 13,2). ¿Puede entenderse algo de lo que hoy pasa en el mundo si esto se ignora? ¿Los medios que ponen los cristianos activistas, con su mejor voluntad, son los más eficaces para neutralizar a este gran Leviatán diabólico?

>>San Pío X: «ya habita en este mundo el “hijo de la perdición” de quien habla el Apóstol (2 Tes 2,3)» (enc. Supremi apostolatus cathedra 1903). Pío XI: «por primera vez en la historia, asistimos a una lucha fríamente calculada y arteramente preparada por el hombre “contra todo lo que es divino” (2 Tes 2,4)» (enc. Divini Redemptoris 1937; cf. también un diagnóstico del mundo actual en su enc. Ubi arcano, 1922, que viene a ser un eco de la de Benedicto XV, enc. Ad beatissimi 1914). Pío XII: «este espíritu del mal pretende separar al hombre de Cristo, el verdadero, el único Salvador, para arrojarlo a la corriente del ateísmo y del materialismo» (Nous vous adressons 1950). «Cuando Jesús fue crucificado, “las tinieblas invadieron toda la superficie de la tierra” (Mt 27,45); símbolo luctuoso de lo que ha sucedido y sigue sucediendo, cuando la incredulidad religiosa, ciega y demasiado orgullosa de sí misma, excluye a Cristo de la vida moderna, y especialmente de la pública» (enc. Summi Pontificatus 1939).

>>Juan Pablo II afirma que el diablo quiere ante todo mantener oculta su acción en el mundo: las palabras de San Juan «“el mundo entero está bajo el Maligno” (1Jn 5,19) aluden a la presencia de Satanás en la historia de la humanidad, una presencia que se hace más fuerte a medida que el hombre y la sociedad se alejan de Dios. El influjo del espíritu maligno puede “ocultarse” de forma más profunda y eficaz: pasar inadvertido corresponde a sus “intereses”. La habilidad de Satanás en el mundo es la de inducir a los hombres a negar su existencia en nombre del racionalismo y de cualquier otro sistema de pensamiento que busca todas las escapatorias con tal de no admitir la obra del diablo» (13-8-1986).

Reforma o apostasía. No es tolerable que verdades de la fe tan importantes sean hoy ignoradas por la mayoría de los cristianos”.

José María Iraburu, sacerdote

19 comentarios sobre “La batalla final ha comenzado. La Iglesia se enfrenta a las poderosas hordas del mal y del demonio

  1. se mas de lo puedo saber de edtsas cosa peor no puedo decir arcngel supremo hecho de gerrreros dia intenso par la vida delos 12 huardianes fuerza d evalor inperacion de la vida de cuidar

  2. Es cierto lo que dice¡ Pero la batalla es como dice en titulo del posteo ”La Iglesia se enfrenta a las poderosas hordas del mal y del demonio”. Comosiempre ha sucedido despues de todo.

    Igual ustedes quedense tranquilos. Los sedevacantitas no son parte de la iglesia de ninguna manera, asi no se que les inquieta¡

  3. Hola, qué tal , hermanos y hermanas,

    Ya hace años me pregunto, contemplando los cambios radicales que en las pasadas 5 decadas occurieron en la sociedad y en el consenso general del pueblo de mi patria Holanda, como todo tipo de entidades y corrientes que propugnan distintos ‘derechos’ han podido converger para actuar tan eficazmente como un frente integral para la decristianización de mi país. Grupos feministas, organizaciones anti- OTAN, Schillebeeckx, la alcaldía judaizada de Amsterdam, ambientalistas, narcotraficantes y la indústria de la prostitución. ¿Sirven intereses distintos al parecer o será que..? Todos estos quizá sean cuerpos inspirados y infiltrados por los numerosos ex-ángeles, los espiritus inmundos que Nuestro Salvador expulsó en tantas ocasiones en el Santo Evangelio.
    Estoy curioso si los demonios entre ellos son capaces de conspirar en lo grande y coordinar operaciones conjuntas para minar y desbaratar la moralidad de una nación entera. ¿Alguien sabe si hay en la historia del mundo casos similares conocidos? Podría explicar mucho de lo que está pasando.

  4. debemos ser fuertes en esta lucha y rogar a la Santisima Madre de Nuestro Señor que nos guie y nos de fortaleza para continuar este combate, solo con el amor de nuestro Señor y con la intercesion de la Santisima Virgen Maria podremos vencer!!!!

  5. Lo que quiero decir es que a lo mejor una gran parte de la teoria de la conspiración contra la Cristiandad sea real pero que no es un presidente humano o un conjunto de líderes humanos que maneja concientamente el asunto sino el mismo Lucifer y su ejército maldito. Por lo tanto aunque ciertamente tenemos el derecho de defendernos no tiene caso enfrentar con agresividad a por ejemplo los ONG’s bárbaras y dissidentes a la moralidad cristiana. En tales casos guardemos esas espadas pues. Sería mas astuto invertir esfuerzos en fundar o fortalecer organizaciones alternativas que brindan buenas soluciones que no son contradictorias a la Fe para los mismos problemas modernos que pretende solucionar una de esas ONG’s de mala calaña. ¿No cierto..? Nuestro Señor es un Principe de la Paz, pero de la Paz verdadera con justicia hecha.
    Listo, un saludo para todos.

  6. Mi punto es. Usémonos contra la personas que se nos presentan como enemigos la arma poderosa que nos recomienda Nuestro Buen Pastor. Esta arma es amar. En cambio en cuanto al demonio y sus falsedades que con la Ayuda del Espíritu Santo luchémonos contra él sin contemplaciones ni tardanzas.
    Buenas noches.

  7. Rabinato de Israel declara la guerra a los objetos decorativos navideños
    Considera que hieren las sensibilidades de parte de la población del país de mayoría judía.
    El Rabinato de Israel declaró la guerra a los objetos decorativos navideños, que considera hieren las sensibilidades de parte de la población del país de mayoría judía, y recomienda a hoteles y restaurantes retirarlos de zonas públicas.

    En lo que para muchos es Tierra Santa, el lugar donde Jesús dio sus primeros pasos, predicó su mensaje y fue crucificado, los abetos, bolas, guirnaldas, lazos de colores, belenes y Santas que conmemoran su nacimiento, parece que tienen los días contados.

    “Pensamos que se trata de una buena recomendación para los propietarios de hoteles y lugares de ocio a fin de impedir inconvenientes a muchos huéspedes judíos”, declaró a Efe el rabino Oded Weiner, director general del Rabinato de Israel.

    El responsable explicó que se “ha sugerido” a los propietarios de hoteles y restaurantes del país que no coloquen en vestíbulos o comedores los ornamentos característicos de la Navidad, y que los limiten a lugares reservados para satisfacer a sus clientes cristianos.

    “Creemos que a algunos judíos ultra-ortodoxos les molestan los ornamentos porque de alguna manera son símbolos cristianos vinculados a la Navidad y sienten que tras siglos en que el pueblo judío no tuvo un hogar, ahora en Israel continúan en el exilio”, afirmó el rabino Wiener al explicar la decisión.

    En un amplio artículo a tres columnas, el popular diario “Yediot Aharonot”, publicaba esta semana que la recomendación del Rabinato ha creado cierta tensión entre Israel y El Vaticano, extremo que ha negado el Rabinato.

    El diario afirmaba que congresistas de EEUU han denunciado lo que consideran una falta de libertad religiosa en Israel.

    El jefe del departamento de “Kashrut” (reglas de alimentación e higiene judías), Yacob Sabag, restó importancia a la polémica.

    “Sencillamente sugerimos que no se pongan ornamentaciones navideñas porque la Navidad no es una festividad judía”, declaró Sabag, responsable de hacer cumplir en restaurantes y establecimientos públicos la ley mosaica.

    El Rabinato es la máxima autoridad religiosa judía y rige sobre los usos y costumbres civiles ostentando prácticamente un exclusivo monopolio sobre la legislación marital y de divorcio, enterramientos, asuntos relacionados con la alimentación y conservación de productos o incluso en materia agrícola.

    “Hemos barajado varias opciones porque no queremos perjudicar a los que quieran celebrar la festividad (de la Navidad), pero al mismo tiempo tampoco queremos que se hieran las sensibilidades de otros”, apuntó Sabag.

    Según “Yediot”, el Rabinato de Jerusalén está igualmente trabajando para verificar que los tradicionales abetos navideños no se exponen en lugares de esparcimiento, sobre los que pesa la amenaza de que se les retire el certificado de “kashrut”, es decir, que cumplen escrupulosamente las normas judías.

    A esto se ha sumado la campaña iniciada la semana pasada por el “Lobby para los Valores Judíos”, que ha distribuido circulares en las que condena la celebración de la Navidad y exhorta al público a boicotear los restaurantes y hoteles que se dejen llevar por esos “estúpidos” símbolos cristianos.

    Pese a que la vida y obra de Jesús de Nazaret se desarrolló en esta región del planeta, en el moderno Estado de Israel, fundado en 1948, la Navidad es una celebración que suele pasar desapercibida para la mayor parte de la población mayoritariamente judía.

    No obstante, en las últimas décadas ha habido un cambio de tendencia favorecido por el influjo de inmigrantes de las ex repúblicas soviéticas, a la que se ha venido a sumar la globalización y la visita de miles de turistas occidentales.

    Así, hoy en día no es raro encontrar en grandes almacenes y establecimientos comerciales objetos decorativos que recuerdan la Fiesta de la Natividad o del Nacimiento -como se conoce popularmente en Israel-, y que al igual que Halloween tenga cada vez más adeptos.

    Pero ante la recomendación del Rabinato, los seguidores de esta moda foránea en el Estado judío deberían preguntarse, como lo hace cínicamente el diario “Haaretz”, si el abeto o el Papá Noel son “kosher”.

  8. En mi opinión los judios no son diablos. Son seres humanos pecadores como yo y ustedes. Solo es que ellos están en el error. Eso sí es la obra del padre de la mentira. Creo que los rabinatos se sienten cómodos porque el diablo les permite mantener el orgullo y la arrogancia de ser el ‘pueblo elegido’. Rechazan a su propio Mesías para sentírse la raza superior encima de los demás. Hay que rezar mucho para ellos a que los ojos se los abran y se conviertan de su religión muerta hacía el Camino, la Verdad y la Vida. Mientras tanto no les paremos tanta bola cuando nos fastidian como leémos en el comentario de ‘estos son el demonio’ pero defendamos dignamente el honor de Nuestro Señor, el Hijo del Dios Vivo.

    ¡Ánimo y felices fiestas a todos desde los Países Bajos!

  9. Estimado Jori: comparto tu preocupacion desde Argentina. Aqui pasa lo mismo en mayor o menor grado.
    Ahora te pregunto: ¿ Que estas haciendo por cambiar esa realidad? Yo te cuento que participo de un movimiento , misionamos, y estoy pensado seriamente en participar en politica. Sabes porque Jori? porque estoy cansado de criticas y criticas.

    El que critica, hermano, siempre pero siempre lo hace desde su casa, y es porque no tiene nada que hacer sino solo criticar¡ Lo dificil es trabjar y esforzarse por cambiar la realidad, cosa que por lo visto los autodenominados tradicionales no hacen en absoluto. Solo criticar, de laburar y esforzarse como han hecho los grandes hombres (incluidos santos) para cambiar el mundo nada.

    Solo se quedan con la ” idea de Dios”, no con el Dios Vivo que no nos pide que nos arrodillemos a pedirle qur cambie EL las cosas, sino que nos pide que nosotros lo ayudemos, ya que el se mueve por causas segundas.

    Asi que hermano Joris, Holanda, Argentina y el mundo va a estar mejor el dia que los catolicos se levanten de la silla, dejen la comodidad y se muevan como los judios, homosexuales y todos esos….
    Si el Señor llega, como dicen algunos afirmandolo, bueno me va a encontrar haciendo algo, no es mucho, casi insignificante,pero algo al fin. Criticando seguro que no porque eso es facil y es la actitud de los mediocres fracasados y perdedores en la vida, actitud que luego se ve en el ambito macro¡

    FELIZ NAVIDAD

  10. Joris y Lucas,

    Como dijo San Bernardo: “A Dios rogando y con el mazo dando”…y cuando predicó la Cruzada: “Maldita la espada que no regrese ensangrentada”…

    Así que ya saben…

    De acuerdo en tus apreciaciones sobre los hebreos Joris, al final están solamente cegados por la soberbia, pero no dejan de ser de carne y hueso, salvo UNO que “vendrá en su pripio nombre” que los engañará a todos y los traicionará finalmente…

    Ave Maria, gratia plena, Dominus tecum

  11. Paz y Bien.
    Amados en Cristo nuestro Redentor equipo de Radio Cristiandad y verdaderos católicos.
    Este Sacerdote habla y no entiende el mismo lo que dice. porque razón cita el vaticano II si por eso se introdujo satanas en Roma.
    Que el Señor Omnipotente nos conceda; a los que somos iluminados con la nueva Natividad, según la carne, de su Unigénito; que resplandezca en nuestras obras lo que por la fe brilla en nuestra inteligencia y merezcamos llegar a su compañia mediante una santa vida.
    iFelicidades y ruego para todos Uds a la Virgen Santísima y a su Divino Hijo la perseverancia en el camino de la fe pura y verdadera.
    Un abrazo muy respetuoso en Cristo.
    Sinceramente en Jesús, María y José.
    Ermitaña María de Jesús Crucificado.

  12. Es conveniente señalar que entre la misma Iglesia los católicos están siendo engañados con movimientos y agrupaciones de laicos que evidentemente están en contra de la tradición católica pero que sin embargo los atraen con su novedad, llamense éstos carismáticos, neocatecumenales, encuentros conyugales, etc,.
    todos estos movimientos postconciliares no hacen más que repetir el culto pentecostal que tanto daño está haciendo a la institución de la Iglesia, al respecto la Virgen ya nos advertía de ésta situación en una de sus apariciones.
    Que Dios y la Virgen, estén con ustedes.

  13. los invito a leer los mensajes de nuestra señora de las rosas, donde nos habla de lo que esta sucediendo en estos tiempos, recen primero antes de leerlo y pidan Dios que les dé la luz.

    ¡Dios los bendiga!

    Este es el enlace: http://www.nuestra señora de las rosas.org

Los comentarios están cerrados.